lunes, 2 de diciembre de 2013

EL CRIMEN QUE ME PERTURBÓ

Por Humberto Perdomo
Tomado de oasisdominicano.blogspot.com, el blog de Miguel de Jesús.


El niño Maiker cumpliría el próximo 6 de enero sus tres años de edad, pero ayer dos delincuentes le arrancaron la vida con un disparo en el cuello cuando su madre, Santia Bienvenida Lara, fue objeto de un vulgar atraco para despojarla de una pasola. Ella se desplazaba con el bebé, después de haberlo recogido en el colegio, como lo hacía cada día.

Maiker murió sin haber conocido a su padre Maiker Soto, pues este había emigrado a España, dejando la esposa con 7 meses de embarazo. Su padre ya hacía arreglos para venir a conocerlo, justo el día de Reyes, para su cumpleaños.

El hecho ocurrió en la ciudad de Baní pero ha consternado a todo el país. Personalmente a mí, me ha quitado la paz y tranquilidad durante todo el día. ¿Cómo es posible que hasta los niños tengan que estar "presos" en este endemoniado país? Esta son "las vainas" que me dan rabia, ¡COÑAAAAAZO!

4 comentarios:

  1. Aunque duela decirlo, porque los hijos no son culpables de los pecados de los padres, pero hasta que esto no suceda en el seno de la familia de uno de los mandamás que precisamente han creado el desorden en que vivimos, estas barbaridades seguirán ocurriendo sin que a nadie le importe un carajo. Quizás dar pa'bajo a estos hijos de puta delincuentes que tanto daño causan, no sea una mala idea. Es frustrante, amigo Perdomo. Dan ganas de volverse un Rambo vigilante y salir de cacería.
    Isaías

    ResponderEliminar
  2. Humberto,mi hermano ,no sólo tu estas conmocionado con este crimen .Todo el que tenga una pizca de sentimiento siente en lo más profundo del alma esta tragedia que nos arropa como manto morado maldito. Como dice El Indio Duarte "maldito sean ,los que han creado este estado de cosas y nos piden no tirar piedras para atrás . Malditos sean los que nos han robado hasta la tranquilidad . Malditos sean .Amen .Saludos y abrazos . Evelio Martínez .

    ResponderEliminar
  3. Lo lamentable de esto, amigos, y que me tiene sumamente preocupado, es que estoy observando como esta sociedad se está acostumbrando a vivir de pan y circo, aunque siempre más circo que pan, mientras se entretiene con disquisiciones como que si el embajador de Estados Unidos en nuestro país es el esposo o la esposa, o se ¨emboba¨ con un falso ¨viernes negro¨, imitación de USA, pero donde los creadores de este invento aquí ¨sabiamente¨ aumentan el precio de los productos para luego fingir una rebaja inexistente; mientras se distraen con estas divagaciones, repito, nos pasa por delante los más serio crímenes y delitos, por lo que nadie se acuerda o dice nada de : El avión que se robaron del aeropuerto de Higuero y apareció en Venezuela, del robo que hicieron uniformados en complicidad con autoridades judiciales en el residencial de ¨La Mulata¨ en Puerto Plata, de la investigación por el soborno a funcionarios dominicanos en la compra de los aviones supertucano, del sometimiento del ex de Obras Públicas, Víctor Díaz Rua, en fin de una serie de atrocidades que no me daría este espacio para enumerar y que están llevando al país a haber obtenido, como se evalúa en un exámen estudiantil, 29 de 100 en transparencia, según estudio reciente. Ahora estoy entendiendo porque muchas personas dicen que en este país "na e na" y "to e to".

    ResponderEliminar
  4. Mi estimado Perdomo,
    En nuestro país todo es una chercha, todos somos expertos en todo y sin embrago cualquiera nos hace comprar una peineta de yagua y nos la hace pagar como si fuera de nácar. Pero lo peor es que nos pueden hacer pagar la misma bendita peineta hasta dos y tres veces, si el que nos la vendió alega que el dinero que le dimos era falso... ¡Cuánto amemamiento! Y eso, que nos la damos de "linces".
    Isaias

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador