miércoles, 4 de junio de 2014

SOBRE EL LIBRO VIVENCIAS DE UN MÚSICO, DE JUAN COLÓN

COMENTARIOS Y APRECIACIÓN
Por Roxana Amaro
Profesora de inglés, francés y español
Miembro Correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua


En la foto, la autora en compañía de su hermana Azilde Amaro Bonilla y de Doris Rodríguez en la puesta en circulación del libro en Santiago

Adentrarse en las páginas del libro Vivencias de un Músico es sumergirse en un caudal de experiencias fascinantes que el autor comparte con sus lectores y lo hace desde su óptica como saxofonista consagrado por vocación y por elección, al contar su vida partiendo de sus orígenes y de la base de su formación musical.

Con una prosa sencilla pero profunda y sin rebuscamientos ni pretensiones literarias, en esta autobiografía Juan Colón narra con crudeza el periplo de sus afanes en pos de lograr su espacio en el mundo de la música – primero en su país y luego al ser parte de la diáspora dominicana radicada en los Estados Unidos – apoyado en sus sueños, en la formación humana que recibió de sus padres, en su disciplina y en la mística de trabajo con que asumió su brillante carrera. A través de sus relatos da cuenta de la cosecha de sus grandes éxitos internacionales a lo largo de su trayectoria, pero también cuenta sus fracasos y decepciones en un medio despótico que exige del artista no solo dar el máximo de sí mismo para poder demostrar ser el mejor entre los mejores, sino también abrirse paso contra corriente enfrentando la feroz competencia de cada día.

El lector disfruta de episodios cargados de amor y de humor, de miedos y de esperanzas, de lágrimas y de risas, de aplausos y de silencios, de solidaridad y traiciones. Cada pasaje lleva a escenarios de grandes luminarias internacionales del mundo del espectáculo donde desfilan también toda clase de pasiones humanas, que van desde las más puras y nobles hasta las más bajas y oscuras. Cada anécdota es un gran legado no solo para los nóveles músicos que persiguen avanzar en sus carreras, sino para toda persona que quiera abrirse paso en la vida llevando como estandarte la dignidad, la integridad, el amor y el respeto por lo que hace y el deseo de la superación constante para poder alcanzar las altas cumbres del éxito. De ahí que Vivencias de un Músico está dirigido a todo tipo de público, pues las vicisitudes experimentadas por el autor, así como las grandes enseñanzas que encierran sus memorias, encajan en el drama de cualquier individuo, emigrante o no, que enfrente la lucha encarnizada de la supervivencia, dándole carácter de universalidad a esta obra.

Como él mismo lo expresa, Juan Colón deja un pedazo de su alma con cada soplo de su instrumento, junto al cual se transforma en cantor de la vida, como se aprecia en todo su esplendor en esta cita de su pensamiento:

“Amo la melodía, porque me permite encontrarme a mitad del camino y cantar con ella mi canto lleno de entusiasmo; amo la armonía, porque a través de ella me muestra la semejanza en todo con la inmensidad de la sublimidad que me permite entender la belleza del alma de la mujer que lleva mi propio canto. Y llegar a la maravillosa conclusión de que la música es nuestro mejor enlace para la construcción de nuestros senderos”.

Vivencias de un Músico es, en esencia, un reflejo de la complejidad de la vida expresada desde la sencillez del corazón de su autor.

2 comentarios:

  1. Excelente el valioso y oportuno comentario/apreciación realizado por la culta e inteligente compueblana Licda. Roxana Amaro.

    Aprovecho el medio para expresarle al primo Juan que por la prensa escrita me he enterado de las 3 grandes acogidas de las 3 puestas en circulación de su obra "Vivencias de Un Músico", por lo que me complace felicitarle de corazón y, a la vez, pedirle al Dador de vida que le premie concediéndole larga y fructífera existencia cargada de más logros, y plena armonía familiar. A la vez, le pido disculpa por no poder asistir, debido a fuerte afección viral que me mantuvo convaleciente por 2 semanas.

    ¡¡¡Pa' lante gran Maestro!!

    ResponderEliminar
  2. El Maestro Juan Colón es "un obrero de la música", que tuvo el coraje necesario para soñar y la agallas de trabajar incansablemente, con dignidad, para hacer los mismos realidad. En pos de esta meta, badeó trapisondas y traiciones, como hacen las almas nobles, pero nunca desmayó en sus objetivos. Enhorabuena, Maestro! Usted sabe que yo soy de su "fan club".

    Un abrazo,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador