lunes, 24 de marzo de 2014

DENUNCIA CHINOS DEBE INVESTIGARSE

CALIENTE
Por Fernando Rodríguez Céspedes


El gobierno tiene la responsabilidad de investigar a fondo la denuncia hecha por una empresa china sobre supuestas irregularidades cometidas en la adjudicación de dos plantas de carbón en Punta Catalina, Baní, sobre todo en momentos en que una delegación de alto nivel del Estado, visita al país asiático en procura de inversión que conlleve la creación de empleos.

La Constructora Gezhouba Group Company Limited (CGGC), cuestiona seriamente la asignación hecha por el Comité de Licitación de la Compañía Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) al consorcio Odebrech, SA-Tecnimon, la que, según los denunciantes, sobrevaluó hasta triplicar, los costos de instalación de las referidas plantas anunciadas recientemente por el gobierno.

La CGGC tiene entre sus experiencias la construcción de la mayor presa e hidroeléctrica del mundo, "Las Tres Gargantas", en China, y opera en más de 30 países con una facturación anual superior a los 6 mil millones de dólares, lo que garantiza la calidad técnica y de ingeniería de su propuesta que ascendió a la suma de 900 millones de dólares con todos los requisitos exigidos.

Contrario a la conveniencia del país, las obras fueron adjudicadas a la compañía que presentó el presupuesto más alto de todos los concursantes, que fue de 2,040 millones de dólares lo que es considerado como una "vil extorsión" contra el Estado a favor de "un grupo de élite", según expresa la CGGC en carta al presidente de la República, y en la medida cautelar solicitada al Tribunal Superior Administrativo (TSA), apoderado del caso.

Al país y al gobierno le conviene que esta situación sea debidamente aclarada para concitar la confianza en la seguridad jurídica que el Estado debe garantizar a los inversionistas nacionales y extranjeros y para evitar que se sigan firmando contratos onerosos contra el Estado, los que solo benefician, en lo personal, a los negociadores oficiales y a los grandes emporios que se aprovechan de nuestras debilidades institucionales.

1 comentario:

  1. Isaías:

    Estamos perdidos en lo claro. Ya en este pedazo de país que nos queda, de los políticos no podemos dudar nada. Lo que me duele es que tenemos más de 4 millones de pobres y un pequeño grupo de políticos, que no llegan a 25,000 funcionarios, apoyados de los organismos de represión pueden manejar a 10 millones de dominicanos. Estoy seguro de que esta denuncia se quedará ahi y esta sobrevaluación la pagará este pobre pueblo. También estoy seguro de que el Presidente de la República no realizará investigación alguna. Continúa el ¨solteo¨.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador