miércoles, 7 de mayo de 2014

EL GENERAL SÍ TIENE QUIEN LE ESCRIBA

Por Susana Jáquez

Hace unos días, el 5 de abril de 2014, para ser exactos, apareció en acento.com.do, el artículo DESAGRADÓ A CATÓLICOS REPRESOR JÁQUEZ OLIVERO ALOJARA AL OBISPO ABREU, refiriéndose al General Carlos Jáquez Olivero, escrito por un Ramón Arturo Guerrero, el que también publicó mi caro amigo Isaías Ferreira en su blog YOUMETHEMUS, a quien no reprocho que lo hiciera, pues como administrador de un medio es lo que hace, difundir información que él crea de importancia para sus lectores; además, no creo en la censura, sino en que todo, siempre que sea con altura, se debata. Agradezco la gentileza de Isaías por permitirme ejercer mi derecho a réplica.

Dice el articulista en cuestión que pasó un día en Mao, y en ese día recopiló la información, basada en opiniones y calumnias de los enemigos del General, diría yo, los que inventaron y pusieron palabras en su boca sin él haberlas dicho y hoy, después de tantos años, las repiten otros de forma amañada e irresponsable sin haber sido testigos. ¡Qué pena que el honor y el trabajo de tantos años de un hombre cualquier juan de los palotes crea que tiene el derecho a tirarlos al fango en un día de paseo por el parque!

Mi padre no fue un santo (señálanme uno entre nosotros que lo sea); fue un hombre de temperamento fuerte, como no extraña que sea un hombre que alcanzara su rango, y formó parte de un gobierno que la historia nos dice fue malo (aunque los que le han seguido, no han sido mejores), y yo no viví enclaustrada para no saber lo que se decía de él; yo convivía con el pueblo. Ser parte de ese régimen, por supuesto, conllevaba que los opositores acudieran al descrédito, para quitarle votos a Balaguer, porque en política parece que todo es permitido. Pero nadie en buena conciencia puede decir que era un esbirro y que le hiciera daño a alguien en Mao. Y yo invito a los revolucionarios justos maeños de esa época a que den sus testimonios al respecto.

Sé que muchos dirán que es normal que salga a defender a mi padre. Y también que habiendo sido el Gral. Jáquez Olivero una figura pública debo lidiar con lo que eso conlleva. Eso lo comprendo, pero no puedo callarme ante tanta injusticia respecto a un hombre carismático que lo único que hizo fue buscar el bien de su pueblo adoptivo, al que tanto amó. Quisiera que en vez de ser yo, su hija, fueran ciudadanos comunes justos quienes aclararan el mal concepto que se tiene de Jáquez Olivero.

El mal agradecimiento, y la pérdida de memoria colectiva para dar gracias ante una buena acción es el peor cáncer de la humanidad; esto me obliga a venir al rescate ante esta situación aplicada a Carlos Jáquez Olivero .

Calles asfaltadas, luces de mercurio, contenes y aceras, escuelas públicas, hotel Caoba, hospital, obras sociales a favor de los desamparados, tales como sillas de ruedas para los discapacitados, e incluso usar su influencia para que en Mao existiera un equipo de beisbol profesional, Los Linieros, con todo el movimiento económico que ello generaba, fueron algunas de las acciones a favor de nuestro pueblo que Jáquez Olivero apoyó e impulsó, las que consiguió usando su amistad y carisma con el presidente de turno.

Jóvenes dispuestos a enfrentar ese gobierno, salían a las calles a quemar gomas (cosa que ahora otra generación sigue haciendo), entre ellos en mi pueblo Cuco Sarí, y fuera bueno que sus familiares testifiquen de la labor de Jáquez Olivero para salvarle la vida hasta el punto de conseguirle visa para que saliera del país y no lo mataran. Si quieren conocer los detalles de lo que digo, pregúntenle a Elena Medrano, conocida activista comunitaria de mi pueblo y familiar del en su hora fuerte activista, quien nos puede refrescar la memoria de ese caso.

Otro caso: Nilson Martínez, hermano de Orlando Martínez, llamó a Jáquez Olivero a las 11 de la noche de ese fatídico día 17 de marzo para darle la noticia del asesinato de Orlando y pedirle de favor en nombre de la familia que no se separara de ellos; de hecho, fue el único militar en ese entierro y velorio; pero allí no estaba el militar, sino el amigo, enemigo del proceder de los otros militares, lo que le llevó a tener a muchos generales de enemigos.

Me quedo corta de palabras y ejemplos para nombrar las buenas acciones de Jáquez Olivero. Por eso acudo a la opinión de los maeños que vivieron su tiempo y que sean TESTIGOS de sus acciones para así mermar y paliar el cáncer del mal agradecimiento, que germina y pare odio, calumnias, que es todo lo contrario a lo que necesita nuestra humanidad y planeta.

Se puede hablar bonito, se puede hablar feo, pero los hechos están como muestra de lo mucho que quiso Jáquez Olivero a nuestro pueblo, aún sin haber nacido en Mao.

Yo creo que debemos construir en todo lo que nos sea posible. Hay tantos temas en la actualidad y personas que aun están vivas y se pueden defender, ¿por qué hablar de los muertos cuando hay tanta basura oculta en nuestro querido país, y sus dueños están vivos y se pueden llevar a la justicia?

Una vez más, quisiera oír de los maeños justos y honestos la verdadera versión de lo que fue Jáquez Olivero; repito, justos y honestos maeños, no los fabricadores de maldad.

Quiero que sepan que no estoy enfadada porque como decía Benito Juárez, “el respeto al derecho ajeno, es la paz”. Y, como muestra de ello me permito citar a José Martí cuando dijo:
“cultivo una rosa blanca/ en junio como en enero, /para el amigo sincero /que me da su mano franca,/ y para el cruel que me arranca/ el corazón conque vivo,/ cardo ni ortiga cultivo,/ cultivo una rosa blanca”.

Pero por favor, ¡Basta ya de calumnias y fabricaciones contra Jáquez Olivero!

El que lo conoció de verdad sabe el extraordinario ser humano que fue y que el poder solo lo usó para ayudar.

16 comentarios:

  1. Creo preciso dar mi testimonio referente a Carlos Jáquez Olivero, pues hay cosas que el pueblo desconoce y debe saber respecto a ese señor. Mis dos hermanos guerrilleros, Joseíto y Rafita, fueron apresados junto a otros sobrevivientes de las guerrillas por espacio de un año aproximadamente y confinados en la cárcel de La Victoria. Para diciembre del 1964 fueron puesto en libertad y no se me olvida que el único militar que vi en mi casa saludando la llegada de mis Hnos. fue el Mayor E.N. Carlos Jáquez Olivero (Mayor era su rango entonces).

    Otra: Después de la Revolución de Abril y ya en el gobierno de reconstrucción nacional de García Godoy, Joseíto mi Hno., que ya era dirigente nacional del 1J4 vivía en la capital y viajaba a Mao semiclandestino y en uno de esos viajes a Mao lo atraparon en el puente San Rafael y Jáquez Olivero contactó a Sixto mi hermano y además de que lo informó le sugirió que nos moviéramos porque se lo habían llevado para San Isidro y no con buenas intenciones. Sixto se fue a la capital y con Fulvio, nuestro otro hermano que vivía allá, visitaron un representante de la OEA que tenía oficina en el Hotel Embajador y este llamó a San Isidro y después de discutir con los jefes de allí estos admitieron que sí lo tenían allá y posteriormente fue liberado. Debo decir que no soy muy dado a escribir, pero también reconozco que nobleza obliga y quien esto escribe y toda mi familia Crespo Minaya debemos GRATITUD ETERNA a Carlos Jaquez Olivero y por vía de consecuencia a toda su familia. Gracias Isaías por el brillante aporte que haces a nuestro querido pueblo de Mao a través de tu medio Mao en el corazón. ¡Abrazos!

    Frank Crespo

    ResponderEliminar
  2. Querida hermana:

    Te decía que, lamentablemente, existen seres que buscan desesperadamente sobresalir a expensas de echar lodo sobre la gente que ha logrado sobresalir y cuyas obras hablan (y hablarán) más alto por ellos.

    Aún conservo un artículo publicado en el Listín Diario, escrito por el ingeniero Nilson Martínez Howley al cumplirse el primer mes de la ida de nuestro papá. Fue titulado "El General Sí Tiene Quien Le Escriba", y tiene mucho más mérito y credibilidad que el que puede tener el redactado por una persona que juzga por impresiones de "pasada". Sin bases para escribir o emitir juicios de valor fuera de los del morbo del populacho.

    El ingeniero Nilson Martínez Howley y todos sus hermanos y familiares conocieron muy bien a papá y en base a esas experiencias que tuvo narró en ese escrito. De mucho mérito, pues nada lo obligaba a ello y ya nada podría ganar con eso, estando fuera de este mundo la persona que lo inspiró a hacerlo.

    Y aún más: Fue el ingeniero Nilson Martínez Howley quien auspició esa misa de recordación del primer mes para los residentes en la Capital que no pudimos desplazarnos a Mao. Fue en su residencia donde nos reunimos los deudos, tomamos un refrigerio costeado por él y departimos todos los presentes, de diversas ideologías, en memoria de un hombre que fue la encarnación del respeto y la tolerancia.

    Como otros hechos que no necesitan de análisis están la huelga y las protestas que hubo en la provincia en ocasión de un anuncio de su traslado hacia Santo Domingo, promovido. Ello valió su permanente designación en la provincia y asignarle responsabilidades regionales, vistos y comprobados sus aportes REALES al desarrollo y la paz en esa zona. De ahí que muchos hayan atribuido y difundido (errónea y falsamente) la versión de que, tras la derrota del Reformismo en 1978 y la nueva presidencia del PRD, se considerara el gobernante desde Bonao hasta Dajabón y Montecristi.

    Yo doy más importancia a los hechos y tomo las cosas de quien venga. Hay personas de la ultra izquierda del tiempo del Dr. Balaguer que son fiel testimonio viviente de los hechos reales y que podrían atestiguar sobre la protección que recibieron del Gral. Carlos Jáquez Olivero. Militar cuya autenticidad y sentido del respeto por la vida y el honor le permitió acompañar a los familiares en su dolor, llorar y asistir uniformado al velatorio y entierro de un ícono de los que padecieron la "Represión de los 12 años", y figura emblemática del país: Orlando Martínez Howley.

    Sin querer denostar a la persona que escribió y emitió juicios tan erráticos, solo puedo concluir que parece no tener mucho en que ocuparse mas productivamente que saca como actuales reseñas del pasado, que en su momento no tuvo el valor de publicar y que hoy lo hace para mancillar la memoria de quien no puede defenderse.

    Sería bueno publicitar y reeditar ese escrito del ingeniero Nilson Martínez Howley: "EL GENERAL SÍ TIENE QUIEN LE ESCRIBA".

    Tenemos por orgullo llevar la sangre de una persona fuera de serie cuyo "Poder" residió en un carismático, noble y caritativo proceder, acompañado de humildad, confianza y amor indiscutible a su pueblo.

    De no haber sido así, no hubiese podido vivir un plácido retiro en ese pueblo donde se desplazaba sin escoltas y en la confianza que solo brinda una conciencia tranquila, un recto proceder y méritos ganados por el buen uso de los recursos de los amplísimos que fueron puestos por delegación de poderes que puso al servicio de los mejores intereses de su pueblo y para ayudar a muchos que padecieron bajo el régimen en que el contexto de la Historia lo sitúa.

    Abrazos, mi hermana. ¡Y ánimo!
    Lic. Clara Jáquez de Amaro

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Frank Crespo se me fue alante con una parte de lo que iba a decir de MI GENERAL, como solía yo decirle, ya que el cariño tomado se debió a esa amistad que nace desde mi adolescencia al ser compañero de estudios con parte de sus hijos y se trasmite a los demás, su madre y familiares.

    El General fue un político, si. ¿Y qué General no es político? Hay quienes lo saben disimular pero lo son; pero Jáquez lo fue para ayudar a su pueblo; no para hacerse millonario como todos aquellos de la época pasada y la actual.

    En la vida, las actuaciones del ser humano siempre son comparadas con otros que se desenvolvieron o desenvuelven en labores del mismo tipo o al mismo nivel. Por eso yo comparo al General Jáquez Olivero con todos los Generales desde 1930 hasta 2014 y creo que ninguno ha hecho más por su pueblo, pero voy a deja algunas excepciones abiertas, por si acaso y porque toda regla tiene su excepción.

    Jáquez Olivero no fue un General asesino, ¡y eso vale mucho! ¿De que cualquier subalterno cometiera cualquier acto de este tipo en su mandato? Pueda ser. Pero no por orden dada. Pasemos lista a todos esos Generales hoy pensionados residiendo en mansiones con paredes protectoras, donde para salir son rodeados de guardaespaldas porque saben que sus hechos se los exige; y sus hijos por igual, todos armados por el temor de los hechos cometidos por su padre.

    Jáquez en su retiro apenas andaba con su chofer, a pie por donde quiera y sus hijos participando en todos los ambientes sin temor alguno .

    ¿Que el General pudo ser millonario como los demás generales? Sí, pero no lo fue, porque todo lo que conseguía era para darlo como ayuda; ¿o acaso no se recuerdan de esa larga fila de personas necesitadas que bordeaba la Fortaleza en busca de ayuda?

    Jáquez Olivero, estuvo ligado muy de cerca cuando hubo una fiebre de entrega de apartamentos donde hasta los hijos y familiares lejanos de Generales en vigencia en esa época tenían los suyos, sin embargo hasta ahora no conozco ningún hijo del General que obtuviera uno por voluntad de él.

    Mao conoce y sabe quién fue el General, conoció sus cosas buenas, como también sus fallas; conocemos periodistas que actúan como corresponsales solo para llamar la atención.

    Fue un hombre prestado s ayudar, fue amigo de los amigos; lástima que fuera engañado por muchos ingratos.

    Conocí al General y soy un buen agradecido de favores y de su amistad brindada.

    Todos conocimos y conocemos a Jáquez Olivero y a su familia, y merecen respeto en Mao.

    MANITO

    ResponderEliminar
  4. Queridas hermanas:

    Yo también fui del pueblo, y qué orgullo sentía cuando en mis calles al pasar la gente decía esa es la hija del general.

    Yo tampoco le permitiré a ningún Juan de los palotes querer venir a enlodar la memoria de un gran hombre como fue mi padre.

    De él sólo guardo buenos recuerdos; basta sólo recordar las grandes filas k cada mañana se formaban de personas con necesidades buscando su ayuda, y él sin importarle partidos políticos ni religiones siempre estuvo allí para ellos.

    A un mal hombre su despide sin dolor... yo vi mi pueblo llorar a papi como se le llora a un padre o a un hermano

    Yo me quedo con eso... siempre serás mi amor grandote, como solía llamarte!!!

    Besos y abrazos mis hermanas... las amo!!!
    Ingrid Jáquez.-

    ResponderEliminar
  5. Isaías, tú como siempre dándole importancia a algunas cosas que muchas personas ya por intereses o por mandato malsano hacen o dicen en detrimento de personajes que en una época determinada ocuparon posiciones de responsabilidad en un tiempo de difícil sobrevivencia; digo esto porque algunos funcionarios civiles y militares tuvieron la inteligencia de nadar y guardar la ropa en aguas tan turbulentas como la que vivimos en ese tiempo, y ahora los "expertos" en comunicación, que no vivieron en ese determinado momento de nuestra historia, repiten como loros lo que alguien dijo una vez sin saber a ciencia cierta qué intereses lo movían, o para quien trabajaba o quien le pagó para que dijera tal o cual cosa; todo esto es para decirles a través de MEEC que aunque estuve fuera por un tiempo me mantenía informado por mi padre de las cosas que sucedían en Mao y de la protección que siempre obtuvo este del General Jáquez Olivero. En una ocasión te escribí una carta sobre la situación de mi padre en el aspecto político y social, como la leíste me supongo que sabrás lo que menciono.

    Cuando regresé al país Don Julio (mi padre) me llevó donde el general Jáquez Olivero, este me preguntó que cómo podía ayudarme, le manifesté que venía de retiro desde los Estados Unidos después de 7 años y que necesitaba traer mis pertenencias; el general no solo hizo gestiones por su parte sino que me llevó donde el Dr. Balaguer y consiguió que en mi presencia el Dr. Balaguer firmara una carta dirigida al director de aduanas para que me dieran todas las facilidades, y así fue.

    Por esta razón siempre le he mantenido cariño, agradecimiento y afectos tanto a él como a su familia; siempre he defendido el quehacer del general, no por lo que hizo conmigo, sino porque eso mismo hacía él con muchísimas otras personas.

    Para Mao y áreas aledañas, su gestión por mucho tiene más de luces que de sombras.

    Un abrazo.
    Rafael Estévez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dóktor,

      Yo no tuve el privilegio de conocer al Gral., aunque sí conocí bien a Carlos Ramón y a Susana la conozco desde que éramos prácticamente niños. Como salí de Mao en 1964 y solo volvía de vacaciones cortas, nunca coincidí vivir allí en los tiempos que Jáquez Olivero era el hombre fuerte del pueblo, pero sí vi las filas que mencionan las muchachas de gente buscando ayuda (pues mi familia vivía a una cuadra de su familia), y por supuesto, oí tanto lo negativo como positivo que se decía de él. Creo importante que cada quien diga lo que tenga que decir al respecto, pues la verdad y la justicia no siempre están del lado del que vocifera más, sino que es un poco más complicado como dice usted y solo se llega a ellas por medio del debate y análisis profundo. MEEC quiere ofrecer la plataforma para el debate; que sean los analistas del futuro los que saquen conclusiones.

      Gracias por su opinión.

      Isaías

      Eliminar
  6. Mi nombre es Maritza García y no voy a escribir de forma anónima, sino por el contrario, de manera abierta, de ese gran hombre, que fue "tío Carlito", como solía llamarlo, de tanto escuchar a sus sobrinos llamarlo así!! Me referí al hombre, no al General, porque el hombre tiene mucho mas valor que el uniforme o el rango militar. Si una persona es buena, ejercerá sus funciones, de acuerdo a su conciencia y el fue un hombre justo, amigo, leal, caritativo, alegre, familiar, en fin, no tengo que mencionar todas las cualidades que para mi y ante mi mirada constante, (ya que pasaba días y semanas en su casa y en la casa de la Loma, estudiando con mi comadre Nuchy, su hija, ya que soy madrina de Carlos José, su hijo con Joselito Rodríguez, mi primo), solo vi cosas buenas y sacar muchas veces de su bolsillo, dinero para resolver una necesidad de cualquiera que se le acercara. Recuerdo cuando regresábamos de la Loma de Guayacanes, en horas de la noche, el mismo, antes de llegar con su familia a su casa, me llevaba a la mía y me decía: "Dios te bendiga, mi hija" y hasta que no entraba, no se retiraba; esas cosas no las hace un hombre cualquiera, sino uno dotado de una gran sencillez, sensibilidad, responsabilidad y amor por la gente y su familia. Fue un padre ejemplar y supo darle a cada cual, su amor, su educación, un espacio en su casa y comida y medicina, no solo a su familia, sino a todo el que se lo pidiera. En su quehacer como militar, se que fue una persona, drástica, cuando debía serlo, pero en casos específicos, hubieron jovenes que le daban dolor de cabeza, por sus actividades anti-gobierno, pero siempre apeló a su conciencia, a su sensibilidad y a la relación que lo uniera con cualquier pariente de estos, para buscar, una salida sabia, sin perjudicar a dichos jovenes!! Se que salvó la vida a muchos maeños, enviando mensajes a su familia, para que los escondieran, porque los iban a buscar donde fuera, con fines funestos. Uno de estos casos, fue mi primo Nelson Encarnación, a quien en varias ocasiones, llegaron a mi casa mensajes de "tío Carlito", para que lo guardaran. Creo el pueblo de Mao, debe dejar a un lado la rancia politiquería barata de algunos resentidos y dar honor, a quien honor merece!! El General, Carlos Jáquez Olivero, fue un padre para nuestro pueblo. Olvidemos las cosas no muy sabias que podría haber hecho, ya que desempeñaba un cargo de mucha responsabilidad y en algunos casos había que tomar medidas enérgicas, pero nunca asesinas!! Recordemos, que a los mandatarios se les adjudican muchas muertes, sin que estos sepan de ellas, igual ocurre con los que ostentan cargos altos y de poder, como el caso del General!! "HASTA SIEMPRE, GENERAL CARLOS JAQUEZ OLIVERO"!! Siempre lo he recordado y recordaré con cariño y respeto!!

    ResponderEliminar
  7. Interesante debate sobre el General Jaquez Olivero, Carlos Jaquez, Don Carlitos... para nosotros sus nietos Paye . Este hombre proveniente de un pequeño pueblo de la Línea Noroeste, Chacuey, llego a encumbrarse en las mas altas posiciones en el área que escogió desenvolverse, el Ejercito Nacional.

    Un articulo publicado en el portal acento.com.do bajo el titulo: ¨Desagrado a Católicos Represor Jaquez Olivero alojara al Obispo Abreu¨, llevara a Tía Susana a escribir y provocar este intercambio de ideas; de lo publicado en Acento no me referiré pues para mi es carente de sustancia y refleja muy poco de investigación por parte del autor ya que el mismo comete algunas imprecisiones, veamos: lo primero es que no creo con un solo dia en Mao pudiera haber recopilado datos veraces; dice que Hatico se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad, Mao; además que Jaquez Olivero era Comandante de la 4ta Brigada, tengo entendido para esos días era el 9no Batallón; y al lamentable caso que menciona de Henry Segarra, el propio autor comenta sucedió en Dajabon e incluso proporciona un nombre. Es decir, que dicho escrito solo me causa Agrado, ya que nos lleva a recordar la memoria de un gran liniero.

    Por ser sangre de su sangre es mucho lo que he escuchado sobre su persona. En varias ocasiones personas que solo repiten algo que han escuchado, pero sin la debida verificación o investigación. Desde siempre he mantenido muy especial interés en lo relativo al tema Jaquez Olivero, lo que me hace cada vez que tengo la oportunidad indagar mas y mas. Oh agradable sorpresa me llevo, que quienes mejor opinión tienen de el son aquellos que en su momento le adversaron; como un dirigente del PRD en Nueva York con quien coincidi recientemente y me dijera: yo si puedo hablar la verdad del General, pues fuimos enemigos políticos y te puedo decir el fue un gran ser humano.No haré mención de nombres pues nuestras conversaciones han sido a titulo personal, pero en vista de que el Sr. Frank Crespo ya comento lo sucedido con sus hermanos, les cuento que hace ya un tiempo el buen amigo Sixto Crespo me había tratado y confiado el mismo tema.

    Es por muchos conocidas mis inquietudes por la política, para lograr una verdadera justicia social en beneficio de nuestro país, la figura que me sirve de guía y referente es precisamente ese hombre recto, sensible y solidario, el General de Mao. Ya que su posición publica y de poder solo la empleo para beneficio de la colectividad. Anécdotas existen muchas, como ya se ha dicho tuvo luces y sombras, en su caso las luces cada dia brillan mas, pues las voces que si vivieron esa época lo atestiguan. Jaquez Olivero fue hombre de confianza del Presidente Balaguer, lo que le hacia indeleblemente entrar en contradicción con el principal partido opositor al gobierno de turno, el PRD. Son figuras emblemáticas del perredismo y la izquierda revolucionaria quienes me han hecho sentir bien orgulloso de llevar el apellido Jaquez, perredeistas e izquierdistas de la línea, de Mao, aquellos que vivian el dia a dia, es decir aquellos que tienen la experiencia vivida de los días en que Carlitos comandaba el 9no Batallón del Ejercito Nacional. No obstante tenemos claro que toda moneda tiene dos caras, siempre habrán voces a favor y otras en contra. Jesús vino a salvar la humanidad y los Fariseos le crucificaron.

    Me llena una emoción enorme por los comentarios aquí realizados, a todos ustedes gracias por compartir sus vivencias. De igual manera mi agradecimiento es cada vez mayor para MEEC, hoy me ha brindado la oportunidad de expresar minimamente lo que trabajo para plasmar en algún momento en papel y pasta. Maestro Isaías, gracias por esta ventana para el debate objetivo y con altura en el cual todos los maenos de corazón tenemos nuestro espacio asegurado.

    Por ahora termino con estas palabras de Voltaire:

    ¨No comparto tu opinión, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarla¨.

    Cesar Núñez Jaquez.

    ResponderEliminar
  8. Yo no tenía uso de razón en una gran parte del tiempo mi abuelo el Gral. Carlos Jaquez Olvero era general activo en Mao. Yo nací en el 1972. Ni puedo hablar en su defensa por lo que hizo o no hizo cuando estuvo ejerciendo sus funciones. Y no lo hare para darle de que hablar a aquellos que lo único que pueden hacer es difamar el nombre de mi abuelo. Pero si puedo decir con claridad lo que yo viví, lo que observe, y lo que la gente de Mao que lo conoció puede con certeza decir es una realidad. Mi abuelo no fue un hombre perfecto, como cada uno de nosotros. Pero creo que con sus defectos y virtudes, como ya lo han dicho, defendió y se preocupo por el bienestar de Mao aun siendo un General retirado. En mi recolección, lo que si puedo asegurar es ver mi abuelo recibir en su casa (gente humilde mayormente) constante mente en busca de ayuda. Ayuda económica, ayuda para evitar un familiar fuera apresado injustamente, ayuda para un protecto, etc. Y el , tratando simpre por todos los medios de dar su mano de ayuda lo mas que pudiera. La parte personal y con su familia creo es irrelevante para los lectores, y solo podría decir que como abuelo y ser humano no lo cambiaría por nada ni por nadie. Todos los JAQUEZ que residen y hemos decidido en Mao sabemos que no tenemos que cuidarnos de ningún tipo de represarías ni gente tratando de vengarse por los supuestos atropellos e injusticias de mi abuelo. Al contrario, andamos en Mao libremente y nos topamos con personas que no solo nos reconocen increíblemente por el parecido físico que muchos tenemos, pero también nos saludan y comentan el gran ser humano que fue el General. La historia nadie la pueda cambiar, y está muy claro que cuando muchos se hicieron millonarios, el general se dedico a hacer de MAO una mejor cuidad. Espero que aquellos que puedan elaborar en su nombre lo hagan y lo hagan con toda la sinceridad que su memoria se merece. El General Jaquez Olivero no siempre vivirá en la memoria de todos los que tenemos la dicha de ser su familia, pero se que vivirá en la memoria de todos aquellos lo conocieron y saben el ser humano que fue.

    Su nieto,

    Carlos Jose Rodriguez Jaquez

    ResponderEliminar
  9. DA MI veo que muchas personas salen en defensa del general jaques olivero,,,,pues yo no,,,,en todo lo contrario,,, yo voy a defender el honor y el nombre de un hombre el cual tube el honor de conocer cuando era nino, gracias a sus hijos rafelito susana,nuris, estudiamos juntos en el colegio santa terecita de mao, visite mucho su casa y su sitio de trabajo, recuerdo que les salvo el pellejo a muchos muchachos que comensan su reveldia de juventud, no voy a citar nombres porque nuestro pueblo sabe quienes fueron, y halgunos ya pasaron a mejor vida, en honor y respeto a eloos me callo. pero no puedo permitir que a una familia que el tiempo a demostrado que nunca hubo ni la intencion de hacer riquezas se les manche con calumnias e injurias. hay que recordar que en su puesto de general se podrian haber cometido barvaridades, pero yo les aseguro que si el lo hubiese sabido lo hubiese parado antes de los acontecimiento. lo vi caminar tarde en la noche sin escolta, siempre se veia pasible y desaogado. que sus nietos hijos y familiares caminen con su frente en alto pues no tienen nada que los averguensen.

    ResponderEliminar
  10. Apreciada Clara: yo tuve el gusto de conocer al general Jáquez Olivero.-

    La etapa histórica en que le toco ser un hombre de poder debe ser comprendida con objetividad ahora que han pasado los años.-

    Fue un hombre de bien, y por entender precisamente esa parte de la historia, el Gral. Jáquez Olivero supo tender una mano de protección a innumerables personajes de la política, que todavía están vivos para contarlo.-

    Era la guerra fría y muchos dirigentes de izquierda figuraban en listas hechas fuera del país, pero no solo para la Republica Dominicana, sino para todos los países de América Latina.- La historia está ahí.-

    Era la amenaza del comunismo a los ojos de los norteamericanos, y muchos no sobrevivieron.-

    Otros muchos si sobrevivieron, gracias a la claridad de pensamiento de líderes militares como El.-

    Recibe un abrazo, y puedes contar conmigo, y recuerda que la ignorancia suele ser atrevida.-

    Afectuosamente,

    Juan Luis Seliman Haza.-

    ResponderEliminar
  11. Para algunas personas es facil la diatriba ,los chismes a voces y las especulaciones de comadres en las esquinas. Para otros mal llamados "comunicadores"el publicar un pasquin o tratar de enlodar la memoria de aquellos que hoy no pueden defenderse por no estar presentes fisicamente. La partida a destiempo de Carlos Jaquez Olivero no significa su ausencia de lo que senbro en las personas que tubimos la suerte de conocerle como el hombre privado, entregado a su familia estendida de los que habitaban nuestro amado pueblo.Contare esta anecdota " No todo dominicano conoce que nuestro pais como toda America latina estaba siendo diesmada por la politica Norteamericana de "seguridad NacionaL" establecida por Henry Kissinger y codificada como "Plan Condor" esta doctrina era impartida a todo integrante de las fuerzas armadas por entrenadores militare norteamericanos (MAG). La doctrina era que todo hombre joven que estubiera dotes de lider o que perteneciera a grupos identificados como hostiles fueran eliminados. Carlos Jaquez Olivero sabia lo que ocurria en los cuarteles de la nacion y prefirio exponer su carrera militar para salvar a todo joven fuese maeno o no.Aqui estan las exposiciones de otras personas que no me dejan mentir. Yo mismo fui testigo de uno de esos salvamentos. Mi abuela Catalina Medina quien fuera una activista catolica y quien me llevaba cada fin de semana a visitar las masmorras del regimen Trujillista a llevarles cigarrillos , dulces y una que otro mensaje a los muchachos torturados por aquel regimen de fuerza, me llama una tarde y me dice "Jose"tenemos que ayudar a una senora que tiene un hijo en la clandestinidad al cual andan buscando para desaparecerlo. Le conteste, mama, pero que puedo hacer? ella respondio , bueno ve y hablate con general, a lo que yo conteste Mama, yo no conosco a ese muchacho, me dio una direccion y me dijo ve conocelo y luego tu desidiras. .En esos atardeceres rojiso maenos me apareci a aquella humilde casa y fui recivido por aquella bella mujer que me hiso pasar y escuchar su desgarrante preocupacion de que su hijo fuese asesinado . Esa misma noche me acerque al General y le pedi que ayudase a aquel muchacho y con una sonrisa me dijo"llevalo manana a la fortaleza y asi lo hise. Ese Joven fue Herminio de Leon que mas tarde fue legislador por la provincia Valverde..y esa es otra historia .

    ResponderEliminar
  12. Lo que podemos decir del ex General Carlos Jaquez Olivero, es que lo conocimos en la Fortaleza de Valverde (Mao) en el 1960, siendo Capitan y comandante de la 42 compañia del Ejercito Nacional, donde perteneciamos en la acasion como Raso de primera clase y prestabamos servicios como escribiente, y podemos decir que el Capitan Jaquez Olivero era uno mas en los cuarteles, con su peculiar forma de usar el cinto y la canana de su pistola, todo el que lo conocio y tenga la oportunidad de leer este comentario de seguro que le provocara risas, se tendra que reir aunque no quiera, porque era peculiar la forma de usarla. fue un oficial sin orgullo y resolvia los problemas de los soldados no solo de su compañia, sino tambien de la 44 compañia y la Artilleria que en la Fotaleza prestaban servicios. Podemos dar fe y testimonio que Carlos Jaquez Olivrero en la ocasion no era un oficial arbitrario, como algunos que hoy son heroes, pero que trataban a los soldados como verdaderos esclavos, no de Trujillol, sino de ellos por llevar los apellidos sonoros, y lo que estan vivos de aquella epoca y lean estas verdades amargas saben perfectamente de quienes estamos hablando, pero que hoy tienen calles, avenidas y hasta sus
    nombres en monumentos historicos, y sin embargo no sabemos de ningun reconocimiento a ese excelente militar, el .ex general Carlos Jaquez Olivero. Guardo una anecdota que mas adelante la daremos a conocer. Siempre lo recuerdo y lo recordare no como comandante solamente, sino como un amigo.: Hungria Vasquez Hdez. .,hungria34@hotmail.com ---9/5/14....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos afectuosos a Hungria Vazquez ,agradeciendo tu testimonio imparcial acerca del hombre que conociste.Conoci otro hombre en la fortaleza Benito Moncion al que ya conocia por escritos y investigaciones que realice y testimonios verbales de personas que tubieron de cerca con la" bestia mitologica del Coronel Figueroa Carrion:"subjefe del aparato de espionaje y tortura del TRUJILLISMO. Figueroa Carrion que escapo ls ira del pueblo al radicarse en Puerto Rico `y por espacio de dos decadas rodo y paso algunas penurias economicas no igual a las penurias fisicas que causaba a sus semejantes dirijido por otro personaje oscuro como fue Jhony Abes su jefe absoluto. El,ultimo trabajo que realizo en Puerto Rico fue el de vendedor de enciclopedias.Ha raiz del advenimiento al poder de Joaquin Balaguer ,Carrion empeso una campana de envios de misivas a sus amigos y conocidos para obtener un salvoconducto para regresar al pais.Nadie en su justo sentidos se queria asociar con el subjefe del "SIN'" . Paso casi una decada y en una visita rapida que hizo a Borinquen el ya fallecido "Genaral Checo" logro hablar con el y convenserle de su entrada al pais. Recuerdo un pedaso de conversacion sostenida por el General Jaquez con su cunado Gral. Checo " le interpelo y le decia no seas loco ese senor no es de confiar y su reintegro en las fuerzas armadas causara mas dano que bien.Para no cansarles con la historia el gobierno de don Antonio Guzman ( quien me consta era bastante amigo del Gral. Jaquez) elevo a Figuroa Carrion al puesto de General, creo que todabia la bestia mitologica deanbula por la capital con su pelo blanco y una colita de pato amarrada con una gomita p-lastica. Nunca he leido ninguna referencia a tan distinguido individuo en ningun Blog, periodico digital o prensa escrita actual. Se la vie.

      Eliminar
  13. “POR SUS HIJOS LO CONOCEREÍS”
    (A Susana Jáquez y sus hermanos)

    De: César Brea

    Me regocijo leyendo la ternura con que escriben Susana Jáquez, algunas de sus hermanas y nietos de quien fuera el General Carlos Jáquez Olivero. Admiro el coraje personal de todos y la nobleza con que salen a defender al padre, al abuelo que ya no puede defenderse. Sus emociones, sus palabras son el mejor homenaje al hombre, al ser humano ya desaparecido. Escuchando a los hijos, nos hacemos una idea de cómo fue el padre. Al General Jáquez Olivero lo conocí muy poco y muy de lejos. Todos sabíamos que era el militar más poderoso de la región aunque nunca escucháramos que maltratara a nadie ni que dejara bienes ni fortuna a sus familiares. Esto de por sí ya era raro en aquellos tiempos (y también en estos). Sí tuvimos la dicha de tratar a algunos de sus hijos: Carlos Ramón, siempre amistoso, sencillo, alegre, amigo de los chistes, los relajos, contertulio del parque, del club, del Samoa, del Bar Cacique, incapaz de hacer daño a nadie, novio y esposo de la archi-conocida Thamara. Rafelito, ido a destiempo, íntimo de Eduardo mi hermano y de mi primo Pedro Jaime. Visitaba mi casa y estaba lleno de risa, amistad y buen corazón. A Susana la conocí en “sus casas” (primero en El Rincón y después por los frentes de la iglesia); su mamá y su hermano Papito fueron entrañables para mí. Susana siempre tuvo esa pinta de niña buena que aún debe de conservar. Al leer la defensa que hacen de su papá, ella y sus hermanas, uno siente como si mimaran, como si acariciaran al progenitor y eso es hermoso para cualquier hijo agradecido. Eso ha sido lo más humano y lo mejor de todo este tema. De las hembras recuerdo a Kirsis y a Margarita, muchachas siempre correctas, sencillas y educadas. No era su amigo pero sabía que eran muy dignas hijas de Doña Zoila y del general y muy buenas hermanas de sus hermanos. A los hijos menores no los recuerdo pero era una familia más como todas las familias de Mao, querida y respetada. Nuestro pueblo era entonces como una aldea grande, quince, veinte, treinta calles que crecieron y se llenaron de casas y de gente. Sibila dejó de ser una sección y se volvió otro barrio del pueblo. De repente adquirimos un aire de ciudad importante con un militar que “manillaba” y convencía a Balaguer de hacer algunas obras necesarias para toda la Línea Noroeste. Jamás hemos vuelto a tener a nadie tan poderoso ni tan influyente. Y talvez lo necesitemos. Por eso entiendo a Susana y a los otros.

    Que esto sea un abrazo a la bondad, la amistad y la generosidad de los Jáquez. Que se sientan respaldados y agradecidos y con la cabeza muy en alto. Lo decimos con el corazón. (“La amistad es sin duda una virtud, una fuerza, un don, un privilegio y lo más necesario de la vida”/ Aristóteles).

    ResponderEliminar
  14. Quiero públicamente darle las gracias a Isaías, mi amigo de la niñez; hoy sé con certeza por qué Dios nos eligió de compañeros de camino por la vida, aunque andando por caminos distintos, bendito misterio.

    Quiero darle también las gracias a todos los que opinaron y opinarán del tema, y como dice mi sobrino César, a todos sus opiniones se les respetará aun no sean a favor de la verdad de ese ser humano tan especial que me tocó de padre.

    Por último pero no menos importante, quiero darle las gracias a Dios por darme vida y acceso a la internet, para por este medio hacer el intento de reivindicar el nombre de mi padre, cosa que me dolía por años, aun antes de él morir, pues sabía cómo sufría ese mal entendido, y lo mucho que se dio a ese Mao querido. Me llega a la mente una de esas tantas veces que iba a despedirme cuando volvía a New York, fue en abril del 1978, le dije: “Papá cuídese que hay muchos enemigos dispuestos a hacerle daño"… él me contesto: "vete tranquila, mi pueblo me quiere, y me defenderá siempre si alguien quiere hacerme daño". Le dije: ”pero, ¿y si los mandan de fuera?”. Me dijo: “Si Dios conmigo, ¿quién contra mí? … decía mamá (su madre, era toda la vida una evangélica, creyente de la palabra que le infundió a sus hijos).

    Gracias Señor por todas tus bendiciones, públicamente puedo decir ¡Misión cumplida! Siempre supe que era hija de un Jerarca del servicio y un Cacique de la Amistad, pero oírlo de otros me da tremenda satisfacción. ¡Gracias del alma!

    Susana Jáquez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador