miércoles, 30 de septiembre de 2009

Poema XXI

Por Juan Nicolás Tineo
Del libro Versos en cautiverio

Surcando el sendero nuevo
me detengo horizontalmente
en la planicie del cuello húmedo y sediento

a contemplar la cara ingenua
convertida en agua deslizándose
en la superficie del espejo
que proyecta distorsionadas
imágenes de su interioridad.

1 comentario:

  1. Muchacho, ¡cómo te pareces al gran bardo chileno con esa boina!
    Isaías

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador