viernes, 27 de mayo de 2011

UN MOMENTO DE RECUERDOS Y VIVENCIAS

ASÍ LO DECIMOS Y ASÍ NOS ENTENDEMOS - 1
Por Papito Mármol


Enlace a la Segunda parte

En nuestro país usamos una serie de palabras y frases para referirnos a situaciones y cosas que son muy llamativas, pero lo mejor de todo es que nos comunicamos y nos entendemos y muy bien.

Las palabas a usar serán tal y como las decimos o pronunciamos.

Estas son las que pude recordar; añada usted las suyas.

Al peso le llamamos tolete, maraca o jáquima.

Al centavo le decimos chele.

20 centavos es un clavao.

Al dinero en general le llamamos cuartos.

A lo poco, de lo que sea, le decimos chin, meñinga, chilata, borona, milaña, crica.

Lo muy poco o parte muy pequeña es chinchín, cosininga o criquita.

Lo mucho o gran cantidad es una balsa, por pipá, una paiva, un puñao, una caterva, una pila, una trulla, un paquetón, un tro, un montón, a borbotones, que cachachea, en bruto.

Al dinero en monedas lo llamamos menudo. También se llama menudencia o menudo a un grupo de chiquilines.

A la poca cantidad de dinero le decimos chiripita, caballá, bagatela, o boronita.

Ni ganar, ni perder es quedar tabla, empatao, parejos.

Tener cierta cantidad de dinero decimos que es estar buchú, acobachao, agachao, fracatán, por pipá.

Al que tiene mucho dinero le dicen tutumpote, jorocón.

No tener dinero, estar sin trabajo, en la miseria es estar pelao, en mala, hecho tira, en cuenca, en la olla, arrancao, arratrao, decuartao, en crujía, chabao, jodío, planchao, en prángana, debaratao, en inopia.

Recibir sin hacer nada o hacer poco le llamamos cogioca o botella.

Pagar o aportar es cantiarse.

Trabajo fácil o de poco tiempo le decimos garoíta.

Pagar poco por algo es pagar una caballá, un chin, una bagatela.

Negocio pequeño o de poca actividad es un chinchorro, un ventorrillo.

Poder y no cooperar es ser judío, tiñoso, muerto de jambre, pelele, quicio, codo o tacaño.

No dar o compartir con otro es ser pijotero.

Entrar sin pagar es de balde, de bola.

A la discusión de los precios le decimos regatear, regateo.

Al que quiero lo mucho es un gandío, agallú.

Al comer le decimos sellar, pegar el sello, meterse el moro, ver a linda, papear, arremangársela, picotiar, ajebrársela, ajustársela.

A la comida de las 12:00 m les llamamos moro, chapea, chao o chaucha.

Algo sin sabor o no tener gracia es desabrío, soso, sandolón.

Un recipiente que contiene mucha comida le decimos palangana.

A los víveres les decimos batimento.

A los utensilios de la cocina, los objetos de la casa y otras cosas les decimos corotos, féferes, cachibaches.

Comer más de lo normal es jartarse.

Comer sin desear, sin querer, sin necesitar u obligado es atabujnarse.

Sopa con mucha agua y pocos ingredientes es aguají.Investigar, preguntar, averiguar es tantiar, orejiar.

Mover, sacudir, batir es batuquiar, remeniar, (principalmente cuando produce malos olores)

Una porción pequeña o parte de algo es una tajá, un chin, un poquitico, un pedasito.

Imposibilidad de tragar es atorarse, añugarse, atragantarse o anugarse.

Al aguacate se le dice pollo verde, abogado, sabocá.

A un pedazo de carne le decimos tajo.

A los aperitivos les llamamos picadera.

Desayunar es pisar la primera base, poner el primer sello.

Cortar con los dientes o tomar un bocado de algo se le dice ñangá.

Tomar algo con el recipiente mas arriba de los ojos y ladeado, y la cabeza inclinada hacia atrás es embicarse.

Llegar a una casa a la hora de la comida sin ser invitado ni esperado o desear la comida del otro es ser velón, lambón o paracaidista.

A lo putrefacto o pasado de tiempo le decimos abombao.

Al que come mucho le llamamos buquí, jaitón.

Al lugar de lavar los platos le decíamos baibacoa.

Ser vergonzoso es ser melindroso.

Ser hacendoso es ser buen soidao, alicantino.

5 comentarios:

  1. Excelente aporte Papito!!

    Me gustó un montón, hasta el punto que lo copié para socializarlo (compartirlo) con amigos y familiares. La verdad que usted se las trae. Gracias mil por esos momentos de recuerdos y vivencias.

    Con sentimientos de cariño y alta estima,

    Diómedes Rodríguez

    ResponderEliminar
  2. Papito:

    Como dice nuestro amigo Andrés Del Villar: "... bien atrás, bien atrás...". Es decir, la mandaste lejos y rebuscaste palabras y términos que hacía mucho tiempo no escuchaba, ni leía.

    Te felicito por tu buena memoria y la iniciativa de plasmar en blanco y negro todas esa palabras y frases que utilizamos los dominicanos y que muchas veces tenemos que "traducir" los extranjeros que no visitan.

    Un abrazo,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar
  3. Cuando una persona era charlatana y todo lo convertía en relajo, le decían: Sinajuste.
    Cuando era demasiado haragan: Quisio.
    Cuando era pijotero en demasía, codo, por querer decir duro.

    Dichos que oíamos: Puñetero, flochón, alcahuete, relambío. Cuando le dejaba un poco de lo que comía, estaba dando un boso. Si era líquido, le daba baba.
    Cuando a una persona le pasaban los años y no se ponía viejo, le decían que se había tragado los escapularios. y cuando te ofrecían darte una patada, la recibiría en donde nunca te ha dado el sol.

    Muy buena tu memoria Papito.

    Con afectos, Ley S.

    ResponderEliminar
  4. Papito ; Estas en lo cierto y en lo necesario de poner a conocimiento o recordarnos todos esos términos que hoy en verdad los encuentro bien bonito.
    Oh! tu sabes lo bonita que es la palabra "sobaco",es mas fácil que decir "axilas",o decir "jarrete" en lugar de decir "talón de aquiles" y son mas bonitas.

    Felicidades Papito

    Manito

    ResponderEliminar
  5. A Diómedes, Fernan, Ley y Manito, gracias por sus comentarios. Les cuento que ya Isaías tiene unos cuentos recuerdos mas, tengo mas (alrededor de 450 o 500 por todos), pero los estoy enviando por parte ya que creo que son mucho para una sola publicación, pero sigan comentando y añadiendo mas que de ellos algunos no los tengo.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador