miércoles, 2 de diciembre de 2009

Latin music USA. Documental.

DO-RE-MI
Por Juan Colón

Una vez más, nuestro destacado músico señala con coraje lo que considera ha llevado nuestra música bandera, el merengue, a la situación de irrespeto en que se encuentra hoy en el mundo y nos alerta a que si no hacemos algo al respecto lo veremos desaparecer.

Hace unos días pude ver en la TV Pública, canal 13 de New York, un documental sobre la influencia de la música latina en la comunidad latina residente en los Estados Unidos.

No conforme con lo visto en el programa, ordené el DVD porque me intrigó el hecho de no ver en ningún momento ni siquiera la palabra merengue, mucho menos una agrupación.

No es la primera vez que cuando se habla de la música latina en USA no se habla del merengue, sólo tienen vigencia los cubanos, puertorriqueños y los mexicanos.

A los creadores de dicho DVD quiero darles algunos datos por si acaso no los tenían a mano.

Tenemos glorias del merengue que honraron nuestra música: Dioris Valladares, Primitivo Santos, Chapuseaux y Damirón, Joseito Mateo, Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Juan Luis Guerra, por citar algunos.

Me pregunto, ¿no reúnen suficientes créditos estos exponentes del merengue? Por eso nunca he estado ni estaré de acuerdo en ningún tipo de reconocimiento a Johnny Pacheco porque este nunca sacó la cara por el merengue, sólo le interesó la Salsa como género a explotar.

Al parecer la comunidad dominicana en el extranjero, en especial en usa, no es válida para ser tomada en cuenta.

Somos una comunidad de tanto valor como cualquier otra. Que pueden alegar, ¿que no hacemos buen merengue hoy día? No obstante, no tienen asidero para ignorarnos de la manera que lo han hecho.

Tenemos un género musical que nos identifica como pueblo al igual que los cubanos con su música, los boricuas, los mexicanos.

Ser excluidos es una burla de un grupo de negociantes mercaderes de la música los cuales sólo sirven sus intereses personales a favor de unos cuantos.

¿Dónde están nuestros famosos defensores, nuestros representantes, nuestros líderes que sólo saben buscar sus beneficios?

¿Es el merengue una vergüenza musical? De serlo, entonces ningún ritmo latino tiene más categoría que el nuestro porque ningunos son puros, todos descienden de nuestros ancestros africanos.

A los lectores amantes de la historia de la música, observen que sólo los músicos llegados aquí por los años 1965-1970 fueron los que pudieron entrar al conglomerado de la música latina en New York, después de esa fecha ningún músico merenguero pudo entrar porque nunca fue considerado apto para entrar, siempre hubo un discreto rechazo, alegando que no sabíamos tocar, improvisar, ni teníamos la conciencia de la música requerida.

Este documental, indiscutiblemente muy bien logrado, sólo es válido para todo aquel que no sea dominicano.

Para la historia de la música latina en usa, nuestra música nunca fue tomada en cuenta, así que ya podrán imaginar que, si ninguno de estos inmensos artistas nuestros tuvieron las calificaciones necesarias para ser tomados en cuenta, imagínese lo que les espera a las siguientes generaciones.

Una triste realidad y una burla gigantesca para nuestra música, sólo nos queda esperar que alguien toque las campanas para el entierro final de nuestro ritmo el merengue, honra de cada dominicano en cualquier lugar del mundo.


El autor es un destacado saxofonista maeño, quien ha formado parte de las orquestas de Millie y los Vecinos, Rafael Solano y Juan Luis Guerra, entre otros grandes. Reside en Nueva York y hoy día se dedica a interpretar jazz con su grupo Sonido Latino.

4 comentarios:

  1. Hola Sr:juan colon estamos de cuerdo es humillante
    que nadie nos tomas en cuenta a nuestro merengue pero es una realidad,porque todo el que toque un instrumento de viento o de cuerdas teclado etcss
    forma un gropo con sigue un narcotraficante que lo apoye y ya es internacional desafortunadamente esa no es la realidad cuando los confrontamos en el mundo de la musica no tienen talento de immediato confrontamos serio problema donde todos somos afectado como pais al igual que nuestras gentes.la unica cosa que no se puede perder la fe pero si nuestro merengue ya esta enterrado hace muchos anos atra creo que no la vas a salvar ni el medico chino.con afecto DD

    ResponderEliminar
  2. Juan,
    La situación de decadencia de nuestro merengue es tan vergonzante, que no sé si sabes que se gastó más de un millón de dólares en hacer una grabación de merengues con la sinfónica de Londres, dirigida nada más y nada menos que por el hijo de Papa Molina. Hasta ahí va bueno. Pero, ¿sabes qué? ¿Adivina quienes eran los músicos invitados en el saxo, piano y trompeta? Todos cubanos: Paquito D' Rivera (Saxo) y Arturo Sandoval (Trompeta). Sólo la tambora y la güira eran dominicanos. ¡QUE GALLETON SIN MANOS A NUESTROS MUSICOS!

    ResponderEliminar
  3. Continuando lo anterior. ¿No hay músicos dominicanos de calidad que puedan representarnos internacionalmente? Según mis averiguaciones, saxofonistas solo hay un montón, entre los que estás incluido tú. Pero los nombres que nadie puede ignorar en ese renglón son: Leo Pimentel (piano), Sócrates de León (saxo alto) e Ite Jerez (trompeta). Según he sabido, Paquito no puede ni llevarle la caja del saxofón a Sócrates. ¿Quieres saber donde está nuestro gran problema? Ahí: Una serie de mercaderes pegao con el gobierno que no les importa un comino si el "trapo 'e merengue" sobrevive siempre y cuando ellos cojan su tajada en su nombre. Esa es la realidad.
    Isaias

    ResponderEliminar
  4. Lamentablemente asi es amigos mios....no hay mucho que se pueda hacer porque nuestra idiosincrasia siempre ha sido valorizar lo extranjero como lo mejor...



    Juan Colon

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador