miércoles, 27 de abril de 2011

MI EXPERIENCIA EN EL IV CONGRESO DEL LATIN JAZZ

DO-RE-MI
Por Juan Colón

Un evento de gigantescas proporciones donde una inusual fuente de expresión se manifiesta dispuesta a escuchar las ponencias de grandes músicos, pensadores y escritores.

Todos estos ponentes tenían un fin en común: vivir enamorados de la música de los músicos y de manera profesional manifestar cómo han sido afectados de manera positiva el amor hacia esta gran música que todos soñamos.

El Centro León muestra su gran amor, respeto y gratitud por un pueblo que siempre ha admirado y respaldado su integridad en el arduo caminar del mundo de los negocios y de manera hermosa han decidido sembrar su aporte grandioso por el bien de nuestro crecimiento cultural y no solo eso, sino, de toda Latinoamérica logrando unificar un sublime amor por el conocimiento y compartir todo de manera magistral.

Mi eterna gratitud por haber sido elegido y mucho más dentro del comité de honor del mismo. Es para mí un Grammy en el sentido general de la palabra. Un premio al esfuerzo y trabajo por tratar de poner mi granito de arena para elevar la calidad de nuestra música y el anhelo de que logremos trascender al nivel de ser no solo bailada, sino escuchada por los exigentes oyentes de lo clásico, jazz, bossa nova, Latin jazz, etc.

El Centro León dio muestras de organización, disciplina, respeto por cada persona invitada, buscando siempre la manera de cómo hacernos sentir como en su casa.

Todas las mesas de trabajo tenían grandes exponentes, personas con alto grado de respeto por el tema a abordar, lográndose un cometido que sobrepasó mis propias expectativas.

Un personal muy preparado, eficiente, respetuoso, con la rapidez de colaborar en cualquier momento sin condición.

Los temas abordados desde la óptica de cada uno fueron excelentes, siendo una verdadera lástima que no se pudiera asistir a cada conferencia, mesa de trabajo, por la brevedad del congreso, pero el caudal de conocimientos que ahí se expresa no se logra en ninguna parte del mundo, por la simple razón de ser casi imposible reunir tantos seres privilegiados llenos de música, sentimiento y conocimiento.

Nadie tuvo reparo en expresar su punto de vista sobre la motivación del congreso, ninguna interferencia de la prensa, de los impertinentes acostumbrados.

Éxito total logrado en apenas tres días, por haberse logrado lo deseado. Sin lugar a dudas cada extranjero que nos visitó se fue con hermosos recuerdos y grandes conocimientos al compartir tan única experiencia.

Gracias de manera reiterada a los miembros del Ministerio de Cultura, El Instituto de Estudios Caribeños y el Centro León: mi eterna gratitud y agradecimiento por darme esa honra.

Mi agradecimiento además a los familiares y amigos que me dieron su respaldo: Dayanara Reyes, mis hermanos Sonia, Tony y Mingo, y el Dr. Brea Tió, entre otros.

2 comentarios:

  1. Juan: Sabes que tenía la intención de asistir para escucharte pero mi esposa enfermó a última hora y no pude hacerlo. Sin embargo escuché la transmición por radio del concierto del sabado en la noche y la soberbia actuación que tuviste. Felicitaciones.

    Lo transmitieron por la emisora cultural de RTVD bajo la orientación de César Nanunn.

    César Brea

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Juan, cada vez nos hace sentir mas orgulloso de tenerte como amigo y compueblano. Mao y su gente deben sentir el orgullo de tener un hijo como tú, que lo prestigia en todos los sentidos de la palabra y más los que te conocemos y sabemos la clase de ser humano que eres. Sigues cosechando éxitos.
    Con afectos,
    Ley S.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador