lunes, 1 de diciembre de 2014

BUENA OBSERVACIÓN Y CAMBIOS AL CÓDIGO PENAL

Por Fernando Rodríguez Céspedes

Aunque la drasticidad de las leyes no garantiza la disminución de los crímenes, y su efectividad depende de la responsabilidad de los jueces en su correcta aplicación, celebramos las modificaciones introducidas al Código Penal por la Cámara de Diputados y la observación del Poder Ejecutivo a los artículos relativos al aborto.

El incremento de hasta 40 años de cárcel por la violencia doméstica criminal hará pensar dos veces a los agresores, y si de todas maneras cometen homicidio, la ley permite tenerlos más tiempo alejados de la sociedad lo que de por sí resulta conveniente para una población que ve alarmada la facilidad con que salen sueltos algunos feminicidas.

El sicariato, tan de moda en estos tiempos de narcotráfico y crimen organizado, también será duramente penalizado al igual que el secuestro, el terrorismo y la ocupación ilegal de tierras que ha llegado a convertirse en un lucrativo negocio público ejercido por delincuentes, a veces, asociados a políticos y militares inescrupulosos.

El cúmulo de penas, hasta 60 años, es otro de los aspectos importantes debido a que no debe ser igual la condena a quien ultime a una persona, que a quien asesine a una pareja. En este caso pueden aplicarse 30 años por cada víctima, incluso a un condenado por un crimen, se le puede adicionar otra condena si se le prueba otro homicidio.

La condena entre 10 y 20 años a quien utilice el denominado "ácido del diablo", o cualquier otra sustancia de efecto similar, es importante en un país en el que se agreden a mujeres indefensas hasta por celos y envidia. La secuela de una agresión de este tipo es tan grave como la muerte misma por los daños físicos y morales que sufren las víctimas.

Saludamos la iniciativa de los diputados y con más entusiasmo las observaciones del presidente Danilo Medina en torno a la prohibición del aborto en el que prevalece el concepto religioso y dogmático sobre el científico, ignorando circunstancias como las terapéuticas, violaciones e incestos y el trauma y costo que esto puede representar para las víctimas en un país donde el estado no le garantiza asistencia a nadie.

Este es un tema muy controversial, y fácil de debatir desde un púlpito, ignorando lo que representa tener que cargar sola con un hijo producto de una violación, un incesto o con graves deformaciones físicas, además, me pregunto: ¿ante la disyuntiva de salvar a una madre o a su criatura en formación, madre con esposo y varios hijos a quienes cuidar: por quién se decidiría usted?

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo con el enfoque que hace mi tocayo Fernando Rodríguez Céspedes sobre estos espinosos temas. Creo conveniente mantener las lacras sociales alejadas por más tiempo de víctimas potenciales, y también estoy de acuerdo con el aborto terapéutico en los casos que él señala.

    Afectos,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador