lunes, 7 de febrero de 2011

ÁNGEL FERNÁNDEZ: UN GRAN MÚSICO Y UN GRAN SER HUMANO

DO-RE-MI
Por Juan Colón

Nació en la ciudad de Santiago de los Caballeros, a una edad temprana vino junto a su madre y otros 5 hermanos a la ciudad de New York, donde se asentaron, en Brooklyn.

Desde sus primeros años mostró fuertes inclinaciones hacia la música. Entró a la famosa universidad de música, Manhattan School of Music donde hizo su bachillerato y maestría.

A principios de los ochenta trabajó con la Orquesta merenguera “Milly, Jocelyn y Los Vecinos” por un corto período de tiempo.

En 1981 ingresa a formar parte de la orquesta de Ray Barreto hasta el 1988. Con Barreto empezó a desarrollar su gran trayectoria como arreglista y más tarde productor musical de grandes éxitos.

Ha colaborado de manera magistral con la Spanish Harlem Orchestra, donde ha sido también nominado a los Grammys por sus trabajos.

Ángel ha escrito música para el cine: “My Blue Heaven”, “Blue in the Face”, “Boricua’s Bond”; también ha trabajado como músico en la televisión americana en programas como “Saturday Night Live”, “The Tonight Show”, “American Idol”, “The Today Show”, “The David Letterman Show”, “Mad TV”; también “The Ellen Degenerrs Show”, entre otros y en la Televisión hispana, “Premio Lo Nuestro”, “Latin Grammys”.

Es arreglista de géneros como: Música Latina, Pop, Rock, Jazz, Salsa, Latin Jazz. También ha trabajado con grupos americanos y cantantes, la agrupación “Talking’ Heads” con su cantante David Byrne y luego al este separarse del grupo colaborando con sus álbumes “Rei Momo” y “Uh-oh”.

En el 1993, pasa a formar parte de la orquesta de Marc Anthony y en el 1995 asume la posición de director musical hasta la fecha.

Ha producido para este gran artista varios temas, “Así como hoy” y para la producción “Todo a su tiempo”, que fue nominado para un Grammy.
En el 2006 lanza su primer trabajo propio titulado “Tránsito”.

Desde el 2007, además de ser guitarrista y trompetista del grupo de Jennifer López, es su director musical, para quien ha arregaldo varios de sus temas.

Estos son algunos de sus logros artísticos, también como productor musical.

Pero todos estos grandes logros quedan pequeños cuando lo llevamos al plano de lo humano; medir este gigante musical es conocer a un ser humano hermoso. Un ser lleno de enormes valores, principios, de gran humildad, nunca ha dejado salir de sus labios un gesto de engrandecer su ego.

Tratar en lo personal a Ángel Fernández es poder ver con alegría y optimismo que todavía existen seres muy valiosos en el medio artístico.

Aunque no ha estado ligado al mundo del merengue, vive preocupado por el giro que ha ido tomando nuestro género. Está consciente de que el apoyo es crucial para evitar esa gran catástrofe que se avecina.

Es un gran problema porque no es en las manos de los actuales artistas que está la solución, es algo mucho más complejo que no viene al caso discutir ahora.

Sigue trabajando como director de Marc Anthony y también tiene su propio estudio de grabación donde les produce a numerosos artistas del medio.

Todavía no ha producido en grande para su país, el vivir aquí en parte dificulta un poco su desarrollo, además de la falta de contactos para esas finalidades, esperamos que pronto sea visto entrar por la puerta grande de nuestro medio artístico.

Angel Fernández una gloria de nuestra música, dotado de una inmensa capacidad musical y humana. Un gran orgullo y privilegio para todo aquel que goce de su amistad, un ser lleno de integridad, honestidad y sencillez.

Ángel es mi gran privilegio y honor ser tu amigo; abrazos hermano mío.

5 comentarios:

  1. Dice un refrán..."La boca habla lo que siente el corazón". Se han fijado ustedes lo bien que habla Juan Colón de todos sus amigos y relacionados?. Son palabras que salen de un corazón bondadoso. Por eso los articulos de Juan son para leerlos y contagiarse con su amplio sentido de la amistad.

    César Brea

    ResponderEliminar
  2. César,
    Es muy loable, la labor de Juan. Hablamos hasta tres veces, por semana, siempre de música y todo lo que hace es decir cosas buenas de los demás músicos. Nunca critica, ni compara: siempre encuentra algo que decir de sus compañeros músicos. Un gran corazón el de nuestro Juan Quiví, ¿te acuerdas?
    Isaías

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo a los dos.....César, mi padre siempre me enseñó que de nada tenia valor ser buen profesional si no se crecia como ser humano, gracias por tus hermosas apreciaciones, por igual a Isaias, se acordó de ese apodo, lo que no saben es quien fue que me lo puso...ujajaj...

    Abrazos
    Sinceramente
    Juan Colón

    ResponderEliminar
  4. lo conoci cuando apenas era un nino y
    ahora que es un hombre,lo admiro
    eres como musico muy talentoso
    como ser humano,palabras no serian suficiente
    para clasificarte.Buen hijo,excelente esposo y
    como persona,tu personalidad habla por si sola.

    Santiago Rossi

    ResponderEliminar
  5. Juan Colón, cuando salía de Santiago hacia Nueva York a los nueve años, aunque todavía no había comenzado a estudiar la música, ya era muy fanático de ella y conocía algunas cosas de los artistas de nuestro país. Sabía que usted era – como lo sigue siendo– un músico sobresaliente que formaba parte de la orquesta Dominicana de más prestigio de esa época, la de Rafael Solano. Desde ese entonces lo he considerado como uno de los pioneros de nuestra música, uno de los que nos ha representado con gran calidad musical, además de gran profesionalismo y comportamiento, donde quiera que ha pisado.
    Recuerdo que cuando empecé a participar en el ambiente musical de Nueva York, habían muy pocos músicos Dominicanos los cuales podía usar como ejemplo para mi. Esa época era muy diferente a la de ahora, donde los Dominicanos tenemos una presencia casi dominante en Nueva York. En ese entonces éramos una gran minoría dentro de otra minoría – los Hispanos. Y en muchos casos, los Dominicanos fuimos víctimas de la discrimación. Yo, siendo un músico joven que tenía como meta el poder representarnos de una manera digna y, de esa manera, desmentir lo que pensaban de nosotros, necesitaba modelos. Usted fue uno de esos ejemplos para mi en todo sentido. Puedo seguir escribiendo de sus logros –como líder de su propio proyecto, como arreglista, como flautista de la Sinfónica de Sto. Dgo., como saxofonista de un sin número de grabaciones de alta calidad, o como miembro del grupo de Juan Luis Guerra, etc. Pero esto tendría que ser un artículo entero. Simplemente termino por ahora con palabras de agradecimiento: mi querido hermano Juan, mi gracias.

    Angel Fernández

    Hoy viajando para una presentación en Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador