martes, 17 de mayo de 2016

CARTA A EDWIN DISLA SOBRE EL POSTUMISMO

De Manuel Mora Serrano a Edwin Disla

Querido amigo: En tu carta de hoy entre otras cosas me dices que habías vuelto:

“A estudiar a Borges y a repasar la vida y los escritos de Bosch. Sobre los inicios de este último, leyendo la vida de los intelectuales en los albores de la Era, me he topado con el manifiesto de los postumistas, el que me parece haber leído en tu interesantísimo libro sobre el tema, pero no había advertido que ellos, los postumistas, se oponían al realismo de Balzac. En mi opinión, en aquel momento fue un error producto del limitado conocimiento que tenían del arte de narrar dado lo aislado y lo súper atrasado en que estaba el país.”

Lo más desconcertante del Manifiesto Postumista es que "no es postumista" de los tres. Cada uno de ellos tenía un concepto diferente de lo que era o no era el postumismo. Creo que en mi libro sobre las vanguardias está claro eso y yo hago de los manifiestos de los tres unos "manifiestos virtuales" extraídos de sus declaraciones. En el fondo, Avelino que es el autor del manifiesto no es más que un muchacho agentado que viene de su aldea nativa con una serie de traumas, no sé si sabías que su madre era hermana de la esposa de Andrés Solano, su padre un levantisco general de la manigua. En algún sitio consta que su nombre era ANDRÉS AVELINO GARCÍA SOLANO aunque lo había reconocido usó su nombre segundo como apellido, por ser como yo digo en mi obra "hijo de sus actos". Yo he ido al sitio donde nació en Las Aguas, que hoy es un descampado pero que era un pueblo liniero cuando él nació y he estado donde estaba el tronco del árbol donde él se sentaba a leer. Hay que ver las primeras cosas que Avelino trajo de Santiago donde había ido a estudiar, porque es interesante que aunque era "hijo de la calle", se crió con su madre a quien dedica su libro primero de poesía, que siguió conviviendo con su hermana y por lo tanto se crio en la casa paterna. Ese Avelino con resabios modernistas, no de los peores, es decir de los Parnasianos, que instintivamente los tres postumistas detestan, pero sí de los Simbolistas el movimiento más importante, el que reacciona contra el romanticismo utilitarista de los realistas como Honorato de Balzac, que a su vez ha reaccionado contra los Parnasianos que son los que proclaman el arte por el arte y la torre de marfil, pero que se quedan con el arte por el arte y el imperio no de lo exótico sino de la idea, de lo denso, de lo filosófico, de lo que sigue adicto Rafael Augusto Zorrilla con lo de la "idea" o el "reino interior" del que hablaba Darío, los simbolistas son parte de lo mejor de la cultura francesa y americana, es decir, eran los que creían en el Arte por el Arte en contra del arte utilitario, los que hablaban del aislamiento del artista para hacer su obra en una Torre de Marfil, o en su Torre de los Panoramas como decía Julio Herrera y Reissig, y eso venía de Paul Verlaine, de Arthur Rimbaud, de Charles Baudelaire y luego de Stephane Mallarmé, de Paul Valéry. Avelino deja de ser modernista militante igual que habían sido los otros dos y cualquier intelectual al día, y en medio de su pobreza, tanta que cuando viene a estudiar y conoce a los postumistas fundadores se va a vivir con Zorrilla que era panadero en Villa Francisca, la famosa Colina Sacra, y llega a ser parte de ellos como lo deja dicho en un poema autobiográfico que yo copio en mi libro , pero cada quien es parte de lo que lo forma, tú por ejemplo eres parte del socialismo utópico que viene de los románticos, de lo utilitario de Saint Simon a quien ahora no se estudia, pero ese Conde es el padre putativo de Marx y de los socialistas y el primero que usó el término "vanguardia" relativo a la literatura en 1823 como lo indico yo en mi libro inédito sobre el modernismo en el siglo XIX en el país. Incluso las "vanguardias" se alejan del materialismo histórico, de todo materialismo, el artista estaba por encima de esas cosas ridículas y ordinarias, era un ser superior. Si recuerdas los debates de los surrealistas que denigran a los que para ellos traicionaron el movimiento apoyando el socialismo materialista a pesar de que todos apoyaron la revolución rusa lo hicieron por Lenin que había sido militante del Dadaísmo en Suiza donde vivía exiliado al momento de la revolución, sencillamente por ser revolucionario y estar con lo nuevo.

Pues bien ¿quién es el más materialista y luego más filosóficamente figura importante de la política y la dialéctica socialista en el país que siguieron sus hijos? Pues Avelino que cuando hace el "manifiesto" que incluye al final de su primer libro Fantaseos (fíjate en el título) no fue firmado ni admitido por los demás es decir Moreno y Zorrilla, de modo que si tradicionalmente se admite como el Manifiesto, hay que ver qué estaba en boga en la época, lo que realmente se consideraba arte y si piensas en ello, los verdaderos y los grandes escritores de la humanidad aunque hayan sido políticos militantes y hayan padecido exilios y ataques, ha sido defendiendo LA LIBERTAD y el derecho de disentir. Cerrar los ojos ante los crímenes stalinistas como hizo Pablo Neruda es un hecho que le hemos perdonado, pero la historia no funciona como la política partidista o de una época. Lo que era un avance en los años veinte era un retroceso en Alemania y en Italia, por ejemplo, y por lo menos Mussolini venía del comunismo militante.

Yo estoy muy claro y deslindo perfectamente al arte de la política y no me escandaliza ninguna expresión artística. Una cosa son nuestras simpatías o nuestros conceptos y otra es la realidad del arte: La obra de un solitario franco tirador de emociones, y he aprendido a respetar y no escandalizarme de expresiones juveniles como las de ese Avelino solitario. Borges escribió en su juventud versos socialistas y militó en Suiza con movimientos tales. Y hoy le agradecemos que se dedicara solo a la literatura y sea un maestro.

Yo te digo una cosa, como hombre puedo simpatizar y de hecho simpatizo con el socialismo, pero como escritor detesto todo lo que me aparte de la obra que no tiene que ver con política ni con materialismos por más materialistas que seamos. Borges nos enseña que hay que respetar al escritor puro, si recuerdas las primeras cosas de los del boom cuando todos eran socialistas, que fueron los que nos señalaron que ese era el gran escritor y si lo piensas bien por encima de todos los demás quedará su obra por ser la de un artista, de un artífice de la palabra. Todo lo demás “es literatura” como decía Verlaine y repetía Darío.

Creo que la gran crisis de nuestra cultura y en consecuencia de nuestra literatura es estar tan pendientes del “qué dirán” del terrorismo verbal de las izquierdas que por sí mismas no producen escritores, los Juan Bosch, los García Márquez, los Juan Rulfo, son escritores a pesar de sus sobrecargas políticas como personas, como ciudadanos.

Va siendo tiempo de liberarnos, de volver a ser simple y llanamente escritores y mandar a la misma mierda toda otra cosa, religiosa, política, del orden que fuese. Creo que Avelino tenía todo el derecho de ser modernista puro atacando al arte utilitario y queriendo ser vanguardista… En ese momento había un brote protocomunista y de hecho a los postumistas lo atacaron como tal, sin ningún sentido. Yo recuerdo las participaciones del argentino Manuel Ugarte en 1912 y 13 que vino a atacar a los yanquis y proclamar las excelencias del Arte Social pero lo atacaron los modernistas y defendieron el derecho de hablar de princesas azules sobre todo Ricardo Pérez Alfonseca. Pero esos escritores protocomunistas no dejaron obra perdurable y solo lo recuerdan los miembros de las izquierdas radicales, pero no es mérito en sí ser religioso si no eres un San Juan de la Cruz ni ser postumista si no eres un Pablo Neruda o César Vallejo, pongámonos claros, no debemos confundir una cosa con la otra, ellos son grandes A PESAR DE, como lo es un derechista como Borges, A PESAR DE y es que en definitiva, el arte es el arte y lo demás son pendejadas.

1 comentario:

  1. Manuel Mora escribe con el corazón pero sobre todo con el cerebro. El último párrafo de este artículo lo cierra, cuando cae el telón, como un maestro: " Va siendo tiempo de liberarnos, de volver a ser simple y llanamente escritores y..." lo otro,
    Sigo y seguiré con Mao en el Corazón.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador