lunes, 16 de agosto de 2010

MONCIÓN, SANTIAGO RODRÍGUEZ

Monción: montaña, arroyos y casabe

Por Dayanara Reyes Pujols

Antiguamente su nombre era Guaraguanó, voz indígena. Por el decreto 3799 del año 1898 fue cambiado a Monción para honrar la memoria del general Benito Monción, héroe de la Restauración.

Jurisdicción de Santiago Rodríguez, el municipio está ubicado en la estribación de la cordillera Central, donde se encuentran las principales cuencas acuíferas del país.

El censo del año 2002 estableció que la localidad cuenta con unos 13,000 habitantes y el casabe es el producto rey del municipio. Una altura de 365 metros sobre el nivel del mar y con varios atractivos naturales; sin embargo, su mayor punto turístico es la Presa de Monción.

Se trata de la presa más alta de las Antillas; tiene la capacidad de almacenar 370 millones de metros cúbicos de agua. No solo suministra el riego a una zona de alta producción agrícola, sino que abastece de agua a familias de la Línea Noroeste y a Monción.

La presa de aquí y sus generadores producen 50 megavatios con una media anual de 140 millones de kilovatios; la construcción de esta majestuosa obra coloca a este municipio en potencia, para convertirse en un gran polo eco-turístico. En el 2004 la Presa de Monción ganó el premio internacional de la Fundación San Benito de Alcántara, en su octava edición 2000-2002.


Allí reside una población orgullosa de su vegetación, de su tradición y cultura. Existen múltiples lugares que puedes visitar.

PAZ Y BELLEZA EN LAS CABAÑAS DE LOS PADRES

El Centro de Espiritualidad Salesiano Padre César Dalsanto, mejor conocido como Cabañas de los Padres, tiene alrededor de 16 espacios, donde reciben a miles de estudiantes y público general cada año de diferentes centros educativos y religiosos. Allí quedan los perdones, las lágrimas, el disfrute de la buena amistad y el encuentro con Dios a través de los diferentes campamentos, retiros y convivencias que se organizan.

También están “Las Carmelitas”, monjas que se encuentran “encerradas” por decisión propia en un centro religioso bajo dicho nombre, hacen una votación, se “casan” con el Señor.

Solo situaciones especiales permiten su contacto con el exterior. Saludarlas a través de una reja impacta; sin embargo, al contagiarse de su alegría y compartir los trabajos que realizan, como elaboración de quesos, tejidos que luego adornan nuestros hogares y la manutención de un vivero repleto de flores, especialmente orquídeas, consideradas las más económicas y hermosas de la zona, confortan a quienes no compartimos este estilo de vida. Además se encuentra el Seminario de Hombres, donde preparan para sacerdotes.

Emprendimiento y empuje en Monción

El Cerro Bar de Monción es el escenario donde los artistas interpretan sus mejores canciones. Los más sobresalientes, no importa si es bachata, merengue tradicional o típico, han pasado por allí desde el año 1962, año en que aproximadamente surgió el lugar.

Según Alberto Rodríguez, administrador, “cada primer día del año es una tradición esperar un nuevo ciclo con las interpretaciones del Torito, con la multitud”. Este lugar tiene una capacidad para aproximadamente dos mil personas. Pero no solo es bailar y los traguitos nacionales e internacionales del bar, sino que cada domingo hay un buffet variado para compartir en familia.

El Bar Cacique y D’ Amigos Café son otros dos restaurantes caracterizados por deleitar paladares con los mejores chivos, carne preferida y particular de la zona.

Fabricación

Hipólito Reyes moldea la madera hasta convertirla en una mecedora o en un juego de comedor en la comunidad Meseta de Monción. Fernando Jacquez fue el pionero en esta creación, la cual durante años y hasta la actualidad se ha convertido en el principal sustento de hombres y mujeres de Meseta.

Francia Tejada, quien teje el diseño de las mecedoras, con una nobleza y humildad características de los residentes de la zona, nos explicó que los sábados lo dedican al hogar, no se trabaja.

Ellas tejen en sus casas y los hombres fabrican desde el taller. Al final el trabajo es en equipo, pues los jóvenes se encargan de pintar luego del trabajo de las parejas. Los costos varían dependiendo de la madera seleccionada.

Procedimiento

“De la palma sale la paja, la cual se salcocha hasta que blanquee. Se comienza a tejer con las manos, sin ningún instrumento hasta lograr el producto final”, relata Francia. Por semana tejen aproximadamente un juego de mecedoras y ganan semanalmente RD$1,500 promedio.

El río Mao llega hasta Meseta con sus aguas “friísimas”, con el sonido de la corriente que transporta a cualquiera a otro mundo, pues el área es solitaria, a pesar de que desde diferentes áreas del Norte viajan para refrescarse y combatir el calor de este verano. Desde Mao, también muchas personas tienen sus casas de descanso para los fines de semana despejarse y escapar de la vida citadina.

Casabe Guaraguanó

Surgió en el año 1976 bajo la ideología de Nicolás Almonte, pionero en la industrialización y comercialización del casabe. “Iniciamos con el casabe tradicional y hasta la fecha contamos con 35 variedades de casabe creadas por nosotros, siendo las más conocidas el de maní y al ajillo, sin contar con la diversidad en tamaños”, afirmó Andrés Nicolás, gerente general e hijo del creador.

Un total de 35 mil tortas de casabe semanalmente produce de diferentes tamaños esta industria bajo el slogan “el dominicano más saludable”. Son fabricados en varias formas.

PARA CAMPAMENTOS Y RETIROS

FUNCREEMOS. Es una institución sin fines de lucro, actualmente solo cuenta con los terrenos en Mamoncito, Monción. Construirá un centro para la realización de campamentos, retiros, seminarios y talleres para motivar y fortalecer valores cristianos a través del servicio. Es una inquietud de Monseñor Richard Bencosme y un grupo de jóvenes de la Pastoral Juvenil Universitaria Nuestra Señora de la Anunciación.

Un sitio para detenerse es la Parada Valdez, creadores de las tortas de maíz, tanto dulces como amargas. Ofelia Fernández afirma que este producto fue creado hace 13 años. Iniciaron con la venta de las tortas, hasta convertirse en un lugar donde se ofrece comida y una gran variedad de dulces. La torta es sabrosísima no se vayan sin probarla.

3 comentarios:

  1. Dayanara:

    Gracias por darme a conocer a Monción.

    Yo nací en Sabaneta, Santiago Rodríguez, pero al morir mi padre,nosotros o sea mi madre, mi hermano y mi hermana nos fuimos a vivir a Esperanza, provincia Valverde. Por eso no conozco bien a ĺa provincia donde vi por primera vez la luz de esta isla.

    Voy a aprovechar y visitar mi provincia y a Monción, que como tú la describes, se parece mas a un lugar cerca del cielo.

    Gracias por permitirme ver a Monción desde tan lejos, desde Higüey, donde vivo.

    Mis saludos cordiales.

    Jorge Manuel Mustonen.
    Correo electrónico: jorgemustonenmorel@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Usted por leerme....
    Abrazos!!!
    Dayanara Reyes Pujols

    ResponderEliminar
  3. Muy buena descripcion de lo que es y tiene
    Moncion.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador