jueves, 2 de diciembre de 2010

DO-RE-MI

TAMBOREROS
Por Juan Colón

La tambora desde el inicio mismo del merengue es el motor de arranque y el eje central de nuestro ritmo. Aún su nacimiento no está claramente establecido ni tampoco su lugar de procedencia. Se cree venir de las tribus de Bara, Madagascar, país del continente africano. Aunque existen países como Somalia, Bangladesh, Irak, donde se toca un instrumento con características exactamente igual a la tambora nuestra, por lo que no se sabe con certeza en cuál de esos países fue realmente su aparición.

La Tambora que se toca en varios países sudamericanos, Colombia, Venezuela, etc., tiene cierta semejanza a la nuestra.

En lo que sí estamos claro es en que solo los dominicanos tocamos la tambora con ese patrón rítmico.

Desde el 1845-50 se conocen grupos de merengues típicos. Primero con guitarras y luego el acordeón la sustituye. Dentro de esos grupos han existido extraordinarios tamboreros que han pasado totalmente desapercibidos por nuestra sociedad. Nombraremos algunos de los más notables sin quitarle méritos a los no nombrados.

José Rodríguez “Flinche”, uno de los primeros tamboreros. También dicen que fue el primero en tocarla con un solo palito. Cuentan las leyendas que tocando una fiesta –con Ñico Lora para el presidente Ramón Cáceres- se le cayó el palito de la mano izquierda y se las ingenió para seguir tocando. A partir de ese momento se inicia el tocar la tambora con un solo palito en la mano derecha.

Antonio Lora (Hermano de Ñico), al morir Flinche lo sustituyó en el grupo de Ñico Lora, ambos hermanos.

Pancholo Esquea, tamborero por muchos años del Trío Reynoso.

Ramón Tavares “Manón”, El Viejo Ca, tamborero de Francisco Ulloa.

Domingo Peña Florián, “El Flaco”, tamborero de Tatico Henríquez.

Papito El Flechú, también del Trío Reynoso.

Chiche Bello, tamborero de Alcedo Espinal, “Alcedito”.

Juan Roble “Purito”, tamborero del Cieguito de Nagua, María Díaz, Millie Quezada.

Rodolfo de la Rosa, “Bocachula”, uno de los más grandes tamboreros de música típica de todos los tiempos. Trabajó muchos años con el grandioso acordeonista y compositor Rafaelito Román.

Chichito Villa, tamborero de Guandulito por mucho tiempo, y sobre la marcha aprendió a tocar el acordeón para convertirse en líder de su propio Trío, (Trío Seibano) y buscó a Berardo Capellán, para que le tocara tambora. Francisco Santana & Rufino, tamborero del Trío Seybano.

Media Libra, no pude conseguir su nombre, también con Francisco Ulloa.

Milcíades Hernández, tocó con el Trío Reynoso. Su estrecha y larga amistad con Pedro Reynoso le hizo pensar a la gente que eran hermanos y le llamaban Milcíades Reynoso.

Federico Colón (Tapacán), tamborero por muchísimos años de la orquesta Santa Cecilia dirigida por Luis Alberti.

Pedro Gonzales (Chinito), tamborero de Papa Molina y la Orquesta San José.

Jesús Benítez (Cachú), tamborero de Rafael Solano por más de 25 años.

Luis Quintero, tamborero de Antonio Morel y su Orquesta.

Juan Miró (Catarey Andújar), tamborero de diferentes agrupaciones, y estudios de grabaciones.

Tito Andújar, tamborero hermano de Catarey.

José Cordero (El Venao),
tamborero de Víctor Batista y la Orquesta Estelar.

Juancito Trucupey, tamborero de muchos grupos de su época.

Rafael “Prima Dulce” Peguero, tamborero de Papa Molina y la Orquesta San José.

Negro Maíza “Boca de Tiza”, diferentes grupos.

Rafael Bonilla “Chicho”, tamborero de nuestro querido pueblo de Mao, muy admirado por el director de MEEC. Excelente, lleno de vida y mucho coraje al tocar su instrumento, hacía juegos cuando estaba inspirado en pasarse el palito de una mano a la otra sin interrumpir el patrón rítmico.

José Lucía, hijo de Prima Dulce, luego de tocar con muchos grupos, finalmente abandona la tambora y se convierte en manager de Sergio Vargas.

Juan de la Cruz “Chocolate”, tamborero de innumerables agrupaciones: Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Juan Luis Guerra y responsable de más de un 75% de los merengues grabados desde la llamada época romántica del merengue.

Raymond Díaz (Chinito), tamborero de Millie y los Vecinos, del grupo de Jazz de Mario Rivera, de Lidia de la Rosa. Excelente Percusionista.

Los aquí mencionados son parte de los excelentes tamboreros que hemos tenido a través de las diferentes épocas del merengue.

Mis excusas a todos aquellos no mencionados. La dificultad de algún tipo de fuente informativa dificulta este tipo de trabajo.

2 comentarios:

  1. Juan,
    Siempre he sido admirador de los tamboreros, y hasta envidioso. Chiche, el padre de Patricio, por supuesto era excelente, pero uno de los tamboreros por el que tuve mucha admiración fue por Víctor, que a la sazón (jovencito) tocaba con el Negrito Truman y luego con Johnny Ventura. El Víctor de que te hablo fue luego eternizado por Félix del Rosario en el merengue Víctor y Memelo.
    Espero escribas de los güireros, que aunque el inmenso Juan Bosch dijera que no son músicos, son una parte viatl del merengue.
    Isaías

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo la primera vez que invite a Catarey a que tocara conmigo un concierto de Jazz. En realidad, ese tipo de musica en nuestro pais no era muy comun y mucho menos que un tamborero participara de ellos, por esa razon el me externo sus temores. Para no cansarles el cuento las improvisaciones de Catarey fueron tan impresionantes que le cambie el nombre al numero "Merengue-Jazz" y le puse "Merengue-Jazz Catarey". Le realize un Homenaje a Catarey a finales de los noventa y este fue el tema central de la noche, tengo esa grabacion, ya la publicare en algun momento....Dario Estrella

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador