domingo, 30 de marzo de 2014

FERNANDO JOSÉ BENOIT, ES EL CORAZÓN DE UN MÉDICO HUMANO

UN MOMENTITO CON MIGUEL
Por Miguel De Jesús
Locutor y Abogado Dominicano


Recibir la noticia de que tienes que practicarte una cirugía no es agradable, pero cuando esa información es dada por un Ángel de paz que con la excusa de medico habita el planeta tierra con nosotros, la misma es acogida con alegría en vez de tristeza.

Él, después de escuchar mi historia sobre la forma en que entrenaba para un Maratón y la lesión sufrida, procedió a revisar mi rodilla izquierda, en todo momento mantuvo una conversación entretenida.

Estudió con atención cada detalle de la resonancia magnética, sonreía y con un rostro lleno de calma mostró en su mirada el amor que siente por la vida, para luego explicarme lo encontrado dentro de mi pierna “un tumor óseo, quiste de Baker y rotura de meniscos”.

Me habló con tanta propiedad y paciencia que solo atiné a decir “en sus manos encomiendo mi salud”. Llegó el día de la intervención y no lo vi como profesional de la salud, lo vi como el hermano que abría su mano para ayudarme a caminar.

Les hablo de un profesional de la salud en el área de Ortopedia, al que no importa el cansancio cuando está en juego la vida, que su propósito siempre es brindar por la salud y servir de puente que nos conduzca a la ciudad de la felicidad.

Un Doctor lleno de humildad y sencillez cuyo pago principal es la satisfacción de aquel que fue tocado por sus manos bendecidas por Dios y beneficiado por el conocimiento que la ciencia le dio por sus esfuerzos de superación.

No tiene fecha de fiestas en el calendario que estén por encima del juramento Hipocrático, primero los enfermos y luego lo cotidiano donde están sus amigos y familiares, hombres, mujeres y niños que siente orgullo al convivir con él.

Profesional de vocación que por convicción ilumina como Sol de día y de noche la oscuridad a que el miedo somete a los pacientes que entre gritos y lamentos les cuentan sus dolencias.

Joven de 36 años, que a pesar de su corta edad aprendió a elevarse en alas doradas del espíritu sagrado para consagrarse en el sacerdocio de la salud y desde las 4 paredes de un consultorio oficiar envuelto en su Alma impoluta el mensaje de esperanza y amor.

Es un guerrero de Corazón bueno cuyo nombre fue puesto a propósito del día de su nacimiento, 30 de Marzo, aniversario de la Batalla de Santiago cuyos Héroes Fernando Valerio y José María Imbert motivaron a su padre para bautizarlo combinándolos y hoy desde la ciudad de Santiago decimos al mundo que “Fernando José Benoit, es el Corazón de un médico humano.

4 comentarios:

  1. No más palabras, todo está dicho, todo está consumado que, Dios sane a Miguel de Jesús y el médico reciba su gracia, para seguir curando a los enfermos del cuerpo, porque los que están enfermo del alma, se curan haciendo el bien.

    Salud Miguel.

    Monchy.

    ResponderEliminar
  2. M.de Jesus ,espero en ti una pronta mejoria para asi yo estar tranquilo ya que soy un preocupado por mis hijos.

    Aprovecho para darle las gracias al Dr.Benoit por su gran labor.
    Lamento que tu como paciente no nos informara en tu lindo concepto emitido, donde presta sus buenos servicios para asi ocuparlo cuando fuese necesario .

    Espero verte pronto en tus buenas actividades.

    Manito

    ResponderEliminar
  3. Querido Cuñado (porque tengo entendido que le dices Mama a Doña Aleja), espero que te recuperes pronto y logres tu sueño de tu maratón.

    Janio Pérez Estévez (esposo de Vanessa)

    ResponderEliminar
  4. Miguel de Jesús, cuando somos escogidos para ser objeto de un prueba en la vida, debemos resignar nuestros agradecimientos a Dios, que también nos da el valor para y la fortaleza de recuperarnos. Quiero verlo pronto en sus quehaceres cotidianos. Un abrazo, matonsisismo,

    Afectos de siempre, Ley S.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador