martes, 1 de abril de 2014

EL RINCÓN DE PAPITO

REMEMBRANZAS DE 1962 y 1963
Por Papito Rincón


Recuerdo como si fuera ahora mismo cuando me paré frente al Partido Dominicano que se convertía en el local del liceo Eugenio Deschamps de Mao.

Antes de que se olvide quiero recordar dos eventos que marcaron ese primer teórico.

Primero, salió electo el primer síndico elegido democráticamente y que contó con el apoyo de todos los jóvenes de Mao, hembras y varones, con edad o sin edad para votar y fue Sergio Peña, tipo carismático; o sea, Sergio reunía todas las condiciones de un tipo de pueblo, líder natural, lo que les falta a muchos hoy.

Me refiero a Sergio Peña porque estoy esforzando la mente a 1962. En el 1962, ese Sergio a quien me refiero no sabía quién carajo yo era, posiblemente ahora menos. Pero yo le tengo un respeto especial como político, como persona y como maestro mío que fue. Sergio, si alguna vez lees esto, yo soy un carajo que le decían, y todavía le dicen, Papito Rincón. Tus hermanos René y Ramón Amado pueden decirte.

Sergio, que el Señor te cuide el mapa genético y tu salud se mantenga como el ajo: seco, pero con el tallo verde.

El segundo evento que se me grabó de esos años, fue la sorpresa que nos tocó vivir a cada uno de los que compartíamos el mismo salón de clases, y fue la sublevación de Monchy Valerio como parte de un foco de guerrilleros que se internó en las montañas del Limón; para ser más exactos, en la escalera del Limón, Altamira, Puerto Plata. Esa noticia nos dejó a todos perplejos. Eso fue en 1963.

Monchy era un carajito de apenas 17 años. Una vez sofocado el alzamiento, él volvió a los estudios pero nunca descansó ni se retiró de la lucha por sus ideales y no hubo evento en que no tuviera participación. Y si hay una corona de la clandestinidad, hay que entregársela a Monchy Valerio.

Monchy, recibe todo el respeto de tu hermano Papito Rincón.

Al rendir tributo a esos dos eventos, debo recordar a todos los maestros que junto con Sergio compartían las clases. Estaba Evaristo Disla, Papito Matías y el profesor de profesores, el Dr. Andrés Ramos, mejor conocido como Pequeño, y para un círculo muy reducido, el Pequi: el mejor maestro de matemáticas de Mao y sus alrededores en esos tiempos. Pequeño, que el Señor te mantenga esa mente siempre lúcida.

Continuará.

7 comentarios:

  1. Papito, que bueno que te animaste a contarnos tus vivencias, es mucho lo que se ha dicho, pero contada por alquien que probablemente fue parte de lo contando o que le dijeron como fueron las cosas. Quien mejor que tu para contarnos tus vivencias en las que tu era el protagonistas.

    Papito Mármol

    ResponderEliminar
  2. Bueno, esta novela, o esta serie, no me la pierdo por nada. Me atrevo a predecir que en ella habrá suspenso, acción, pasión, aventuras, humor y todas las cosas que pueda desarrollar el protagonista mas completo que haya tenido el teatro de la vida. Estoy seguro que cada presentación será a sala llena.

    Con mucho afectos, Ley S.

    ResponderEliminar
  3. Isaías: Con Papito escribiendo sus memorias, todos los demás tendremos que dejarle el camino limpio. Ahora es que la cosa se va a poner buena. Llegó el que tenía que llegar. Enhorabuena. César Brea

    ResponderEliminar
  4. Tengo entendido que Sergio Peña es la persona más joven que haya sido elegida Síndico, desde la caida de la dictadura trujillista hasta la fecha. Mi hermano Evelio Mrtínez podría confirmar o desmentir este dato.

    Un saludo afectuoso para nuestro dilecto amigo Papito Rincón.

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar
  5. Papito,... bienvenido a este Medio,... hace tiempo esperaba que despertaras del prolongado letargo, como para que nos congraciaras con tus extraordinarias vivencias y sustanciales anécdotas, retratantes fieles de tu prolífica existencia. Si revisas mi comentario hecho en MEEC con motivo de tu recién feliz cumpleaños, te solicité, y a su vez reitero, algunos datos personales para facilitar nuestra intercomunicación, que en caso de obtener tu anuencia, te anticipo mis agradecimientos.

    Con mucho aprecio de siempre, Distinguido Amigo.

    Cuqui Rodríguez M. (Cuqui)

    ResponderEliminar
  6. papito.
    Si, me acuerdo de ti. Gracias por tus recuerdos y el respeto no solamente a mi persona sino al maestro.
    Que dios te de larga vida.

    Sergio Pena - PenaSergio40@gamil.com

    ResponderEliminar
  7. Un saludo caluroso a dos tercios del TOPE, Sergio Peña y Evelio Martínez (Miguel Peña RIP). Forman una parte inolvidable de mi vida. Estos tres con la ayuda de Milán formaban parte de mi querido "Mao" en la 157 y Broadway. Quisiera que se escribiera algo del TOPE Superrette, Inc. que ha sido nuestro "parque" en la babel de hierro.
    Anímense!

    Janio Pérez Estévez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador