martes, 26 de agosto de 2014

DANILO MEDINA Y LA REELECCIÓN

Por Fernando Rodríguez Céspedes

El dilema del presidente Danilo Medina, ante la campaña reeleccionista desatada a su alrededor por funcionarios de su entorno, es mas ético que político, y en un país, donde la actividad política se ejerce divorciada de la ética, cualquiera apostaría a que, al final, el presidente acabará "sucumbiendo al clamor popular".

Sin embargo, confío en su prudencia y atribuyo su posposición a tratar el tema, a una estrategia que busca evitar que lo dejen solo a mediado de su gobierno porque si desde ahora descarta la posibilidad de reelegirse, la mayoría de los funcionarios y peledeístas pasarían a seguir al candidato con más posibilidades.

Con sus luces y sombras, Danilo Medina acumula méritos suficientes para optar por la reelección pese al impedimento constitucional existente, debido a que este impedimento no es insalvable porque existen los mecanismos legales para sortearlos siempre y cuando haya voluntad política y consenso congresional para hacerlo.

Por eso, felicité personalmente al entonces presidente Leonel Fernández en el Museo de la Resistencia, cuando, después de sus escarceos y amagos reeleccionistas, desistió de su proyecto porque sabemos que desde el poder se pueden revertir muchas cosas y debido a ello, consideré plausible su decisión.

Leonel entendió el desgaste natural del ejercicio prolongado del poder, además de que había un relevo esperando una merecida oportunidad después de un agravio por imposición del poder.

En el caso de Danilo, la situación es diferente porque además de no enfrentar el referido desgaste, goza de la más alta tasa de popularidad presidencial que se recuerde en nuestra historia republicana.

Al margen de todas estas consideraciones, solo Danilo, en la intimidad de su conciencia, tendrá que decidir si da o no un paso que, además de las implicaciones éticas y legales que conlleva, podría desatar una lucha frontal entre danilistas y leonelistas.

Y limito ese posible enfrentamiento a esas dos corrientes del peledeísmo, porque para nadie son secretas las aspiraciones de Leonel y la fuerza congresional y liderazgo que posee dentro del PLD, por lo que cuando el león ruja, los monos saldrán huyendo, o se integrarán dócilmente a la manada del rey.

2 comentarios:

  1. Hermano Fernando, mi opinion sobre tus consideraciones es que, se pondrán de acuerdo para seguir gobernado, porque el objetivo fundamental del partido en el poder, no es hacer las profundas transformaciones que demanda y necesita el pueblo dominicano. El PLD ha hecho de la politica su mejor industria. Han hecho suya la idea de que el palacio es el mejor negocio. Harán lo que más le convenga para forlalecer esa maquinaria económica. Si Danilo es el que conviene veremos a Leonel y a los demás aspirantes presidenciales, en torno a esa causa económica, con tal de mantener y fortalecer el negocio.
    DR. Antonio Mateo Reyes.

    ResponderEliminar
  2. Hace ya un buen tiempo (creo que cuando Peña gano las elecciones) comentaba con un funcionario que debería modificarse la constitución para que el periodo presidencial fuera de seis años. En aquel entonces me di cuenta de que a un país pobre no le conviene gastar dinero y recursos del gobierno en una reelección. Teniendo como premisa el hecho que se quería imponer la no reelección (fundamento esencial PeñaGomista y de uno de los PRDs) comenté, pónganlo por seis y ya! a lo cual se me contesto "para darle dos años mas para robar" y le dije "todo lo contrario, para quitarle dos años". Lo puse a pensar y luego me dio la razón.
    Hay una gran cosa que la mentalidad de "pequeño Nuebayol!" no nos deja ver y esa es la realidad en que vivimos. No se necesitan lentes para ver que el gobierno (sea del partido que sea) no puede financiar una campaña de reelección. No somos un país que pueda sustentar a un gobierno con una empleomanía inflada solo porque "se les debe por su aporte durante la campaña". Seis años y pa su casa! No me voy a meter con el congreso porque no acabaría. No hay que ser político, solo lógico.

    Janio Perez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador