jueves, 14 de octubre de 2010

EL RUISEÑOR Y EL POETA

Por Narcisa Ferreira
Del Poemario Extraña Hora: Madrugada (Inédito)
Un poeta enamorado de la doncella que amaba
se valió de un ruiseñor para que él le cantara
componía dulces coplas que el pajarillo entonaba
desde el rosal florecido que a su ventana asomaba

Escribía ilusionado cada día una poesía
esperando con su prosa el poderla conquistar
mientras el ave trinaba desde el alba cada día
la moza se deleitaba con aquel suave cantar

Ignoraba la inocente que un poeta enamorado
realizaba las cuartetas que el ruiseñor afinaba
y se enamoro del canto que la avecilla gorjeaba
mientras el bardo escribía con pasión día tras día

Pasó el tiempo y al rosal otra avecilla arribó
y al pajarillo cantor de aquel vergel se llevó
quien volando tras su amor no dudó en abandonar
el perfume de las rosas cercanas al ventanal

Al no escuchar la mocita al cantor de excelsas notas
asomose a la ventana para observar el rosal
y miró que estaban mustias las rosas que perfumaban
y un cuaderno abandonado muy cerca del ventanal

Comprendió con gran asombro mientras leía los versos
los mismos que le trinara el pajarillo cantor
que un poeta enamorado había logrado el milagro
de ponerle dulces versos al canto de un ruiseñor

Lloró con gran amargura porque había desdeñado
el amor de aquel artista que a su ventana asomó
como orfebre de palabras que en bella prosa forjara
las más hermosas poesías que el pajarillo trinó.

Nightingale (Ruiseñor)- Yanni - Pedro Eustache en la flauta.


1 comentario:

  1. Dña. Narcisa de Pimentel,
    Nos sentimos profundamente orgullosos que comparta su arte con su pueblo de Mao y que lo haga a través de MEEC. Gracias.
    Isaías

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador