martes, 30 de octubre de 2012

MAS ACERCA DE LA HISTORIA DE MAO

BREVES NOTAS DE LA HISTORIA DE LA COMÚN DE “VALVERDE” MAHO (*)
Por José N. Andrickson, Presb.


En el año 1858, en el gobierno del general José Desiderio Valverde, fue iniciada la idea de fundar algunos pueblos intermedios sobre las vías principales que unían a Santiago con Guayubín y Montecristi, con el propósito de acercar estos pueblos a otros, facilitando de este modo las relaciones con la cabecera de provincia que lo era Santiago. Esta idea dilató varios años en llevarse a la práctica.

En el año 1869 fue construida una iglesia de madera en la entonces sección de Maho, y el día 8 de marzo de 1870 de conformidad con el decreto del gobernador eclesiástico canónigo don Carlos María Pina, tuvo lugar la bendición de esa iglesia oficiando en el acto el Presb. don Carlos María Piñeyro, cura que fue de Santiago, lo que se verificó con la mayor solemnidad y regocijo de los vecinos. En 1875 fue nombrado el primer Cura Párroco, el Presb. Don Fernando de la Rocha.

En 1875 fue elevado el caserío de Mao a Puesto Cantonal y en 1882 ascendido a Común, instalándose el primer Ayuntamiento en el que figuraron regidores los señores Román de Peña, Tito Reyes y Gregorio Aracena y síndico el señor Sebastián Rodríguez.

El 25 de junio de 1905 fue bendecida la nueva iglesia de mampostería por el ilustrísimo y reverendísimo monseñor doctor Adolfo Alejandro Nouel, Arzobispo titular de Metinna y entonces Coadjutor de este Arzobispado, con la mayor magnificencia. La construcción de esta iglesia se debió en su mayor parte al infatigable celo del padre don José Eugenio Collado, entonces cura párroco de la Común.

En enero de 1904 un decreto del presidente Carlos F. Morales L. cambió el nombre de Maho por el de “Valverde” para perpetuar la memoria del prócer general José Desiderio Valverde, uno de los principales paladines de nuestra gloriosa guerra de Independencia.

En 1844 en la Guerra de Independencia los habitantes de la sección de Maho constituían un Batallón con el nombre de “Entre Ríos” y que dio pruebas en las diferentes batallas que se libraron, de su bravura y de su amor a la Patria. En el año 1863 en la Guerra Restauradora prestaron también los maheños importantes servicios.

En 1908 fue terminado el parque de recreo “Dolores”, provisto de un elegante kiosko, alumbrado y bancos para asientos.

En 1910 fue terminado su elegante obelisco, en homenaje a los Mártires de la Patria y en 1914 fue construido el Matadero Público, estas tres importantes obras realizadas por progresista y benemérita Sociedad “El Esfuerzo”, a iniciativa y llevados a cabo por el infatigable y nunca olvidado elemento de Progreso y Adelanto don Amado Franco Bidó, de feliz memoria para esta Común, con cuyo nombre fue bautizado dicho Parque en reconocimiento de Justicia y Gratitud.

A principios de 1917 se reinstaló la Academia de Música, cuyos alumnos integran la Banda Municipal, obligados según contrato a servir en ella gratuitamente por espacio de cuatro años.

Esta común puso en alto la dignidad nacional con el sacrificio de sus hijos en la memorable Batalla de la Barranquita, donde ofrendaron sus vidas los intrépidos Máximo Cabral, Agustín Cabral, Francisco Peña y otros mártires y donde salieron heridos Juan Infante Cabral, Enerio Disla, Ernesto Mejía, etc.; salvó nuestro emblema con dignidad y heroísmo el valiente y denodado Demetrio Frías, salvando así nuestra vergüenza nacional.

Acta de la bendición de la primera ermita o capilla de Maho, jurisdicción de Guayubín

“A los ocho días del mes de marzo del año 1870, yo, el Presb. don Carlos María Piñeiro, cura beneficiado de la parroquia de Santiago de los Caballeros, en virtud de la autoridad del Revdo. Cura de Guayubín y previas las facultades dadas por el muy ilustrísimo Vicario General y gobernador eclesiástico de la arquidiócesis, Presb. don Carlixto María Pina, canónigo, he procedido con los ritos prescritos por el ritual romano a la bendición solemne de la ermita, bajo la invocación de la Santísima Cruz y Nuestra Señora de Esperanza, y al día siguiente ofrecí en la nueva ermita el Santo Sacrificio de la misa, aplicándola especialmente en sufragio de los vecinos vivos de dicho partido que con tantos y tan cruentos sacrificios han contribuido a llevar a cabo tan piadosa obra, y también en sufragio de las almas de sus padres difuntos, cuyos cuerpos reposan esperando la resurrección futura a la sombra de la CASA DE DIOS.

Concurrieron con entusiasmo religioso a esta solemnidad piadora numerosos fieles tanto de la ciudad de Santiago como de los campos vecinos.

Maho, 9 de marzo de 1870.

El Cura Beneficiado, Carlos Ma. Piñeiro, Presb.

Personas connotadas de la localidad de Santa Cruz de Maho, hoy Valverde, pidiéndole al señor Fray Roque Cocchia, Arzobispo de Sirase, Delegado Apostólico de la Santa Sede, cerca de las Repúblicas de Haití y Venezuela, Vicario General de la Arquidiócesis de Santo Domingo en fecha 28 de julio de 1879, un sacerdote para su administración espiritual.

Monseñor:

Los que suscriben la presente, feligreses de la Parroquia de Santa Cruz de Maho, hijos de Dios, padre común y fieles amantísimos de Jesucristo (N. S) a V. I Señoría religiosamente exponen:

Monseñor, Padre en Cristo, vuestros hijos espirituales, los feligreses de Maho dolorosamente ven pasar los días y los meses sin oír la palabra Santa de Dios, nacer, crecer y morir sus hijos sin recibir los auxilios religiosos ni el Sacramento del bautismo; las puertas del templo permanecen cerradas por la carencia de un sacerdote delegado prudentísimo que representando en V. E su Ilustrísima persona, no solo nos presente ejemplos morales, virtuosos y dignos de un sacerdote, cuanto nos ilumine constantemente nuestra inteligencia ávida de la doctrina cristiana, fortifique nuestras almas escuálidas por el pecado y reanime nuestras esperanzas con las bienaventuranzas de la otra vida. Por tanto a V. S. Ilustrísima, suplicamos no nos olvide y nos envíe un digno delegado que por sus sanas lecciones y ejemplos de virtud y religión nos haga conservar la fe, abrigando la esperanza y ejercer la caridad.

Con sentimientos de la más alta y distinguida consideración y respeto, cuentan con vuestra paternal bendición, vuestros hijos en Jesucristo quienes incesantemente oran al señor por vuestra paz y salud y que os ilumine en el debido acierto de vuestro Ministerio Pastoral.

Somos de Monseñor quienes B. S. M.

Santa Cruz de Maho, 28 de julio de 1879.

Firmados: Gregorio Aracena, Baltazar Rodríguez, Antonio Inoa, M. Güichardo, Marcos Monsanto, Rosendo Pardo.

Sacerdotes que han sido Curas Párrocos de Santa Cruz de Maho, común de Valverde

Carlos María Piñero (n. 5 de julio de 1831 y f. 21 de febrero de 1885): Desde el 8 de marzo de 1870 al 12 de mayo de 1870. 3 meses.

Fernando de la Rocha: 13 de mayo de 1870 al 3 de mayo de 1871. 5 meses.

Francisco Chamboneaux: 4 de mayo de 1871 al 18 de diciembre de 1871. 7 meses.

Francisco Porzo: 19 de diciembre de 1871 al 2 de mayo de 1872. 5 m.

Pedro A. Accelli: 3 de mayo de 1872 al 10 de mayo de 1875. 3 años.

Fernando de la Rocha: 11 de mayo de 1875 al 11 de mayo de 1879. 4 años.

Cirio Yanarelli: 30 de julio de 1880 al 15 de septiembre de 1880. 2 meses

Tomás de Piano: 10 de octubre de 1880 al 15 de mayo de 1881. 7 meses.

Juan Fabiani: 12 de julio de 1881 al 27 de septiembre de 1881. 2 meses.

Andrés Díaz Márquez: 16 de noviembre de 1881 al 4 de diciembre de 1881. 1 mes.

Alfonso Bianchini: 8 de diciembre de 1882 al 26 de junio de 1883. 6 meses.

Pedro Accelli: 19 de agosto de 1883 al 13 de septiembre de 1883. 1 mes.

Elías Irrizarri: 13 de diciembre de 1883 al 3 de diciembre de 1891. 8 años.

Honorio Liz y Salcedo (n. 4 de diciembre de 1866 en Moca y f. 30 de septiembre de 1937 en Santiago): 6 de diciembre de 1891 al 16 de diciembre de 1897. 6 años.

Canónigo Manuel de Js. González: 5 de febrero de 1898 al 16 de mayo de 1898. 3 meses.

Juan Alvino: 9 de junio de 1898 al 26 de mayo de 1900. 2 años.

Santiago Liz y Salcedo (n. 23 de mayo de 1879 en Moca y f. 12 de mayo de 1921 en Altamira): 30 de mayo de 1900 al 9 de marzo de 1902. 1 año y 10 meses.

Luis Pérez: 15 de marzo de 1902 al 11 de mayo de 1902. 2 meses.

Canónigo Manuel de Js. González: 5 de julio de 1902 al 15 de julio de 1902. 10 días.

José Eugenio Collado: 18 de agosto de 1902 al 18 de octubre de 1912. 10 años y 2 meses.

Eliseo Emilio Echavarría: 7 de diciembre de 1912 al 7 de enero de 1913. 1 mes.

Vicente Sambarino: 29 de enero de 1913 al 2 de marzo de 1915. 2 años y 2 meses.

Eliseo Emilio Echavarría: 5 de marzo de 1915 al 16 de agosto de 1917. 2 años y 5 meses.

Doctor Nicolás Zuñiga: 16 de agosto de 1917 al 24 de septiembre de 1918. 1 año y 1 mes.

Saturnino Esparta: 1º de octubre de 1918 al 7 de agosto de 1919. 10 meses.

José Suárez Muñiz: 22 de agosto de 1919 al 31 de octubre de 1920. 1 año y 2 meses.

Felipe Eudaldo Sanabia Martínez: 31 de octubre de 1920 al 23 de abril de 1922. 1 año y 6 meses.

Canónigo Manuel de Js. González (n. 1º de febrero de 1861 y f. 2 de enero de 1948 en Santiago): 21 de mayo de 1922 al 27 de mayo de 1922. 6 días.

Lic. Armando Portes: 3 de junio de 1922 al 17 de abril de 1923. 10 meses.

Luis Fernández Ormochea: 21 de junio de 1923 al 22 de febrero de 1924. 8 meses.

Saturnino Ballestero: 23 de febrero de 1924 al 20 de julio de 1925. 1 año y 5 meses.

J. Trigo Martos: 26 de julio de 1925 al 30 de julio de 1927. 2 años.

Bernardo Montás: 8 de agosto de 1927 al 7 de octubre de 1928. 1 años y 2 meses.

Filiberto Pardo: 20 de octubre 1928 al 31 de julio de 1934.

José Nemesio Andrickson Barinas (n. 14 de diciembre de 1861 en Santo Domingo y f. 27 de marzo de 1947 en Bonao): Desde 1º de agosto de 1934 al 3 de octubre de 1935. 1 año y 2 meses.

(*) Estas notas fueron facilitadas a MEEC por el historiador Rafael Darío Herrera Rodríguez a quien le extendemos nuestras mas expresivas gracias.

4 comentarios:

  1. Estimado Isaías:

    Saludo tu publicación del artículo del padre o presbítero J. N. Andrickson, párroco de Mao 1934-35, la misma figura en mi libro" Mao y su gente", páginas 34-35-36 y ampliada o más abarcadora pues cubre hasta el año de 1995, en el que regresé a vivir en Sto. Dgo., luego de ser relevado del cargo de director del Hospital Luis L. Bogaert. Dichos datos los tomé del libro "Marco Histórico de la Pastoral Dominicana", de Monseñor Antonio Camilo, y los publiqué en el Listín Diario, el 18 de julio, martes, de 1995, página 7, sección Opinión.

    Un abrazo de HÉCTOR BREA TIÓ

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho su Pagina. Me ayudaria m ucho saber mas datos sobre Baltazar Rodriguez de quien tengo entendido es uno de los fundadores de mao. Quienes fueron sus padres? con quien caso? Y de la profesora Amelia Rodriguez Y con quien caso. Gracias!
    Mayda Sobrino
    Maydasobrino@yahoo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayda, soy Luciano, no sabía que te gustaba la genealogía. Visité esta página porque estoy buscando datos de los hermanos Liz Salcedo, curas párrocos que aparecen aquí, pues ellos eran hijos de mi tatarabuelo José Gaspar Liz y Castellón, un español nacido en 1840.

      Eliminar
    2. Disculpen, no puse mi correo electrónico, soy Luciano García, lucianogarciad@hotmail.com.

      Eliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador