lunes, 13 de diciembre de 2010

LOS 9 DÍAS DE TÍO FELLO

9 DÍAS YA HAN PASADO

Relacionado: MURIÓ TÍO FELLO

(Haga clic en la foto para aumentarla y a la flecha izquierda de su navegador para regresarla a su tamaño normal)
Tío Fello y su queridísima Mónica en uno de sus miles de momentos felices
Aquí estamos hoy reunidos; 9 días ya han pasado desde que Fello físicamente dejara de ser visible entre nosotros. Hermanos, Mami, sobrinos, familia, amigos todos, solo visiblemente porque él siempre ha estado y estará con nosotros.

Aquí estamos reunidos con Dios, ante Dios para honrar su memoria. Ante todo, en nombre de Fello , Mónica y todos sus hijos y nietos, GRACIAS de nuevo a cada uno de los presente y a los ausentes que como Genny, Jorge y yo nos unimos en oración y espíritu hoy, cada día que siguió desde su partida y cada día que seguirá en lo adelante. A los vecinos, que son también familia, GRACIAS por su apoyo incondicional, a todo quien honró a Papi con una flor, una taza de café o simplemente una sincera condolencia a nosotros.

Gracias enormes a Isaías Ferreira por sus elocuentes palabras para nuestro querido Fello al rendirle tributo en “Mao en el Corazón” (MEEC). Gracias Isaías, eres un verdadero Príncipe, como te puso mi querido hermano Joselito en sus días en la Tertulia. Gracias también a todos quienes visitaron el blog Mao en el Corazón y dejaron sus condolencias y tributo emotivo a Fello. A todos, gracias por sus anécdotas que nos llegaron profundas al corazón.

Fello, como sabrás no han pasado muchos acontecimientos desde tu partida. Lo único que los Yankees de New York finalmente llegaron a un acuerdo con Jeter y él seguirá en el equipo hasta el final de su carrera. ¡A lo mejor y nos agarramos otro anillo el próximo año y ganamos nuevamente la Serie Mundial! Extrañaré mi complicidad contigo en esos juegos finales, y tú seguro extrañarás las peleas con Luimi ya que él siempre lleva la contraria a nuestros queridos YANKEES.

Te cuento también que a tu partida se movió el viejo y el nuevo continente para expresar su pesar. ¡Qué orgullo viejo! ¡Cómo se te ha querido! Desde el rincón escondido del Rubio que te vio nacer hasta lugares como Madrid, Francia, Carolina del Norte, Pennsylvania, New Jersey, Massachusetts, mi adorado New York, Miami, por mencionar algunos se oyeron ecos de pesar por tu partida.

Ahora debo contarles a los presentes de tu travesía y cómo han ido las cosas para ti por allá donde estás:

A Fior y Rafelito quieres darles las gracias por el gallinero que te hicieron en su patio, que no estén tristes. Que ese gallinero te llenó de vida en la tierra y que allá en el cielo tienes el mejor de los gallineros. ¡Hasta te re-encontraste con mi pollito Coti! Tío Eduardo y Tío Fillico están felices junto a ti y se ayudan entre sí en el gallinero.
¡Ah, ya volviste a relajar con Tío Eduardo! y se oyen repetir sus cuentos de antaño “Puerca empapacotá, quien te empapacotó, el que te empapacotó que buen empapacotador sería”.

¡Oh, y lo que suponía! Celebraron con un buen Mangú tu llegada, Tía Taraza como siempre aportó la leche de “compaña”, Tía Nena recogió los huevos del gallinero, Tía Celeste y Margot se encargaron de preparar el mangú; mamá Luisa aportó la manteca para darle sabor y de seguro se puso loca de alegría al verte. Tías Juana y Lola te acariciaron con dulzura y después ¡qué comelona se tiraron!, hasta el Viejo Titila aportó su buen queso de piloto para representar los vecinos que con gran alegría te recibieron. Desde Faelo, Bienvenido, el viejo Francisco, Zeneida hasta Salomón Zaglul que de seguro te dará unas buenas clases de finanzas. Se oían a lo lejos el ring ring de los timbrados de Blanco Peña y sus bicicletas.

Me has dicho que le diga a Fernan que hay mangos Mameyitos en Bruto y buenos. Y que allá arriba la cañada de Tía Lola no da miedo, que te hicieron siempre muy feliz sus afectos para contigo y la Rusa Mónica.

A Carmen, que sea feliz, que los momentos son cortos; ya a ti te los hizo bien largos con su amor, devoción y cuidados de hija. Que no se preocupe por ti, que eres muy feliz donde ahora estás, que no sabes de problemas, de angustias y que ni el saco de plátanos a tus costados pesa. A todos nosotros: a Mami, tus hijos y nietos que nos quieres siempre dónde estés; que estemos siempre pendientes del paso que damos al frente. Hay que fijarse en el camino y con quien lo caminamos. Que tú siempre estarás al pendiente pero últimamente somos cada uno de nosotros los Arquitectos de Nuestro Propio Destino, como nos recordara el más grande de los maestros, tu entrañable Manuel Torres Ferreira (Manuelito), que segura estoy está hoy recordándote.

A tu picola Rochy, a Chachy, Carolina, Lily, Leanni, que donde estés les echas la bendición siempre y que todas te hicimos muy feliz con nuestras travesuras de niñas, siempre comandadas por Rochy. Que has recordado como todas las Navidades me llevabas a dar la vuelta a la Manzana para que el Niño Jesús pudiera entrar y dejarme los juegos. Como todos los años al amanecer, no había tal juego. Tu siempre decías, mi hijita seguro que los camellos tenían sed y solo les dio tiempo a pararse donde Taraza y Norman; ahí seguro sí te dejaron algo. Sabías que podías contar con tía Taraza y Lucía para que te cubrieran tus carencias. ¡Te duró el encanto hasta que Rochy se hizo dormida y en una de sus tantas descubrió que Norman y Lucía eran el niño Jesús! ¡Desde luego que corrió a decírmelo! Yo de tonta lloré mucho y tú solo decías, “¡Qué picola esa!”

Y al hablar de esto, ahora que se acerca la Navidad, tu mensaje para todos es que te recuerden con alegría, no llanto, no tristezas. Te fuiste con el deber cumplido, nos toca a nosotros continuar la tarea, de honestidad, de entereza, de amor infinito a la familia y los amigos. Al final es el único tesoro conque llegamos a la última morada. Nada más cabe.

Como escribió alguien de Fello en MEEC, su pobreza, fue su gran RIQUEZA.

Que al disfrutar todos lo mucho o poco que tenemos, lo hagamos con la certeza de que al final del camino el cariño verdadero es lo que cuenta.

¡Solo los privilegiados pueden recoger mangos Mameyitos, y comer un buen gajo de caña al llegar al cielo!

¡Gracias a todos! A esta “paiba” de gente que han estado al lado de mi Familia, presente y a distancia. ¡RECUERDEN QUE SIEMPRE LES QUERRÉ EN BRUTO! (Fello)

Un fuertísimo abrazo.

De Gisela, en nombre de Mónica, Fior, Luis Miguel, Carmen, Rafael, Joselito y Genny, y todos los nietos y nietas.

New York, 12/13/2010

2 comentarios:

  1. PAPI QUERIDO TE EXTRANARE INFIINITAMENTE ,GRACIAS POR SER EL MEJOR DE LOS PADRES SIEMPRE NOS DISTE AMOR Y NOS ENSENASTE A SER HOMBRES Y MUJERES DE BIEN NO TE DESFRAUDAREMOS TE QUIERO EN BRUTO! RIP.

    PS. SE QUE DONDE QUIERA QUE ESTES SIEMPRE NOS GUIARA COMO NUESTRO ANGEL GUARDIAN TE QUIERO.

    GENNY AZCONA.

    ResponderEliminar
  2. que familia mas encantadora!!!!bendiciones para todo aquel que puso su granito de arena en este bello pasaje.... no conoci el señor fello ni a su familia, pero me dio placer leer y recordar esos dificiles tiempos que yo tambien vivi al lado de mi difunta madre, que desde el cielo ella me esta dando las gracias porque como fue esta flia, yo tambien fui hija buena.. mis mas sinceras condolencias... sandra martinez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador