jueves, 24 de marzo de 2011

PREMIOS CASANDRA 2011

DO-RE-MI
Por Juan Colón

Las razones de estos premios son realzar la labor de los artistas y que sientan el estímulo para seguir brindando buen arte.

Con mucha pena hemos visto, poquito a poquito, como nuestro merengue es desplazado. Hemos tratado desde nuestra posición de dar la alerta desde hace mucho tiempo. Lamentablemente, nuestras voces no son escuchadas porque no significamos nada para los medios. Estos nos ahogan y no importa nuestra intención al hacerlo, no somos fichas importantes para el gran crucigrama con que se trabajan estos eventos.

Cada vez más veremos cómo nuestro ritmo seguirá siendo excluido de los Casandra. Esto no es debido a la simple decisión de una institución llamada Acroarte. El asunto es mucho más complicado de lo que a simple vista parece ser. Acroarte también es víctima de los medios y estos de los grandes empresarios que se han adueñado de todos los canales posibles para difundir lo que ellos consideran debe ser el sustituto del real merengue como ritmo nuestro, así también como música que nos identifique como pueblo.

Venimos arrastrando sentimientos de indiferencia que se fortalecen cada día en contra de cualquier cosa que se llame Identidad Musical. Hoy día la estamos perdiendo de manera muy rápida y contundente. Las salidas para salvar nuestro ritmo están casi cerradas.

Son muchos los culpables, es un gran engranaje donde solo vale el poder de elección, y usamos para eso una muy famosa frase “Eso es lo que quiere la gente”. Obviando con esto que la gente acepta lo que se les impone, y cuando esto sucede no hay elección.

Vivimos en un país donde un poderoso, llámese político, artista, manager, pelotero, se le antoja cambiar algo vital nuestro, solo tiene que contar con “el dios dinero y nuestra ya muy conocida impunidad”; así logramos todo. Pronto podremos ver alguien ocioso que se ocurra cambiar el Himno Nacional por otro más “acorde con los tiempos modernos”, porque no nos importa que derrotero sigamos.

Con mucha pena vi el desarrollo de los premios, a nivel profesional muy bien logrado. Luego vi con mucha tristeza, dolor, y pena inmensa, como nuestro merengue agoniza.

Si no miras tu música como identidad cultural nuestra, pronto dejaremos de ser dominicanos. Al menos a mi me duele, no sé a ti.

2 comentarios:

  1. Apreciado Juan:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Ayer, por coincidencia, pues no doy seguimiento a las vainas de la farándula, leí parte del artículo de Joseph Cáceres, con el cual comentaba el espectáculo de los Premios Casandra. En el mismo justificó que se le diera principalía a la música de calle "porque mucha gente la escucha y uno no puede estar de espaldas a lo que le gusta a la gente". ¿A dónde iremos a parar con nuestro merengue y nuestra identidad musical?

    Un abrazo,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar
  2. Mi hermano Juan Colon, razones tienes de sobra para hablar del futuro de nuestro merengue y la perdida de nuestra identidad musical, pero te voy a hacer una exhortacion y es que continues perseverando que con tus comentarios y analisis, nosotros nos animamos ha apoyarte en tus comentarios. Recibes bendiciones abundantes del todopoderoso.Luis Santiago, santialuis@gmail.com

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador