lunes, 4 de octubre de 2010

YO ME ACUERDO...

CORTITOS
Por Evelio Martínez

Ley Simé

Creo oportuno sugerir que el mejor amigo, Ley Simé, se deje de estar de pijotero, como decimos puá allá y se instale en Mao en el Corazón con una columna que podía llevar como título Ley Simé me Dijo, Ley Simecuenta, Ley Simemoria, o como él crea naturalmente, salvo el mejor parecer de nuestro “Petán”, el señor director, tesorero, administrador y demás yerbas, el inmenso Isaías Medina Ferreira.

Ley es un costumbrista que tiene en el buche de su memoria muchas vivencias, anécdotas, pasajes y recuerdos de nuestro querido Mao.

Anímese amigo Ley y aplíquele la Ley a Isaías y “Simecomplace”, los maeños vamos a disfrutar mucho de su “Simemoria”, por Ley Simé.

Ley: leí lo de Papito Rincón, genial. Sigue pa’lante, amigo. A Papito que lo recordamos con cariño y gracias por las memorias.

Humberto Perdomo

Al buen amigo y mejor compañero Humberto Perdomo, qué alegría saber que eres parte de la Legión de Lectores de MEEC; te recuerdo como el gran idealista y organizador de la JRD y joven fogoso. Salud, Humberto. Abrazos.

Janio Pérez

A Janio Pérez Estévez: te prometo que voy a escribir o, mejor dicho, estoy escribiendo la historia del TOPE, en Broadway y 157 en New York, embajada Maeña.

El nombre de Janio se lo puso su papa René (que me corrija si no es así) por un presidente que tuvo Brasil que se llamó Janio Quadros.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias, mi siempre estimado Evelio.Desde que Isaías y yo jugábamos polota, le cogí confianza, era "flaco y canillú" y en el center field se movia por todos lados. Cuando le daban un fly y habían dos outs, le daba la espalda y salía del terreno sin ver para atrás. Todavía la preservo y dejo en sus manos su acogencia. Me gusta (LeySimélocuenta) Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Evelio, estoy d acuerdo con usted en lo referente a que el senor Ley Sime se anime a escribir su columna, ya que lo hace muy bien y le imprime mucha gracia y picardia. att ALEJANDRO J SANTANA

    ResponderEliminar
  3. Cualquiera se equivoca con Ley Simé;él no es inteligente no,él lo que es avanzado de edad.
    Lo grande de este muchacho es que la inteligencia era tan pesada que no le permitió crecer.
    Fue uno de los pocos muchachos que no le hizo caso a las limitaciones financieras al darse cuenta que los libros contenían la solución.
    Cuanta grandeza en ese enano, Dios lo bendiga.

    Bienvenido Ley.

    Manito

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador