sábado, 18 de septiembre de 2010

MACHICHÁ

MINÚSCULAS de MEEC
Por Ley Simé

Machichá era un personaje de Mao que se la daba de "pegao" de Pasito, dueño del Jimenoa. Una vez Pasito invitó a Machichá a acompañarlo en su flagrante motor a Laguna Salada. De regreso, luego de pasar el caño Junquito, había una curvita muy peligrosa llamada "curvita de los cocos". Pasito dobló la curva con su motor recostado y le dijo "viste Machichá, como cogí la curvita" y se volteó, solo para descubrir que Machichá no estaba en el anca del motor porque, al doblar, Machichá, obedeciendo que “un cuerpo conserva su estado de reposo o movimiento uniforme en línea recta si no hay una fuerza actuando sobre él”, había salido disparado. Cuando Pasito volvió, encontró a Machichá en la yerba con brazo y pierna rotos.

Esta nueva sección ha sido creada para recoger anécdotas cortas que no requieran de un artículo largo. Mande la(s) suya(s).

3 comentarios:

  1. TURRÜ mi adorable TURRÜ, en hora buena aconsejador de las malas conducencias, me decía, siendo yo un mozalbete: Nunca hagas como yo, haz como te digo. Me contó que un día entrando por un callejón a tomarse un trago en el bar de Agapito, tuvo que esperar que un parroquiano saliera por el angosto callejón para poder entrar. Cuando el señor que salía le dijo: Este es un hombre o un "aparejo". Y de inmediato Turrú soltó sus seicientas en el rostro del tipo, que cayó al suelo y Turrú fue y le dijo: Qué tú viste? y el hombre medio aturdido le dijo: Un hombre. Cosas de Turrú. Ley Simé

    ResponderEliminar
  2. Apreciado Ley:

    No sé si te acuerdas (a lo mejot tú no habías nacido en esa época), de un rebú que se armó en el JIMENOA, en el que estuvo involucrado Machichá y del cual se hizo eco el famoso Rodriguito en su más célebre programa "El Suceso de Día".

    Según Rodriguito, Machichá jugó un papel importante en la trifulca y se auto definía como "El Tiburón de la Bahía", mote que se le pegó a nuestro protagonista. En lo sucesivo, quien le decía "El Tiburón de la Bahía" a Machichá, tenía que pelear con él.

    A propósito, ¿Aun vive Machichá? Del texto de tu anécdota se desprende que ya falleció.

    Un abrazo,

    Fernan Ferreira
    arapf@codetel.net.do

    ResponderEliminar
  3. El Timacle Machichá tiene unos veinte años de muerto: paz a sus restos. Saludos de Niño Almonte,
    franal56hotmail.com

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador