domingo, 28 de septiembre de 2014

MAEÑOS INSPIRADOS

Mi madre, Aleja Celestina Bonilla y Rodríguez, de acuerdo a su documento de Acta de Nacimiento, el pasado 17 de julio se adentró en las ocho décadas de cuando Manuel de Jesús Bonilla Reyes y María Antonia Rodríguez Báez la trajeron al mundo en el entonces reducido poblado de Mao. A lo largo de sus últimos 25 años ha decidido disfrutar su etapa de envejeciente expresando sus sentimientos en versos y en cuadros pictóricos. Para el conocimiento y disfrute de quienes gustan de de este género literario y para que sirva de estímulo a los jóvenes de hoy, sin consultarlo con ella, he decidido dar a conocer algunos de sus poemas a través de este ya importante medio digital, a cuyo productor agradezco por su entusiasta acogida. La columna “Aleja en Versos” permanecerá fija en el blog, dando a conocer cada semana poemas de la inspiración de esta sencilla, pero muy sensible mujer que a todos sus descendientes nos llena de orgullo e inspiración constante.

Manuel Rodríguez Bonilla

UN COMENTARIO

No somos poeta. No pretendemos serlo. Sólo hemos querido expresar algo para no sentirnos una más en la confusa selva en la que vivimos sumergidos. Hablar, por decirlo así, en el lenguaje cotidiano de cosas que son nuestra cotidianidad. Salir de las cuatro paredes y permitirnos respirar el mismo aire, pero con nuestro propio olfato; recordar nuestro origen y nuestro presente, ofreciendo estas pinceladas otoñales, tardías, pero que brillan y se revuelven muy dentro.

Quizás debimos elevar el lenguaje hasta los escarpados picos andinos, o cual oleaje marino en el Caribe soleado. Pero, ello sería desnaturalizar nuestra identidad.
Aleja Bonilla

CANTOS PUROS

Canto No. 1

Cantar con mi voz ronca
por los años vividos
mi canto…… mi propio canto
y elevar a los cielos de tu cielo
el murmullo del agua, el céfiro, el vahaje
imperceptible de mi canto.

En las noches calladas
cuajadas de luceros y de encantos
fluyen susurros de otra voz por ti amada
oirás a lo lejos…..trémula, vacilante
perdida en el vacío de la nada
mi voz, mi propio canto
mi canto echo llanto
mi voz…. mi propio canto.

Aleja Bonilla de Amaro
Septiembre 1993

2 comentarios:

  1. Un alma de poeta que destila sentimientos del yo interior, reflejando estremecida las cosas que revelan su alma de poeta.

    Antonio Mateo Reyes.

    ResponderEliminar
  2. Simple y llanamente, ¡SUBLIME!

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador