viernes, 12 de febrero de 2016

MI PARTICIPACIÓN EN LA REVOLUCIÓN DE ABRIL DE 1965

Al cumplirse en el 2015 cincuenta años de esa heroica y gloriosa gesta

Narración de
Evelio Martínez, participante


PRIMERA PARTE

La historia la escriben los vencedores, dijo el insigne estadista inglés Winston Churchill, héroe de la Segunda Guerra Mundial. Unas veces la escriben voceros pagados, mediocres que tratan de aprovechar el momento de confusión y el olvido, diría yo. Lo que narro a continuación lo viví en carne propia y es fiel a los acontecimientos, según lo mejor de mi conocimiento. Las notas que incluyo sirven para dar contexto a lo narrado.

"Tuve suerte, no por salir ileso, sino por haber estado ahí y haber tenido el privilegio histórico de haber participado". Esta reflexión me ha perseguido toda mi vida y me enorgullece repetirla en mi mente a cada instante y partiendo de ella quiero dejar a la posteridad mi participación en la "Epopeya Incompleta", la gloriosa Revolución de Abril del 65, emprendida para rescatar la dignidad de nuestro pueblo.

A los 19 años fui juramentado como primer presidente municipal del Partido Revolucionario Dominicano en Mao, junto a mi amigo y hermano Sergio Peña(1), que lo fue como presidente provincial, esto fue a mediados de diciembre de 1961.

Así comienza mi lucha dentro del glorioso PRD.

Organizamos el partido en la región noroeste y parte de Santiago. Ganamos las elecciones del 1962 con Juan Bosch como presidente y ocupé el cargo de Juez de Paz del municipio de Esperanza. Devino el golpe de estado del 1963(2) y pasé a la clandestinidad a luchar por la vuelta a la Constitución, dividiendo mi tiempo entre Puerto Rico y Santo Domingo. Participé junto al líder más grande que ha parido la patria, el Dr. José Francisco Peña Gómez(3), en el proceso conspirativo para restablecer la Constitución del 63(4) y al Prof. Juan Bosch a la presidencia.

El grito de guerra del día 24 de abril de 1965 me sorprendió en Mao, donde nos encontrábamos el compañero Sergio Peña y yo haciendo los trámites y contactos propios de la conspiración lo cual nos había encomendado el Dr. Peña Gómez.

Habíamos regresado el martes 20 de abril de manera clandestina a Mao y el miércoles 21 de abril me reuní con ese portento, coloso, prócer y mártir, Ledesma Colón(5), en el barrio Los Cambrones, en la casa de la compañera Panchita Matías. Allí me informó de los planes revolucionarios y el apoyo del ejército y otros que yo conocía. "Petíguere", como me decía, "prepárese que vamos a tirar muchos tiros", me dijo sonriente y partió para la capital hasta el día que muchas estrellas adornaron su frente ¡Loor y gloria a Ledesma Colón!

El 24 de abril, sábado, amaneció nublado y, temprano, Sergio y yo nos combinamos (clandestinamente, por supuesto) para oír juntos por radio el programa del partido, Tribuna Democrática (6), que se radiaba a la una de la tarde por una cadena de emisoras que tenía como emisora matriz a Radio Comercial en Santo Domingo. No fue sorpresa para nosotros oír la voz portentosa del líder revolucionario Dr. Peña Gómez(7) anunciar que el Capitán del ejército Mario Peña Taveras le había llamado para anunciarle que un grupo de militares habían hecho preso al estado mayor y pedían el retorno a la constitución del 63. Sergio y yo nos fuimos a Radio Mao y la tomamos y comenzamos a llamar al pueblo a tirarse a la calle; la emisora y su alrededor se llenó de gentes que pedían armas. Llamamos a los militares de Mao a apoyar a los militares constitucionalistas y sus reclamos. Salimos hacia la fortaleza del Ejército Nacional (E. N.) un grupo a pedir armas para el pueblo.
El Coronel Corominas, jefe de puesto recibió una comisión compuesta por Sergio Peña, Freddy Torres y quien escribe. Nos dijo: "yo estoy con ustedes, estoy en comunicación con el campamento en la capital y estoy preparando un pelotón de guardias para enviarlo a la capital". Al Coronel Corominas yo lo conocía, él era el esposo de la compañera Consuelo Mayol, presidenta del PRD en Mamey, Los Hidalgos, Puerto Plata, a cuya juramentación yo asistí con el Prof. Juan Bosch cuando aún era candidato a la presidencia. "Yo no les puedo dar armas; aquí no se está combatiendo", nos dijo. Se quedó sólo conmigo y me entregó un revólver calibre .38 y una caja de tiros, como muestra de que era mi amigo y estaba con nosotros.

Volvimos a Radio Mao y la pusimos en cadena con Radio Comercial y ahí instalamos nuestro primer comando estableciendo comunicación con el Dr. Peña Gómez y otros dirigentes. Amanecimos en la emisora y al amanecer, al pedir de la capital por radio comida, agua y sangre para los combatientes, y en Mao no haber enfrentamiento, la compañera Gilma Franco y un grupo de compañeros prepararon cantidades de sándwiches y botellas de agua. Del hospital Luis L. Bogaert, compañeros médicos embotellaron pintas de sangre y la refrigeraron, así como medicamentos.

El compañero Tito Cabrera del comité provincial del partido prestó su guagua (una Station Wagon) y a las once de la mañana del domingo día 25 partimos para la capital la primera avanzada de maeños, los compañeros Rafael Pérez (La Garza), Sergio Peña y este servidor. Rafael manejaba la guagua llena de alimentos, agua, medicina y sangre.

Cuando pasamos por Santiago, la ciudad estaba en ebullición y protesta, había confusión pues Radio Santo Domingo, que después de haber sido tomada por los rebeldes, estaba de nuevo bajo el poder del Triunvirato, confundía a la población. No obstante, seguimos para la capital que era nuestro destino y llegamos al Campamento 16 de Agosto (8), situado en la Autopista Duarte, donde los militares habían iniciado la revuelta. Allí repartimos sándwiches y agua. El coronel Álvarez Olguín, a quien conocíamos desde Mao, nos recomendó que nos fuéramos porque el campamento iba a ser bombardeado en cualquier momento. (Continuará)

NOTAS:

(1) SERGIO ANTONIO PEÑA NÚÑEZ: COMBATIENTE REVOLUCIONARIO

(2) El primer gobierno electo democráticamente después de 31 años de dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, el 20 de diciembre de 1962, había llegado a su fin el 25 de septiembre de 1963, siete meses después de haber tomado posesión el 27 de febrero de 1963.

(3) Dr. JOSÉ FRANCISCO PEÑA GÓMEZ

(4) CONSTITUCIÓN DEL 63, votada el 29 de abril de 1963.

(5) Ledesma Colón había sido un notorio luchador por la libertad del pueblo dominicano que a raíz del ajusticiamiento de Trujillo el 30 de mayo de 1961 organizó en Mao, su pueblo natal, los "contrapaleros" que, como su nombre indica, era un grupo de hombres y mujeres valientes que combatía a la los temibles "paleros", fuerza represiva que los herederos del régimen trujillista utilizaban para intimidar a la población a la que sometían a toda clase de vejámenes, incluyendo palizas, torturas y hasta asesinatos. Ver: LEDESMA COLÓN TEJADA: HEROE Y MÁRTIR DE LA PATRIA

(6) Tribuna Democrática salió al aire en el año 1961, bajo la dirección del doctor José Francisco Peña Gómez, quien utilizó este medio para orientar al pueblo dominicano sobre los acontecimientos políticos.

(7) El 24 de abril de 1965, a la 1:30 de la tarde, con el fondo musical de La Marsellesa, el doctor José Francisco Peña Gómez lanzó el grito de guerra para el inicio de la revuelta de abril, por el retorno de la constitucionalidad sin elecciones. En ese momento, el espacio era dirigido por el sociólogo Enmanuel Espinal. Otros directores fueron el propio Peña Gómez, Hatuey De Camps, Raful, Fulgencio Espinal, Príamo Medina y Licho Matos. Ver: Peña Gómez explica su alocución del 24 de abril de 1965 y describe el momento político

(8) "El coronel Miguel Ángel Hernando Ramírez juzgó que había llegado la hora de deshacerse del gobierno corrupto del Triunvirato por lo que decidió iniciar el martes 27 de abril de 1965, a las 5 horas de la mañana, en el Campamento 16 de agosto sede de la Cuarta Brigada, un levantamiento militar contra el gobierno de facto con el propósito de retornar a la legalidad constitucional. Pero, al medio día del 24 de abril ocurrió un hecho inesperado que vino a cambiar el curso de los acontecimientos: el entonces Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional, general de brigada Marcos Rivera Cuesta dispuso el arresto de un grupo de oficiales de quienes tenía la sospecha de que estaban involucrados en una conjura contra el gobierno de facto. La reacción de los demás implicados en el complot para derrocar al Triunvirato no se hizo esperar. El coronel Hernando Ramírez les ordenó a otros implicados que apresaran al general Rivera Cuesta y a los miembros de su Estado Mayor. Inmediatamente después, dispuso la ocupación de dos importantes recintos: el Campamento 16 de Agosto, sede de la poderosa Cuarta Brigada, y la Intendencia General del Ejército.
A la 1:30 de la tarde de ese sábado 24 de abril, la voz del doctor José Francisco Peña Gómez tronó anunciando el inicio de una revuelta militar contra el gobierno del Triunvirato en el programa radial Tribuna Democrática que diariamente se trasmitía a esa hora por la emisora Radio Comercial".
Jesús de la Rosa "periódico Hoy" 22 de abril de 2015; ver también A 50 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN DE ABRIL, en TeleSur, y REVOLUCIÓN E INTERVENCIÓN EN 1965, del Colegio SerafÍn de Asís.

2 comentarios:

  1. Pregunta que parte tubo en esa anedota el Ing Juan Pablo Martinez medio hermano de el senor Evelio Martinez el cual hiso los arreglo para poder sacar del país a don Sergio y Evelio y los mantubo en su casa !eyc porque a el nunca se le menciona en ningunas de las historias que Uds cuentan?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rada, contestando a tu pregunta:
      La participación de Juan Pablo en este acontecimiento fue grande y encomiable, pues le brindó hospedaje por unos días luego de darle de alta a ambos, a su querido amigo Sergio y a su hermano Evelio hasta que se enfriara la situación en la República.

      La salida de ellos en ese entonces moribundos del país (RD) fue decisión de la Fuerza Interamericana de Paz (FIP); los sacaron del hospital de San Souci a un hospital militar americano en Puerto Rico (Fort Brooke). En otras palabras, nadie gestionó su salida, fue decisión de la FIP.

      El amor y agradecimiento de Evelio para con su hermano Juan Pablo no tiene límites, al igual que Sergio quien fue su amigo fiel, quienes estuvieron con él hasta sus últimos días.

      Bendiciones de tu tía Aleida

      Eliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador