jueves, 2 de enero de 2014

CULTIVEMOS UNA ACTITUD INTERIOR DE ACEPTACIÓN

PARA CURAR EL ALMA
Por Doris Rodríguez


Concretemos nuestros objetivos en el 2014 iniciando con una oración de gratitud

Iniciando este año 2014 elevemos a nuestro Divino creador una oración de gratitud, padre amado por habernos concedido el privilegio de vivir un año más al lado de nuestros seres queridos y bajo los cielos de aquellos que no comulgan con nuestro existir.

Así como el sol sale y resplandece, un nuevo comienzo nos brinda gozo, porque al celebrar dejamos atrás el pasado y damos paso al presente y lo recibimos con alegría, descubriendo una nueva oportunidad para despertar el poder DIVINO en nosotros, valorando la vida.

Ha llegado el momento perfecto para iniciar nuevos proyectos, atrevernos a crear algo distinto, establecer planes, alinearnos con armonía en el universo, y accionar con precisión nuestros anhelos a seguir durante este nuevo año que inicia hoy… Pedir con devoción al Creador salud y la posibilidad de ser mejores seres humanos.

Es preciso empezar por cuidar de nuestro propio bienestar. Porque cuando cultivamos nuestro espíritu, cuando tenemos paz, y proyectamos gozo, además de que disfrutamos estar en nuestra propia piel, nos convertimos en un regalo para otros y podemos darnos cuenta de cómo las personas, buscan de nuestra compañía, nuestro circulo de amor, la gratitud y el bienestar crece…Se expande! Es entendible, a la hora de elegir, siempre queremos estar con aquellos que nos sumen y hagan la vida mejor y más plena.

"La mayor contribución que podemos hacer para el bienestar de las personas en nuestras vidas es tener paz en nuestros propios corazones". Nuestro estado de ser se replica en la vida de quienes amamos o con quienes nos relacionamos.

¿Les ha pasado que cuando están junto a alguien conocido, pueden percibir su alegría, entusiasmo, y se contagian de ellos? Igual pasa con aquellos que emiten lo contrario. Por eso, un gran regalo que podemos dar a otros es empezar por cuidar de nuestro propio bienestar.

Hagamos una reverencia a la vida y reconozcamos la capacidad de apreciar sus infinitos regalos. Cuando lo haces tú, también recuerdas sutilmente a otros a no tomarse ellos, demasiado en serio. Deja que tus acciones permitan que los demás puedan verse reflejados en gracia, gozo y paz.

En este nuevo año nuestra misión es Confiar y Apreciar todo lo que llega.

Comprometernos y soltar la intención de ejercer control sobre los acontecimientos, lo que pasara es lo que tenía que acontecer.

Cultivemos una actitud interior de aceptación. Decía David Simón, un maestro en estos temas, que nos imaginemos que la vida es como las olas del mar, que debemos ver llegar las olas inevitables de la vida con pasión y admiración. Sabiendo que todo lo que se va… un día vuelve a la orilla para volver a empezar. Mientras eso pasa, podemos relajarnos y disfrutar de ese paseo.

Y cuando llegue el tiempo de las turbulencias, recuerda que ningún buen marinero, se hizo con el mar en calma.

Disfrutemos de este paseo por la vida, agradece, respira, confía.

Permítete conectar con tu paz y fuerza interior…y conviértete en un ser luz y amor para el mundo.

2 comentarios:

  1. Gracias, estimada Doris, por esas muy acertadas reflexiones.

    ¡Feliz 2014!

    Isaías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a usted querido amigo, por publicar esas simplezas que salen de mi alma .BUEN AÑO 2014 jun to a su familia, salud y prosperidad.

      Eliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador