jueves, 8 de diciembre de 2011

DO-RE-MI

ENCUENTRO CON MI PUEBLO
Por Juan Colón

Cuando buscamos la realización de un sueño no importa cuál sea, siempre está con nosotros el secreto anhelo de sentirnos profeta en nuestra propia tierra.

Pues la vida me ha recompensado con lo inimaginable, ser profeta en mi tierra; jamás pensé que mi pueblo me quería tanto. Manifestaciones de amor que salieron del pecho ardiente de hombres, mujeres y jóvenes, enseñándome sus grandes bienaventuranzas como grandes hombres de pueblo.

Mi entrada estuvo franqueada por la belleza y el talento de dos laboriosas mujeres, Dayanara Reyes en su programa En Convergencia con Dayanara, y Doris Rodríguez en su programa Estampas. Estar en esos programas, es parte de un sueño cumplido gracias a Dios.

Fui recibido como todo un gran artista de esos famosos que hacen vibrar a multitudes, en mi caso una hermosísima asistencia de seres queridos, de jóvenes que no me conocían y un apoyo logístico y profesional de la Familia Morel, a la cual le estoy muy agradecido por esta gran oportunidad.

Tocarles por una hora y media llenó mi corazón de regocijo, fueron el refrigerio para mi alma, sentí el inmenso honor de vivir la experiencia más linda de toda mi carrera, el ver mi pueblo decirme cuánto me quería; estos momentos me hicieron convertir en una hormiguita más del inmenso universo, porque ustedes me dieron el alma pura, el sentir puro, lo más sencillo que albergaban sus corazones, y cuando se da de esa manera el Creador se regocija y convierte esas sencilleces en grandezas.

Viví con intensidad cada momento, hasta fundirme con cada uno y devolverles lo mejor de mi sentir, que entendieran que también estaba feliz de estar ahí, de ver seres que vivieron conmigo mi niñez, que conocían mis baños en el canal mayor, mis paseos para el río, para los montes; estuvimos maroteando en la cafetería Morel, ese fue el lugar de nuestra cita.

El apoyo de mi hijo Jochy y la familia Tineo, quienes se desbordaron en atenciones, y como un regalo extra tuvimos un concierto lleno de amor, regocijo y sencillez en la casa de Luchy. Mis músicos esta vez fueron en vivo… mi querido Alcides Bonilla en la Tambora y mi gran amigo Tom Reyes en la Güira, acompañados de un inmenso coro de hermosas mujeres… todos disfrutamos a plenitud porque no había nada que no fuera el simple deseo de compartir y dar lo mejor de cada uno de los asistentes.

Pueblo mío, no tengo con que pagarte ese gran amor manifestado, solo espero que el Creador me permita regalarte mis notas musicales que salen del alma y viajan a través del silencio para ir a tu alma y juntos cantar la canción universal del verdadero amor… Te amo mi adorado terruño. ¡Te amo, Mao!

Y para que me terminara de sentir realizado, tuve la experiencia de observar la belleza sublime de un arcoíris detrás de un día lluvioso donde su majestuosidad hizo vibrar mi alma; una belleza donde mi pueblo me elevó hasta los cielos y estos contestaron con esta vista sublime.

3 comentarios:

  1. Juan Colón;Eso que hoy tu pueblo te ha brindado,es la cosecha de lo que sembraste a travez del tiempo con tu arte y comportamiento.Ese amor brindado del pueblo a su hijo,te obliga a brindarle su arte por lo menos una vez al año. Asi es que espero mi sugerencia sea analizada por ud.ya que muchos maeños ausentes nos atreveriamos a ir y compartir esos gratos momentos similares a los que hoy te siente satisfecho, de lo que hoy me alegro.
    Mi idea está sobre el tapete,y ojalá aparezca un maeño entusiasta para organizarlo.

    Felicidades Juan Colón

    Manito

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno Don Juan! que hayas sentido el calor humano de su pueblo ,como la tibieza del sol en el atardecer que quizás hace mucho no recibía , de mi parte fue más que un honor abrazar su talento en vivo ,pero sobre todo palpar el humanismo de ese ser que admiro y respeto ..Que Dios siga arropando con su manto divino su alma para que pueda seguir transformando toda esa bondad en notas musicales, para nosotros seguir disfrutándola y los éxitos sigan llegando a su vida, un abrazo del alma genio
    Doris Rodriguez

    ResponderEliminar
  3. Las palabras de el amigo Juan, ablandan corazones. Es mas entendible cuando sabe describir sus emociones y lo hace mas humilde cuando recuerda sus aventuras de un pueblo que nos abrigo a todos en los tiempos mas hermosos vividos en la niñez y la adolescencia viendo a cada quien ocupándose de sus de sus tareas en el empeño de alcanzar una meta. Por eso y por mucho mas la admiración a tu franqueza, nos hace sentir feliz. Afectos inconmensurables. Ley S.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador