viernes, 27 de agosto de 2010

VIVIRÁN EN NOSOTROS

Es tan grande su amor hacia nosotros que nos regaló la oportunidad de tener experiencias con esa persona, para que mientras continuemos en este plano existencial y aún más allá siempre mantengamos viva su presencia en nosotros.

EN BUSCA DE ARMONÍA
Por César Núñez Jáquez

En algún momento de nuestras vidas, si es que no nos ha tocado, tendremos que enfrentar la partida física de algún ser querido. La muerte es tan natural como el nacimiento.

Cuando dicho momento nos toca, nos pega bien fuerte; es difícil vivirlo ya que tenemos que despedir el cuerpo de esa persona que de seguro nos ha llenado de momentos gratos, vivencias inolvidables. Ese ser humano que al igual que todos tiene sus virtudes y defectos, pero cuyas virtudes de seguro superan las demás cualidades, ya no estará con nosotros. Se ha ido y como es un misterio su destino final, buscando respuestas tendemos a desesperarnos.

Como en todo momento de la vida, aquí debemos acentuar nuestra fe en el poder supremo, el único que tiene toda la fuerza, quien nos lo da todo. Por consiguiente nos proporciona la fortaleza requerida al momento de tener que decirle hasta pronto a nuestro ser amado. Es tan grande su amor hacia nosotros que nos regaló la oportunidad de tener experiencias con esa persona, para que mientras continuemos en este plano existencial y aún más allá siempre mantengamos viva su presencia en nosotros.

Es en esos momentos tan dolorosos cuando más fuertes debemos hacernos en nuestra fe, y lograr niveles de confianza más elevados en el Padre que nunca nos abandona.

1 comentario:

  1. Cesar: Tus expresiones llena de realidades y de Fé,sirven de apoyo para soportar viajes sin regreso de seres queridos como "El Flaco"así lo llamaba a Carlos Ramon,mi viejo amigo-hermano.
    Enfrentarse a partida fisica es duro,lo vivo con mi hijo ido a destiempo;pero me agarro de la Fé,converso con él y a veces me rio de sus risas,sus virtudes como tu dices,y luego de todas esas risas viene el llanto y la pregunta ¿ Por qué ahora ?, luego me doy cuenta que Dios sabe lo que hace y sé donde está,y le digo "Sigue sonriendo mi hijo, mientras nosotros lloramos acá".
    De nuevo,exhorto a toda la familia Rodriguez,Jaquez-Olivero mantener la Fé que nos llena de fortaleza, como dice Cesar para resistir la ida de seres queridos como el Flaco.
    Dios lo bendiga.

    Manito

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador