miércoles, 8 de diciembre de 2010

YO ME ACUERDO…

SERGIO ANTONIO PEÑA NÚÑEZ: COMBATIENTE REVOLUCIONARIO
Por Evelio Martínez


Dedicado a la pléyade de profesores y normalistas, Freddy Núñez, Doña Liliam Matías, in memoriam, y al Profesor Andrés Ramos Bonilla (Pequeño), compañeros del Profesor Sergio Peña Núñez. Hago extensiva esta dedicatoria al joven Janio (Quadros) Pérez, un gran admirador de Sergio.

Él no nació en el Mao del que se siente ser su hijo. Nació en Piloto, Güayubín, hijo de Amado Peña y doña Carmen Núñez (Doña Cachita), a quien le profesé un amor filial que agigantó la hermandad con su hijo hasta hoy día. Hemos sido condiscípulos hasta en las tareas revolucionarias que ha marcado nuestras vidas y hoy estudiamos cómo vivir para servir a los demás aun sea contando nuestro pasado.

Nació un día 8 de Octubre de 1940 y sus primeros estudios los realizó en la escuela primaria de Mao pasando luego al Instituto Politécnico Loyola en San Cristóbal, donde una cantidad de jóvenes maeños estudiaban, tantos que yo me acuerdo que para las vacaciones una guagua gigantesca los llevaba a Mao desde esa ciudad, primera vez que vimos aquel “mega” autobús.

Le cupo el honor de ser discípulo de uno de los grandes maestros de Mao: Leónidas Ricardo (Don Leo), y se graduó de Bachiller en Ciencias Físicas y Naturales bajo su batuta. En ese período fue luchador estudiantil revolucionario.

Ejerció como profesor de enseñanza secundaria en los años 1961 – 65 impartiendo las materias Dibujo Lineal, Física e Historia junto a profesores de la talla de Evaristo Disla, Arturo Peña, Freddy Núñez, Liliam Matías y Andrés Ramos Bonilla.

En la efervescencia política y la estampida de los remanentes trujillistas, Sergio se afilia en el Partido Revolucionario Dominicano siendo su primer Presidente Provincial con apenas 20 años, comenzando una meteórica carrera política que lo llevó a desempeñar importantes cargos públicos.

Por la libérrima voluntad popular fue electo Alcalde Municipal (Síndico) de Mao en Diciembre de 1962, cargo que desempeñó por sólo siete meses, pues el golpe de estado de 1963 al profesor Bosch le impidió seguir desempeñando dichas funciones. Siendo el Síndico más joven que ha tenido el país con sólo 22 años de edad.

La lucha clandestina, la reorganización partidaria, el proceso electoral frustrado y la conspiración dieron al traste con el gobierno espúreo, corrupto e ilegal del Triunvirato, produciéndose la gloriosa Revolución de Abril del 65, en la que Sergio participa desde su inicio en el Comando de la calle José Gabriel García y luego, en el de Mao, en la calle Padre Billini, siendo su Comandante. Recibió entrenamiento político-militar durante este proceso en la Escuela de Comando que dirigió la Agrupación Política 14 de Junio y sus mejores cuadros y dirigentes. A su regreso a Mao, luego de la Revolución de Abril, y militando en su partido, el PRD, al lado de esa montaña de patriotismo y uno de los grandes líderes que ha parido esta Patria el Dr. José Francisco Peña Gómez.

Un 22 de octubre de 1965, en la carretera que conduce a Puerto Plata, en el paraje las Lajas, a poca distancia donde cayeron asesinadas las hermanas Mirabal, Sergio Peña fue víctima de un vil atentado con armas de diversos calibres, quemado con gasolina y arrojado por un precipicio, resultando con graves heridas y quemaduras que lo tuvieron al borde de la muerte. Fue necesario su internamiento en un hospital de la armada americana, en la isla de Puerto Rico. En ese atentado perdió la vida el luchador antitrujillista y patriota, Milet Haddad, a la sazón gobernador de la provincia Valverde. Resultaron gravemente heridos, además, los también revolucionarios Pango Muñoz, Evelio Martínez y Tito Cabrera.

A su regreso, Sergio es postulado en el año 1966 al cargo de Senador por la Provincia Valverde, elecciones amañadas que se celebraron bajo un estado represivo y de terror, teniendo Sergio que salir intempestivamente de Mao, la misma noche de las elecciones, para salvar su vida, produciéndose así un fraude colosal.

Partió al exilio recalando en la ciudad de Nueva York, y en su tesonera lucha pasando por diferentes trabajos, llega hasta el Gobierno Municipal de dicha ciudad al departamento de Housing Development Administration, donde fue parte de su staff.

Fue socio fundador junto a este escribano de los primeros negocios de grandes bodegas que comenzaron a operar en la ciudad que nunca duerme como fue El Tope Supermarket, en la calle 157 y Broadway, lugar obligado de todos los dominicanos y si eran maeños… con más veras, así como otros negocios en el Bronx.

Al final de la dictadura ilustrada (¿ilustrada de qué?) de Balaguer, Sergio retorna al país y siempre militando en su PRD, y al triunfo del mismo en el año 1978 es nombrado por el Presidente Antonio Guzmán Subaministrador de la Fábrica Dominicana de Cemento, llegando a ser el Administrador General. Acompañó al Dr. Peña Gómez en el año 1982 en la Sindicatura del Distrito Nacional en el Departamento de Compras desempeñándose con acrisolada conducta.

Vive en esta ciudad capital, con su esposa Arelis y dos hijos, Mabel y Abelito y son sus otros tres hijos Sergio Desiderio, Carmen Cenia e Irán.

Sigue siendo un revolucionario, que como yo repite, Patria o Muerte, no nos han vencido.

¡Loor a ti, Sergio Peña, mi hermano!

8 comentarios:

  1. El señor Sergio Peña, es un simbolo de moralidad y altruismo que debe ser ejemplo a seguir por las genraciones que le siguen.Por mi parte, tengo recuerdos imperecederos de el, que jamas saldran de mi memoria.

    Sergio, siendo sindico de mao, era un gran seguidor del equipo amateur del cual eramos parte importante. En una ocacion, me senti muy regocijado cuando el sindico de mao, me invito a desayunar en el comedor de doña Conzuelo, el cual todavia existe detras de donde estaba el colmado de pasito y al lado la casa donde se crio manito santana. Recuerdo que el objetivo de esa invitacion,era aconsejarme y deirme que teniamos que ganarle de cualquier manera,al equipo de Santiago RODRIGUEZ,con el cual jugariamos
    el fin de semana siguiente. Despues que nos desayunamos con un mondonguito tranquilo, me hizo un obsequio de $100 pesos para que fuera a recortarme
    el cabello para que no fuera a jugar con esa peludencia.Salimos de ahi, y me llevo en su auto, donde un barbero que habia cerca de su casa.

    Cuando llego el fin de semana,el eqipo se fue a jugar a Sgo. Rguez. y alla estaba Sergio esperando nustra llegada para brindarnos desayuno a todos los jugadores y hasta EL AMIGO LEY que era el anotador del equipo desayuno bien ese dia. El juego de la mañana de ese domingo se extendio hasta los 15 inins y yo me entere que Sergio iba a cubrir el costo del almuerzo del medio dia, sali corriendo al bar principal de la ciudad, donde iban a comer todos los jugadores, y como narro Ley en su articulo, me comi la bandeja entera de carne de cerdo. Hago esta pequeña historia para terminar diciendo que hacen 46 años, (casi nada) que en Sgo. Rguez. fue la unica vez en mi vida entera que yo he comido mucha carne en una sola sentada, y eso fue gracias a SERGIO PEÑA.

    por eso quiero mandarle un saludo, y decirle que usted debio seguir siendo sindico para siempre.

    Señor Sergio, casi medio siglo despues, le doy las gracias en nombre de todos los que componiamos el
    equipo de mao en ese año 1964.

    Rolando(cuchara)Espinal.

    A los lectores de esta pagina, que no se fijen en mis faltas gramaticales, porque no tengo tiempo de para estar buscando puntos, doble puntos, acento, comilla, parentesis,etc.etc.

    ResponderEliminar
  2. Por muy breve tiempo fuí alumno del respetado Profesor Sergio Peña y le recuerdo como uno de los ejemplos vivos de integridad, decencia, preparación y amor por el país. En resumen un maeño que nos honra y enorgullece. Mis respetos para él.

    César Brea

    ResponderEliminar
  3. Don Evelio,
    Gracias por este aporte y la dedicatoria. Sabe que para mi, Miguel Jose(EPD), Sergio, Milan y usted son parte de mi vida al ser los unicos hispanos parlantes que no eran familia mia en la gran babel de hierro. Mis saludos para Sergio si llega a leer esta. Una anecdota de Iran Peña: Cuando tenia como 4 años de edad se "comio un pote" de Vick's VaporRub y creo que no le ha vuelto a dar gripe jamas.
    Gracias por hacer conocer a otro heroe entre nosotros.
    Janio Perez

    ResponderEliminar
  4. Sergio Peña fue mi profesor de Historia Universal en mi segundo año de secundaria. Era aun muy joven, de fuerte contextura física y de un correcto comportamiento. A veces coincidíamos "libando el néctar de los dioses", pero en el aula, se "separaban las aguas": él era el Profesor y yo el alumno. Punto.

    En días pasados nos juntamos con Evelio Martínez y El Artillero, ocasión en que le tomé la foto* que acompaña este artículo y le testimonié mi respeto y admiración.

    Con permiso de mi hermano Evelio: ¡Loor a tí Sergio Antonio Peña Núñez!

    Fernan Ferreira.
    *Para los que llevan anotaciones, soy el tercer fotógrafo exclusivo de MEEC.

    ResponderEliminar
  5. Fernan, ¿cuáles son los otros dos fotógrafos antes de usted?
    Isaías

    ResponderEliminar
  6. Comandante Evelio:
    Deseo hacer algunas precisiones sobre el comentario de don Cuchara, de la siguiente guisa:
    1. Don Cuchara y Sergio no desayunaron en el comedor de doña Consuelo, sino donde Celeste, ubicado en una enramada detrás del colmado de Pasito.
    2. ¿Qué siginifica que hasta Ley desayunó bien ese día?¿Quiere esa expresión significar que el nombrado estaba faltoso de cuchara?
    3. El barbero que recortó a don Cuchara Espinal fue don Chiche, quien tenía la barbería cercana a don Sergio.
    4.Yo también conozco a Sergio y a sus hermanos, don Ramón Amado y René, a quienes aprecio mucho.
    Saludos cordiales de Niño Almonte.

    ResponderEliminar
  7. niñaso, lo que pasa es que cualquiera borra con el tiempo, porque estamos hablando de 46 años atras y el disco duro se va desgastando. Mi asunto estuvo,en que confundi el nombre de Celeste con el de Conzuelo la que tenia un negocio nocturno en los cambrones, cuyo nombre comercial,tenia que ver con el color rojo. Ojala que alguien me recuerde de que se trataba ese negocio, porque en realidad, no me viene a la mente.

    Rolando Espinal.

    ResponderEliminar
  8. EVELIO, te agradeceré presentarle mis saludos a SERGIO, a quién tengo muchos años que no veo. Exprésale además mis sentimientos de consideración y afecto y mis deseos de tratar de comunicarme con él, antes de que uno de los dos pasemos a la otra vida.
    Humberto Perdomo.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador