viernes, 12 de diciembre de 2014

¡EL PODER DE LA EDUCACIÓN!

LA SUPERIORIDAD DE LOS PROFESIONALES MAEÑOS

Desde mi posición privilegiada como administrador de MEEC tengo acceso a información de primera mano, la que en ocasiones me hace sonreír por lo positiva y halagüeña. En días pasados me llegó esta conversación entre Fernando Ferreira y un viejo amigo y compañero suyo, el Sr. José M. Cordero, la cual me place compartir con ustedes.

Hablando de los profesionales maeños que él conoce, el Sr. Cordero le hizo este comentario a Fernan:

Aun me pregunto ¿quiénes fueron esos maestros que potenciaron el talento que muestran los maeños donde quiera que han tenido la oportunidad de educarse? Esa base no es común en el país.

Ustedes debieran hacer un análisis de quienes fueron esos maestros y hacerle un reconocimiento aunque muchos estén en la otra dimensión.

Esos son los héroes que puede producir este país, no los que viven amenazando con matarse por la patria.

JMC


A lo que Fernando Ferreira contesta:

Compadre:

¿Usted está seguro que no es el agua contaminada de los canales que cruzan el pueblo ‘e Mao?

En serio, en el Mao de ayer (no sé en el de hoy) hubo un grupo de MAESTROS de primerísima calidad, con un liderazgo tremendo, y con un ojo clínico para detectar cualidades de liderazgo en sus estudiantes, las cuales se encargaban de aupar y cuyo desarrollo incentivaban con los escasos medios disponibles en la época: les prestaban libros, les guiaban qué leer, cuáles eran sus puntos fuertes y cuáles necesitaban trabajar con más ahínco, etc. Entre los pioneros, recuerdo con mucho cariño a Don Leónidas Ricardo, primer Director del Liceo Secundario de Mao; Don Antonio Reyes, Director de la Escuela Primaria en mi época; mi favorita de toda la vida Doña Camelia Disla, quien dedicó ochenta años de su vida a educar nuestro pueblo y regiones aledañas (hace un año falleció a la edad de 93 y todavía estaba activa), Don Ramón García (Monchy o Sr. García), mi maestro de 2do curso de la primaria. Todos de férrea disciplina, pero con una capacidad de entrega sin límites.

Al grupo anterior le siguió otro más joven compuesto por la Srta. Graciela Reyes (Gachén), Doña Ana Delia Jorge de Del Villar, Doña Patria Deschamps de Guzmán, Doña Flérida Matías, Doña Josefa (Chefa) Morel, la Srta. Moráima Gil, Doña “Leca” Díaz y la “benjamina” de todas, Lavinia Del Villar Jorge, quien era una niña de 15-16 años cuando se inició en el magisterio. Este segundo grupo supo tomar la antorcha de la sucesión generacional y mantener encendida la llama interior del deseo de superación en la juventud de nuestra época.

Ya en el bachillerato, estaban Arturo Peña, Evaristo Disla, Andrés Ramos, Rafael Colón, Sergio Peña y Lilliam Tejada, entre otros.

Realmente, fuimos afortunados. Tuvimos verdaderos MAESTROS que dejaron profundas huellas en nosotros. Con todos ellos tengo una deuda eterna de gratitud.

Un abrazo,

Fernan


No conociendo al Sr. Cordero, le pedí a Fernan que me hablara algo de él.

Isaías:

José Miguel Cordero (JMC) es un gran amigo desde el 1965. Nos conocimos en el avión, cuando ambos íbamos a El Zamorano a iniciar nuestros estudios en esa casa de estudios. Es decir, que fue compañero de estudios de Diogenito y mío. Cuando terminamos los estudios en El Zamorano, él consiguió una beca y se fue a Texas A & M, donde obtuvo su Bachelor of Science. Pero, más importante, tuvo la oportunidad de compartir con varios maeños que estudiaban en esa universidad, como a nuestro hermano Fausto, a José Manuel Gómez y Rafael Fermín, entre otros. A estos dos últimos los conoció en El Zamorano. Como sabes, yo me fui a Cornell University y Diogenito a Rutgers University, donde también nos destacamos como estudiantes. Posteriormente, él estuvo en Purdue University donde obtuvo su M. Sc.

En el ínterin, ha conocido otros maeños como César Brea, nuestro hermano Fonso, Manueito Colón, Rubén Rodríguez (El Piojo) y otros profesionales maeños. Según José Miguel, quien es muy exigente con la disciplina, la responsabilidad y la capacidad de la gente, hay un patrón muy definido entre los maeños, cuya fuente primaria él busca en, o atribuye a, las aulas. Es decir, a los maestros que tuvimos en común, que nos formaron y que dejaron sus huellas en nuestras generaciones. De ahí que yo empiece relajando, achacándole al agua de los canales de Mao esa cualidad, y luego, paso a señalar esa pléyade de MAESTROS de quienes tuvimos la suerte de nutrirnos.

Espero que lo anterior te de una mejor ilustración, si necesitas más información, do not hesitate…

José Miguel es actualmente Consultor (Asesor) en Áreas de Negocios Agropecuarios. Además, es Agregado Comercial de la Embajada Dominicana en Honduras y Miembro de la Junta de Fiduciarios de El Zamorano (Escuela Agrícola Panamericana).

Un abrazo,

Fernan.


Gracias al Sr. José Miguel Cordero por su testimonio sincero y elogioso de las virtudes de nuestro sistema educativo de entonces el cual nos enorgullece como maeño y por lo que nos toca, y a Fernan por compartirlo.

6 comentarios:

  1. ¡Qué interesante artículo, y qué excelente observación, que a nosotros a veces nos pasa desapercibido, aun en nuestro subconsciente lo llevamos presente! ¡Cuánta verdad y qué orgullosa me siento de esos profesores que formaron a esa generación de destacados profesionales que pusieron y siguen poniendo en alto a nuestro Mao!

    Mis respetos.

    Thamara Rodríguez Arté

    ResponderEliminar
  2. Mano: Gracias por la introducción a este conversatorio, así como el párrafo de cierre. En este último, corrige por favor el apellido de José Miguel. Lo correcto es Cordero, en vez de Cabrera. Gracias.

    Un abrazo,

    Fernan.

    ResponderEliminar
  3. Para esos profesores que nuestros ojos hoy pueden ver en esa memorable foto, junto a otros no menos importantes de nuestra historia educativa y que no figuran en la misma también van nuestros aprecios, nuestros reconocimientos, y nuestra gratitud eterna.

    Antonio Mateo Reyes

    ResponderEliminar
  4. Mano:

    En mi comentario anterior olvidé dos aspectos muy importantes:

    a) En el conversatorio con José Miguel Cordero omití los nombres de muchos y muy distinguidos MAESTROS(AS), cuyos nombres recordé al ver la foto que encabeza el mismo. Para ellos(as), mis excusas. Espero que comprendan, que el tiempo no pasa en vano, y que "el alemán" nos visita de vez en cuando, y

    b) También omití que José Miguel fue Director de Mercadeo para toda América Latina de Elanco Products Company (ELANCO), por más de 25 años. Son estos conocimientos y experiencia acumulada los que lo convierten en un muy reconocido y demandado consultor en materia agropecuaria.

    Un abrazo,

    Fernan.

    ResponderEliminar
  5. Dios me ha dado una gran satisfacción, porque de todo lo que ha pasado en mi vida lo que más me enorgullece es que me recuerden como maestra. No quiero más, gracias Fernan.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador