miércoles, 15 de septiembre de 2010

HOY

Si vivimos nuestro hoy con amor, podremos llenarlo con momentos agradables y bellos recuerdos. “Hoy” es nuestro reto; “hoy” es nuestro chance. Somos responsables de promover la alegría que deseamos sentir en nuestro corazón, y también de crear un ambiente de paz a nuestro alrededor.

REFLEXIÓN
Por Lavinia del Villar

“No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma.”
                                                                        Pitágoras

Cada día, desde su comienzo, tenemos suficientes motivos para sentirnos mal, y muchos más para sentirnos bien.

El hecho de tener que levantarnos cuando preferiríamos quedarnos un rato más en la cama; de tener que irnos al trabajo en vez de ir a un lugar más placentero; de entender que tenemos que luchar para sobrevivir; de pensar que nos vamos a encontrar con esa persona que no nos gusta; de reconocer que todavía no alcanzamos lo que anhelamos… podrían ser excelentes motivos para sentirnos desdichados.

Sin embargo, el hecho de disfrutar de otro día más de vida; de tener un trabajo; de gozar de la oportunidad de compartir con seres queridos; de sentir anhelos; de poder contar con alguien; de ser punto de apoyo para otros… podrían ser maravillosos motivos para sentirnos bendecidos.

Todo depende de la determinación que tomemos sobre cómo nos vamos a sentir, y de si estamos a favor o en contra de nuestra sanidad. Realmente la vida no es color de rosa, pero de ahí a ponerla negra, es una tragedia que sólo nosotros podemos crear.

“Hoy” es un día muy singular, simplemente porque es el día que nunca hemos vivido y el que nunca más volveremos a vivir. Que este día sea especial depende de nosotros, y que lo pasemos bien es nuestra decisión.

Si vivimos nuestro hoy con amor, podremos llenarlo con momentos agradables y bellos recuerdos. “Hoy” es nuestro reto; “hoy” es nuestro chance. Somos responsables de promover la alegría que deseamos sentir en nuestro corazón, y también de crear un ambiente de paz a nuestro alrededor. Depende de nosotros.

Lo que pasó ayer no lo podemos cambiar y lo que pasará mañana no lo podemos controlar. Así que, como buenos amigos de nosotros mismos… ¿qué les parece si "hoy" decidimos sentirnos bien?

Hoy puede ser un gran día – Serrat

1 comentario:

  1. Hermosa reflexión de mi querida Profe.... que cada dia siga siendo luz para guiarnos, reflexiones como esta nos ayudan a llevar mejor nuestras cargas. Un abrazo del alma....

    Juan Colón

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador