miércoles, 28 de agosto de 2013

NOTA LUCTUOSA

Paso por la pena de informarles que a las 3:30 de la tarde de hoy (miércoles 28 de agosto de 2013) falleció nuestra querida madre y maestra Doña Camelia Disla Rodríguez... Así de escueto y sencillo nos llegó el informe de parte de nuestro amigo Manuelo. Pero ¡qué pesada noticia!

No importa lo cierto de la mortalidad de todos, esa es una de las noticias que quisiéramos nunca llegara.

Nos unimos al dolor de todos los miembros de su amplia familia, alumnos, amigos y principalmente la familia Disla.

Con la DOÑA DE HIERRO se va algo de cada uno de nosotros, sus alumnos que tanto le debemos, y del municipio al que tan amplio y caro legado deja. Gracias por las enseñanzas y su digno proceder en cada una de sus acciones, gigante entre gigantes.

Dña. Camelia, nunca la olvidaremos. En nuestro mundo, su bandera estará siempre a media asta en señal de respeto, y su legado en la cumbre más alta como guía y norma.

¡LOOR A USTED QUERIDA MAESTRA! ¡PAZ A SUS RESTOS! ¡HASTA LUEGO!

Seguido tengamos mas detalles, se los dejaremos saber.

14 comentarios:

  1. Hay cartas que no deben llegar y carteros que no deben venir. Me lacera el alma ver caer un recio árbol que dio tantos frutos .el rosal de mi maestra -
    madre se inunda con mis lágrimas y oigo las campanas de mi iglesia doblar sus badajos en señal de luto ,repiten al unísono ,"ha caído la misionera ,cumplida su misión ,permanece entre nosotros y en la mesa de nuestras vidas el pan de la enseñanza que de ella recibimos .¡Cuantas prosas te escribiría de las que tu me eseñaste !
    ¡Descansa en paz ,egregia,inmensa y colosal madre y maestra de generaciones .Amen
    Tu hijo .Eveloo Martínez

    ResponderEliminar
  2. Con la partida de Doña Camelia, Mao pierde a su más preclara Hija, y generaciones de maeños perdemos a una Madre. Perdemos a una MAESTRA. Una mujer que siempre fue un libro abierto, en cuyas fuentes poder abrevar. Perdemos un ejemplo y trayectoria de vida dignos de ser imitados. Perdemos a una MUJER INSUSTITUIBLE.

    Doña Camelia, las personas como usted NUNCA mueren, VIVEN eternamente en las mentes y los corazones de las gentes que saben agradecer. Por tanto, Usted VIVIRA ETERNAMENTE en el pueblo que tanto amó, al que tanto le dio y por el cual, Usted vivió.

    Descansa en Paz, Mamá Camelia!Usted seguirá siendo mi MAESTRA DE TODA LA VIDA.

    Hasta luego, Mamá Camelia,

    Francisco Fernando.

    ResponderEliminar
  3. un adios a esa mujer ejemplar, un simbolo de nuestro pueblo quien no admire, respeto y hasta temió a nuestra querida maestro lol y paz a sus resto. que el señor le tenga un lugar especial.


    Darys peña.

    ResponderEliminar
  4. Oh Dios! A penas hace cuatro días te envié esta foto, pero jamás pensé que sería la portada de la triste información que hemos tenido que recibir y dar a nuestro pueblo.
    Mi maestra, mi amiga y vecina, Doña Camelia.
    Con ella se fue algo de cada uno de nosotros, sus alumnos que tanto le debemos; su legado ha sido inmenso, una mujer recta, de enormes conocimientos, ella nos ha dejado pero sus huellas positivas están estampas en nuestras almas.
    Siempre te recordare como guía y norma de nuestra sociedad.
    Sé que tus rosas se marchitaron hoy, pero perfumaran tu partida hasta la eternidad acompañándote hasta la diestra del padre .HASTA SIEMPRE MUJER DE HONOR.
    Doris Rodriguez

    ResponderEliminar
  5. Ayer estuve viendo las fotos del homenaje realizado en el ayuntamiento de nuestro pueblo a esta extraordinaria y prestante dama,maestra,civilista, y ciudadana ejemplar, al cumplir 75 años ejerciendo la noble tarea de enseñar a toda una generación en su amado Mao. Y hoy recibo la triste noticia de su desaparición física. Y digo desaparición física, porque las personas como Doña Camelia dejan un legado tan grande y positivo en su paso por este mundo, que vivirá por toda la eternidad en la mente y los corazones de todos los que tuvimos el honor y privilegio de recibir de ella el pan de la enseñanza. Descanse en paz querida e inolvidable maestra.
    Jochy Reyes.

    ResponderEliminar
  6. Que descanse en Paz un Icono de la educación no solo de nuestro pueblo, del pais, y del mundo. Deja alma y Corazon para la eternidad. Su ejemplo habla solo.
    Mi respeto doña Camelia,
    Abrazos del alma,
    Juan Colon

    ResponderEliminar
  7. Doña Camelia Disla deberá permanecer como paradigma de una mujer que además consagrar toda su vida a la enseñanza luchó por la democracia del pueblo dominicano y a temprana edad se integró a los grupos que gestaban el Movimiento 14 de Junio. En otras palabras combinó la entrega a la docencia con el compromiso social. Hace algún tiempo la visité en compañía de mi padre y pude comprobar la lucidez mental que todavía conservaba.
    Rafael Darío Herrera

    ResponderEliminar
  8. Doña Camelia fue un ser luminoso que dejó una huella profunda en nuestro querido terruño maeño. Aunado a sus méritos tuvo el privilegio de una vida longeva. Ojalá tengamos muchas Camelias para educar las generaciones presentes y futuras.

    Guarionex Flores
    guarionexf@gmail.com

    ResponderEliminar
  9. Me apena la muerte de Doña Camelia. Debe sentir lo mismo cada alma nacida y criada en Mao, Valverde.
    Paz a sus restos y conformidad a los familiares.

    QUIERO COMPARTIR ALGO QUE ESCRIBÍ HACE UN TIEMPO, CUANDO SURGIÓ LA IDEA DE QUE SE NOMBRARA UNA CALLE CON EL NOMBRE DE LA MAESTRA MERITÍSIMA:

    HONRAR LA VIDA DE DOÑA CAMELIA
    Por César Brea

    Más que honrar en vida, debemos "honrar la vida" de Doña Altagracia Camelia Disla. Una vida que tiene que ver con nuestras vidas, porque ha sido abrevadero de enseñanza para varias generaciones de maeños. Mujer de vida sencilla, de virtudes fuertes y de frutos visibles. ¿Quién en nuestro pueblo no ha sido tocado, marcado, tallado por las manos de esta alfarera de la educación, esa artista del magisterio, esa dama de la grandeza? Brújula y timón, eso ha sido por más de medio siglo Doña Camelia Disla para nuestro pueblo. Vida fecunda, maestra y madre de multitudes de hijos porque en cada uno de nosotros hay algo de ella.

    No existe en nuestro pueblo tesoro con qué pagar tanta entrega, tan gran generosidad. Una simple calle con su nombre no devuelve tanta capacidad de amar y de servir como ella ha tenido para todos. Pero al menos es un gesto, es una humilde manera de decir GRACIAS a quien tanto agradecemos; de reconocer a quien no necesita reconocimiento porque estos ya anidan en nuestros corazones. Saludamos la feliz iniciativa de nombrar ahora, en este tiempo presente, una calle con el nombre de la excelsa maestra, sabiendo que los honrados somos todos los que bebimos de su savia bienhechora, los muchos que hemos recibido sus conocimientos, virtudes y valores, sus consejos y hasta sus reprimendas formadoras. Es una hermosa idea a la que le ha llegado el tiempo de cristalizar: Una calle con el nombre de Dña. Camelia

    César Brea

    ResponderEliminar
  10. Dona Camelia, el 10 de agosto al felicitarnos por nuestros cumpleanos, usted me dijo, "pero tu eres mas viejo que yo" le conteste si, recuerdo que fui maestro suyo en 8vo. a lo que usted me respondio "Pero tu has sabido administrar muy bien el tiempo".

    Siempre la recordare en especial cada 10 de agosto, gracias por sus ensenanzas MAESTRA DE MAESTRAS.

    PAZ A SU ALMA

    ResponderEliminar
  11. Quienes le admiramos y escuchamos, le recordamos haciendo lo que mejor sabias hacer, enseñar, preguntar, y mirar allí donde nadie se detiene a reflexionar.

    Rosa Torres Tineo
    rosatorrestineo@aol.com

    ResponderEliminar
  12. Gloria eterna y Honor por los siglos de los siglos a ese gran símbolo y necesario referente de la educacion maeña: Doña Camelia, Maestra de todos.

    Henry Frías Matias
    hfrias31@gmail.com

    ResponderEliminar
  13. Es muy dificil olvidar a una maestra de tantas generaciones; estoy seguro que muchos pensaremos, que no ha muerto, sino, que se fue a enseñar a otro lugar, porque donde quiera que llegue, donde quiera que el Señor la lleve, allí seguirá dando el pan de la enseñanza.

    Rolando Espinal

    ResponderEliminar
  14. El día 10 de agosto regresaba desde República Dominicana, en el camino hacia el aeropuerto llamé a la Doña para felicitarla ¡y qué contenta se puso!, pero más contento estaba yo ya que tenía la oportunidad de hacerlo; a los pocos días me entero de su muerte, ¡qué gran sorpresa ya que la sentía con todas sus fuerzas, animada, jocosa y consejera como siempre! Mao perdió una gran maestra, una amiga, una consejera, una luchadora y una mujer que nunca se rindió. Mis condolencias para sus familiares y para el pueblo de Mao porque ha perdido una de sus grandes hijas.

    Papito Mármol

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador