martes, 9 de junio de 2015

LA REELECCIÓN EN LA R.D.

Por Fernando Rodríguez Céspedes

Al margen de las definiciones académicas o románticas, en nuestro país, la política puede considerarse como el arte de lo conveniente, a la luz de las experiencias que se viven cada día y el legado que nos han dejado, a través de la historia, la mayoría de los presidentes que hemos tenido.
La ética, que debiera estar presente en todo el quehacer humano, y más en las personas que por determinadas condiciones están llamadas a servir de ejemplo a los demás miembros de la sociedad, brilla por su ausencia y vemos como posiciones, que en ocasiones lucen de principios, son variadas sin el menor pudor.

En esta situación han caído nuestros dirigentes y líderes desde los inicios de la República, pero no hay que ir tan lejos para encontrar ejemplos de estas conductas en los políticos que desde Trujillo, inclusive, han expresado posiciones públicas adversas a la reelección presidencial, la que cambian desde que llegan al poder.

Y no es que la reelección sea mala, per se, si no que desde el tirano, siguiendo con Balaguer, el intento fallido de Hipólito Mejía y las de Leonel Fernández, han conllevado el uso indebido de los fondos del estado en detrimento del pueblo y de la equidad, debido a la ausencia de una ley de partidos y a la falta de institucionalidad que padecemos.

Cada uno en su momento ha tenido y tendrá las explicaciones justificativas de esos cambios de actitudes o posiciones, pero en definitiva, no hacen bien a la democracia, sobre todo, si para lograr la reelección es necesario, además de usar los recursos públicos, avasallar a los demás, modificar la Constitución y repartir las candidaturas a cargos electivos en detrimento de las legítimas aspiraciones de los demás dirigentes políticos.

1 comentario:

  1. Joaquin Amparo Balaguer Ricardo dijo que la constitucion era un pedazo de papel.......hablo por mil años!

    Lamentablemente.

    Janio Perez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador