martes, 16 de octubre de 2012

PARA CURAR EL ALMA

EL FILTRO DE MI VIDA
Por Doris Rodríguez

Con el paso de los años he comprendido cada frase que mi padre nos decía, ayer fueron consejos, con el tiempo me parecieron sabias… hoy comprendo que mi padre era un estudioso, reflexivo, crítico de la realidad, con una capacidad de razonamiento asombrosa, quizás aun más lejos, un ser de luz; recuerdo esta frase: "Sólo hay una manera de terminar con lo malo y es no hacerlo a nadie".

Lo comprendo hoy cuando he podido confirmar aquellas sabias palabras sueltas, entrecortadas que siempre ponía de ejemplo para formarnos con valores y principios ejemplarizados… hoy al leer este pensamiento de Liev Nikoláievich Tolstói, novelista ruso, profundo pensador social y moral que dice: “Sólo hay una manera de poner término al mal, y es el devolver bien por mal". Qué parecidas son, es como si mi padre la hubiese leído, pero estoy segura que jamás lo hizo, porque aprendió en la escuela solo a leer, sumar, multiplicar y restar, ya que no existía ninguna otra posibilidad de alcanzar otro grado en aquel lejano espacio del universo, donde las posibilidades de tener un libro en sus manos era una odisea por no decir imposible.

No todos tenemos el privilegio de tener en la vida un filtro poderoso que nos ayude a rechazar lo malo y a no devolverlo; él fue mi filtro, él me regaló su sabiduría, esa que me formó para entender que jamás debo usar mi alma para venganzas, envidia, traición en contra de mis congéneres, solo tratar de dar sin esperar nada en retorno. Cuando perdono, lo hago con todo mi ser y en vez de venganza regalo segundas oportunidades, porque Dios eligió habitar en mi corazón, aprendí a tratar con esmero el huésped mas distinguido que vivirá por siempre en mi casa interior el alma.

Naturalmente cada quien tiene derecho a elegir qué hacer cuando es lastimado, pero yo decidí seguir las enseñanzas de mis padres y la fe en el amor de Dios. Porque la única manera de NO hacer mal, es retratando el alma y mirar sus orificios para sellarlos con el bien que emana de aquellas enseñanzas espirituales.

En la vida hay que tener propósitos y uno de ellos ha sido contribuir a que alguien más tenga paz o se sienta feliz. Para sintonizar con el universo y la humanidad, para danzar al ritmo del sonido que trae el bien y rechazar el mal cuando llega con su careta puesta. Y caminar en la tierra de manera liviana, sin carga de éxitos, fama, poder y dinero comprado con categoría de primera como acostumbra etiquetar la sociedad… al contrario prefiero me condenen a ciudadana de segunda categoría porque le hice caso a lo que me dicta mi corazón porque prefiero estar en paz conmigo misma para que esa paz también llegue a los demás. ASI ACABAMOS CON LA VIOLENCIA QUE ESTA APORREANDO LA HUMANIDAD.

4 comentarios:

  1. Doris ; En verdad nuestros viejos no cursaron estudios superiores,no existían las condiciones,ni el tiempo para hacerlo , pues mayormente era empleado para buscar el sustento diario de la familia. pero,estaban dotados de una sicológía que la empleaban mediante consejos previendo nuestro futuro,que muchas veces les hacíamos caso omiso,trayendo como consecuencia nuestros fracasos.
    Hoy en dia es mucho mi lamentar por no oir todos esos avisos dado por mi madre,pero si logré captar ese que tu citas de 'no hacer el mal,ni guardar rencor"
    Gracias Doris por traer a mi memoria el sabio consejo dado por una madre.

    Abrazos
    Manito

    ResponderEliminar
  2. Gracias hermosa y culta dama por su oportuna y muy valiosa contribución!!

    El cáncer del alma es el rencor que el ser humano guarda en su corazón y mente. Saber perdonar es un don de sabios, y devolver bien por mal es una actitud privilegiada de la que no todos gozamos. Usted está llena de virtudes que la adornan: que nuestro Padre Celestial sea pródigo en bendiciones para usted y familia.

    Con respeto y deferencia.

    Diómedes Rodríguez Martínez

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias distinguidos caballeros Manito Y Diómedes ,es un honor para mi que hagan un alto ante las lineas que salen de mi alma y la coloco como una receta espiritual para curar el alma.Dios le siga llenando de luz sus corazones , reciban abrazos junto a sus amadas familias.

    Doris

    ResponderEliminar
  4. Gracias, amiga Doris, por sus siempre inspiradoras colaboraciones.
    Isaías

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador