sábado, 19 de octubre de 2013

MANICOSAS

EL CRISTAL DE PUREZA DE LOS DEPORTES EN USA PARA EL MUNDO: LOS ESTEROIDES Y SUSTANCIAS PROHIBIDAS EN EL BASEBALL
Por Manito Santana

El Baseball, lo escribo en su idioma originario de ese deporte, data de ciento y pico de años; y como es natural su evolución viene trayendo cambios de reglas, métodos con fines de hacerlo más atractivo al fanático que es quien paga el espectáculo. Vemos fotos en sus inicios de jugadores que nos sorprenden de cómo con guantes superpequeños, mal diseñados realizaban jugadas notables en el infield; usaban unos bates con pocas comodidades en su volumen, diseño y peso para su agarre y aun así bateaban esas pelotas de menor rebote a distancias similares como hoy y hasta más lejos.

Eran atletas naturales de desarrollo muscular sin gimnasio, poco lesionados, los "lesiones de amstrings", "Charley Horse" o encogimientos y desgarramientos musculares que privaban de juego, eran escasos en los jugadores.

Lanzadores de 9 innings, donde el relevista no se usaba para salvar juegos, sino para finalizar partidos; era aquel lanzador en desgaste sacado de la rotación abridora.

El Jugador gozaba su juego sin tomar en cuenta necesariamente lo poco o mucho que le pagaran, siempre fueron víctimas de su explotación por el dueño, haciéndoles firmar contratos donde los propietarios los movilizaban como marionetas, vendiéndolos, cambiándolos sin consultarlos; con pocas cláusulas convenientes al jugador.

El Beisbol siguió en aumento y se torna millonario solo para sus dueños hasta que aparece un jugador por los años 70 que al momento de ser cambiado, se negó a ello y dijo: "no soy una vaca para que me vendan o me cambien cuando a ustedes les dé la gana". (Curt Flood, center field superestrella del Saint Louis, epd).

Esta posición adoptada por este gran jugador de negarse a ser cambiado trajo como beneficio que hoy el pelotero haya adquirido una serie de derechos y a la vez ganancias millonarias en contratos; mientras que a Curt Flood, por ser responsable con su protesta lo fueron sacando del Beisbol de una manera sistemática, dándole poca participación en el juego. Hoy estoy seguro que este valioso jugador es desconocido por esta generación de peloteros. Cosas de la vida.

A partir de esa etapa, el beisbol se hace muy comercial, donde el dueño para pagar esas millonadas necesitaba aumentar la fanaticada empleando distintos medios propagandísticos y a exigirle al jugador mayor rendimiento, así como también el pelotero se esforzaba por rendir pensando en un buen contrato.

El USO DE SUSTANCIAS PROHIBIDAS

El uso de sustancias prohibidas (las que considero pastillas, bebidas y sustancias) en el beisbol viene desde los tiempos de Ty Cobb, Babe Ruth, Mickey Mantle. Sí, porque esos tragos de Whisky consumidos por esos turpenes previo y durante el juego eran usados con fines de animarse y ser mas fajador. Estaba prohibido su uso, pero los dueños de equipos, umpires se hacían de la vista gorda.

Lo mismo sucedía con la famosa "pastilla verde" lo que motivó a que Jim Bouton, ex-pícher de los Yankees en los años 60, escribiera un libro titulado "Ball Four" en el que él hace mención de the greenies (anfetaminas) en alusión a las mismas. Estas pastillas eran usadas por el 75% de los jugadores y en Series Mundiales, creo que hasta el umpire las usaba, jajaja. No todo el mundo sabe enfrentarse a una multitud de 50 mil fanáticos gritando y aplaudiendo.

Todos los deportes tienen sus jugadas que emocionan al fanático; en boxeo el knock-out (KO); en fútbol-soccer, el "Gol"; fútbol americano, el "Touchdown"; basketball, "el Donqueo" y en el beisbol, el "Home run"; hay otras jugadas dentro de los mismos que emocionan, pero estas son las que hacen levantar a los fanáticos de sus asientos.

He de recordar que, hubo año por los 70 donde el líder de bateo de la Liga Americana fue con promedio de 302 de Carl Yastrzemski del Boston y el gran promedio de efectividad de 1.12 del pítcher Bob Gibson del Saint Louis en la Nacional. Ambos promedios muy bajos; poco bateo y buen pitcheo.

¿Qué sucedió por consecuencia del pobre bateo? Bajaron las asistencias de los fanáticos a los parques. Al fanático le gusta ver un juego 10 x 8. Los batazos son los que atraen.

Los dueños, al notar la baja asistencia y el pobre bateo sacaron sus conclusiones y optaron bajar unos centímetros la altura de la lomita del pícher, ya que a una mayor pendiente mayor velocidad para el lanzador, por tanto un mayor dominio del bateador; de lo contrario, favorece al bateador y al fanático le gusta ver los batazos.

Por los 90, el beisbol vuelve a declinar, los fanáticos pierden emociones a la falta de bateadores de poder. De pronto aparecen dos hombres con una competencia de jonrones superando los 60 del legendario Babe Ruth: Mark McGwire y Sammy Sosa, quienes removieron al mundo deportivo, siendo visto hasta en países donde no se practica este deporte con una prensa donde en todos los titulares aparecían estos dos colosos y no era para menos. Sin lugar a dudas, Sammy y McGwire levantaron el beisbol del letargo en que estaba sumido.

A partir de ese año en competencia aparecen más batazos de cuatro esquina y la asistencia a los estadios comienza a buscar su nivel perdido donde hasta hoy se mantiene una cantidad sobre los 70 millones de fanáticos por temporada, que calculando los gastos promedio de un fanático cuando asiste a un play es de unos $125 dólares y esto representa una producción de unos $87,500,000,000. Durante 6 meses; ¡vaya fortuna!

Los gringos, no brutos, necesitaban más peloteros con poder para conseguir montos como estos y convirtieron al bateador de 15 jonrones en otro de 25 y 30, no aplicando nuevas técnicas de bateo sino con "los Esteroides" que aparentemente "ellos no sabían" de su uso hasta que un pelotero latino llamado JOSE CANSECO se enfogona, decepcionado por su final sin aplausos y provoca el escándalo que USA no puede dejar pasar por alto por representar la sociedad con mayor pureza del mundo.

Recuerden que si un candidato político en la escuela cuando niño le da un golpe a otro compañerito, lo descartan por su manchado record, pero luego irónicamente un presidente juega con una estudiante en su escritorio, y mantiene actualmente un buen nivel de popularidad. (Ustedes saben a qué me refiero y no quiero mencionar a Clinton, jajaja).

Al destaparse el escándalo de los Esteroides, el Comisionado de Beisbol, Bud Selig, previo a tomar decisiones, sostiene reunión con los dueños quienes no se sintieron muy a gusto al descubrirse este mal necesario para ellos y entran en acuerdos para así mantener la limpieza representativa de su deporte Rey.

Los laboratorios suministradores y sus intermediarios son citados a dar declaraciones y se ven obligados a entregar un listado de la clientela compradora de sus productos a cambio de evitar males peores.

En ese listado están casi todos los consumidores, pero había que buscar con quienes comenzar a desacreditar el Beisbol y como su racismo es mantenido disimulado indirectamente optaron por comenzar con el Latino y el de Color. Aunque no nos dé la gana de creer, los Americanos cuidan su clase y mantienen su racismo. ¿Ha visto usted un piloto de avión de American o Jet Blue negro? Mark McGwire hoy está en el terreno de juego con uniforme, pero Barry Bonds aunque quiera lo mantendrán en stand-by y su caso sin resolver, pese a no haber encontrado las suficientes pruebas para condenarlo. Con Roger Clemens, todo resuelto.

Ese listado existente, lo mantienen en silencio para salvar el Beisbol, porque son muchas las Estrellas que están y de publicarlo será un escándalo mayúsculo y podría afectar mucho el deporte; solo la sacan cuando notan que un jugador ya en declive sorpresivamente se levanta con un año como en sus mejores tiempos (si Ud. es bateador de 30 jonrones en sus mejores años y después de los 37 años cae a 15 jonrones por tres años consecutivos; vuelve a 30 ¡jamás, solo si lo usa!).

Recordemos tres años atrás cuando Derek Jeter estuvo bateando con más poder que nunca; hubo una publicación periodística Newyorkina comentando sobre su posible uso; eso fue una advertencia de que tuviera mucho cuidado. ¿Cuándo se ha visto que la prensa local ataca a sus estrellas?

Jeter representa lo máximo para el centro del beisbol, los Yankees, y un descrédito no le sería conveniente.

A partir de ese año comenzó el ocaso de ese gran jugador, aparte de sus lesiones.

De Sammy Sosa, se mantenían en silencio porque como dije anteriormente no le convenía al deporte mencionar esas superestrellas; pero comete el error de hacer alarde de su limpieza y lo mandaron a callar al sacarle uno de los trapitos al sol. Ha guardado un silencio sepulcral desde ese día.

El consumo de este material sigue, no se ha detenido lo que pasa es que ahora el consumidor está bien asesorado, pero el latino es muy confiado y descuidado y por eso ven ese listado tan grande.

La Lucha Libre, es uno de los espectáculos más caros para el fanático; donde la taquilla más barata ronda los $100 dólares, precio legal, pero el mercado negro la aumenta, y para comprarla es con 15 días de antelación. ¿Me dirá usted que la lucha profesional no es un deporte sino un espectáculo?, pero en verdad lo es, aunque no me guste.

Son esos músculos de la Lucha Libre creados solo por el ejercicios ? ¡NO!

El fútbol americano, el basketball, por igual, ¿serán producto del ejercicio?

No todos, creo que no; los hay que lo usan, pero a nadie le interesa investigar y se hacen de la vista gorda, porque de hacerlo; la moral en calzoncillo mantenida por los americanos en el deporte terminaría desnuda.

Al fanático no le importa que el pelotero use sustancias, lo que le gusta es ver ese batazo descomunal y esa espectacular jugada.

Vimos como Alex Rodríguez fue abucheado por dos o tres días luego de esa campaña dirigida por un equipo que busca no pagarle casi US$100 millones de contrato; esos abucheos se fueron apagando cuando Alex comenzó a responderle parcialmente al equipo y llenar de aplausos un estadio al conectar el jonrón # 24 con las bases llenas, imponiendo récord con el mismo.

Vi como se levantó el fanático a aplaudir de pies a Nelson Cruz de los Rangers de Texas al ir al bate luego de cumplir una suspensión de 50 juegos por usar sustancias prohibidas. Los dueños conocen al fanático y juegan el juego que les conviene.

¿Podrán Roger Clemens, Mark McGwire, Sammy Sosa, Barry Bonds, Alex Rodríguez y otros que tienen numeritos suficientes llegar al Salón de la Fama?

¡Claro que sí!, porque, si han sido condenado y han cumplido, pues quedan limpios de sus culpas. Les será un poco difícil, pero llegarán al privilegiado lugar. ¿Por qué les será difícil?

Porque van a caminar sobre EL CRISTAL DE LA PUREZA MANTENIDA EN LOS DEPORTES EN USA PARA EL MUNDO.

Buen provecho.

Los conceptos emitidos son propios de un servidor.

6 comentarios:

  1. Cabezón,

    Ya que usted menciona a Bouton, es bueno aclarar en su honor y en nombre del balance que si bien él menciona que las anfetaminas (the greenies) eran usadas en gran escala en las Grandes Ligas en su época, debemos anotar que él se opone al uso de esteroides y considera que todo récord establecido durante la era de los esteroides debe llevar un asterisco o una aclaración.
    Dice Bouton que las anfetaminas pueden mejorar tu juego, pero no más allá de tus habilidades naturales pero que los esteroides cambian tu físico, haciendo de quien los usa un ser humano diferente. Continúa Bouton diciendo que no es justo para quienes no usan esteroides competir con los usuarios por dos razones: según él, va a ser muy duro romper los récords creados por jugadores que se sospecha utilizaron esteroides; en ese sentido, no es justo para quienes poseían los récords, pero tampoco lo es para los futuros jugadores, quienes estarán sujetos a leyes sobre drogas más difíciles de burlar.

    Otra de sus preocupaciones tiene que ver con el deterioro a la salud a que se exponen quienes usan esteroides (dos casos sonados en ese sentido son el de Doug Caminitti -San Diego Padres- y el del jugador de Fútbol, Lyle Alzado, ambos muertos relativamente jóvenes a consecuencia de su abuso de los esteroides).

    La entrevista completa donde Bouton da esas declaraciones está en http://grg51.typepad.com/steroid_nation/2007/09/jim-bouton-form.html

    Isaías

    ResponderEliminar
  2. Señor Don Manito,
    Pláceme saludarlo y felicitarle en su escrito. Quisiera sólo emitir el siguiente comentario: dices que un día entrarán al salon de la fama y supongo que sí pero para ese entonces Peter Edward Rose estará allá esperándolos.... Será que los esteroides sean lo que, finalmente, enaltezca a "Charlie Hustle" al salón? Además, "ha sido condenado y ha cumplido, pues queda limpio de su culpa" como dices. (Esta discusion la tuve el otro domingo con Alejandro)
    Con mucho cariño siempre,
    Janio Perez Estevez

    ResponderEliminar
  3. Her-Manito.Si como usted maneja estas estadísticas,récords y nombres,maneja su carro ,usted es un "drive"y con licencia de "catarey". Ja,ja,ja,ja.
    Tremendo trabajo para consumo de los que como yo nos gusta el deporte rey .No conocía a cabalidad esta faceta suya y le felicito por tan acucioso artículo .¡Excelente! Fuerte abrazó. Evelio Martínez.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, muy bueno todos estos datos y bueno porque se refiere a los logros que se obtiene en los deportes, en este caso el béisbol, con el uso de los esteroides. Tenemos avanzado un trabajo que se refiere a los viejos robles del béisbol y los atletas de ahora, con sus canchas, sus gimnasios, esteoides y todos los adelantos modernos a su disposición para el desarrollo,que no tenían los atletas de antes.

    Afectos de Ley S.

    ResponderEliminar
  5. Cabezón:

    Muy buen artículo. Comparto la opinión de que en todas las épocas ha habido drogas en el beisbol: alcohol, anfetaminas, esteroides, entre otras. Recuerdo que en los años de la Gran Maquinaria Roja existía un medicamento llamado Darvon Compuesto, cuyo uso era por estricta prescripción médica, que tenía amplia demanda entre los componentes de ese equipo... ¿Será normal la producción de Pete Rose después de los 40 años? ¿Y los jonrones y el físico de Barry Bonds en la postrimería de su carrera? ¿Quién dijo limpio?

    Creo, asimismo, que con los usuarios de esteroides, cuyos nombres han salido a luz pública de manera selectiva, se ha querido "dar un ejemplo", y les será muy difícil entrar al Salón de la Fama de Cooperstown (Sammy Sosa ya fue electo al Salón de la Fama del Deporte Dominicano). Tome como ejemplo las votaciones recibidas por Mark McGuire y Rafael Palmeiro... Estos van camino a ser eliminados de las tarjetas de votación en los próximos años por no alcanzar el % mínimo para mantenerse vigentes. Es casi seguro que lo mismo ocurra con Roger Clemens (a quien no le pudieron probar el uso de los mismos) y cualquier otro que esté "manchado" con ese estigma. En mi opinión, si algún día entran al Salón de la Fama, serán electos por el Comité de Veteranos!

    Un abrazo,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar
  6. Sin desperdicio compai, usted cuando quiere la pone dura. Muy bueno y educador artículo cabeza de COCOL. Jochy Reyes.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador