sábado, 14 de mayo de 2011

ACERCA DE LA NOVELA MANOLO, DE EDWIN DISLA

Ya está circulando la segunda edición de la novela Manolo de Edwin Disla gracias al patrocinio de la Secretaría de Estado de Cultura. Se vende en la librería La Trinitaria, ubicada en la Arzobispo Nouel No.16, de la Zona Colonial, Tel.:809-682-1032.

ACERCA DEL AUTOR

Edwin Disla nació en Mao, provincia Valverde, en el año 1961. Narrador, ensayista e ingeniero. Hijo de Evaristo Disla y Lourdes Rojas. Ingeniero Civil por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (1986). Se reveló como escritor en 1988 con la publicación del ensayo Historia de la Revolución Nicaragüense, considerada como la obra más acabada que sobre Nicaragua y sus luchas ha escrito un dominicano. A este ensayo le siguieron tres novelas: Un Período de Sombras (1993), la cual le pareció excelente a la Biblioteca Popular Domingo F. Sarmiento de Argentina, “por la naturaleza de su tema, difícil y conflictivo, que da como resultado un vasto fresco de una época de triunfos y fracasos evocados con objetividad, y con un ameno estilo narrativo”; Vida de un Tormento (1997), que fue llevada al teatro en el año 2000 por el grupo Los Rinocerontes; El Universo de los Poetas Muertos (2004) y la novela histórica, Manolo (2007), basada en la vida de Manolo Tavárez Justo, que fue galardonada con el Premio Nacional de Novela Manuel de Jesús Galván del año 2007, la más alta distinción narrativa del país.

COMENTARIOS ACERCA DE MANOLO, LA NOVELA

Sin duda alguna, la publicación de la novela Manolo, por Edwin Disla, en el mes de noviembre del 2007 fue el acontecimiento literario más importante de ese año en la República Dominicana, pues solo La Fiesta del Chivo de Mario Vargas Llosa generó tantas polémicas y artículos como la obra de Disla. El escritor Manuel Mora Serrano considera a Manolo incluso superior a La Fiesta del Chivo en cuanto a lo dramático e histórico. “Historia poco conocida y nunca tratada debidamente, contrario a la del peruano que tenía documentos a granel”. El humanista Diógenes Céspedes, el más importante crítico literario dominicano, ganador del premio nacional de literatura del 2007, publicó 9 artículos sobre la novela. En ellos analizó, entre otros puntos de vistas, la intrahistoria del texto. Afirmó que Disla derribó la puerta cerrada de la historia “para ver qué pasó dentro del cerebro de todos los que idearon el más grande fracaso histórico de la izquierda dominicana”. El ingeniero Leandro Guzmán, concuñado de Manolo y compañero de partido, expresó, que cualquier irreverencia que se interprete en el libro de Disla, “debe ser vista como un derecho de cualquier intelectual o simple ciudadano, aunque a veces uno preferiría que ciertas cosas no sean magnificadas, no obstante se trate de una obra que puede ser considerada como producto de la ficción. Pero hay que reconocer que por más liberal que sea una persona, no todas las cosas son buenas para ser contadas”. El reconocido cardiólogo y escritor, Nelson Castillo, dijo que Disla con su novela presenta a un Manolo de carne y huesos. “El ser humano que como todo, tiene que ir al baño a defecar y que en su mente tiene que tener espacio para cantar, reír, llorar y amar”. El historiador José C. Novas, residente en los Estados Unidos afirmó, posiblemente sin haber leído la novela, que Disla presenta a un Manolo “envuelto en numerosas aventuras amorosas, rufián cazador de faldas, un Juan Tenorio que supuestamente le era infiel a su esposa. Para los que no conocen al personaje, tanto Manolo como su esposa Minerva Mirabal son reconocidos por un gran segmento del pueblo dominicano como héroes nacionales y aclaro eso, porque he comprobado que la mayoría de los extranjeros que han leído la novela o visto la película ‘La Fiesta del Chivo’, cree que esa es la verdadera historia del dictador Trujillo, cosa que no es verdad…” El afamado patólogo forense, Sergio Sarita Valdez, resaltó de la obra “la interacción directa entre el fundador del Partido Revolucionario Dominicano, profesor Juan Bosch, y el líder catorcista. En la página 355 de la novela se hace alusión a unas declaraciones de Tavárez Justo hechas con anterioridad a las elecciones generales celebradas en diciembre de 1962. En ellas, Manolo criticó al PRD acusándolo de asumir una postura complaciente con los trujillistas. Ello preocupó a don Juan.

Escribe Disla que en el libro Crisis de la Democracia, Bosch expresaría: ‘que los catorcistas eran patrióticos, honestos y buenos luchadores, pero no habían tenido ni tiempo de estudiar a su pueblo, ni luz que los orientara’. Aduce que luego de una reunión entre ambos dirigentes políticos, Bosch le comentaría a don Antonio Guzmán ‘la inexperiencia de estos muchachos, los lleva a actuar como políticos de tercera’. A dicha opinión Guzmán le agregaría: ‘Sí Juan, actuarán como políticos de tercera, pero también como patriotas de primera’...” En internet, entre los numerosos comentarios, sobresale éste: “…abundando sobre la vida de Manolo, el escritor Edwin Disla recién acaba de publicar una novela que es la comidilla de los medios intelectuales, ya que en ella se habla no solo de una de las épocas más impactantes de nuestra historia, sino como dice el autor ‘abunda sobre los secretos del líder, defectos, fracasos, triunfos, tácticas y mujeres’... La primera edición ya está agotada y la verdad es que la lectura del libro engancha”. El ex presidente de la república Salvador Jorge Blanco, invitó a la lectura del libro por todos esos “momentos históricos que vivió el país a principios de la década de los sesenta, muy recordados y sentidos a todos los niveles, de manera muy especial para el movimiento político 14 de Junio… A mí me llegó profundamente el contenido de esta novela justamente calificada histórica…” El importante periodista José Rafael Sosa, afirmó “me ha impresionado la lectura de la novela Manolo, del ingeniero y narrador Edwin Disla, no sólo por cuanto es la primera narración de ficción (basada en la realidad) sobre la vida de Manolo Tavárez, sino porque conjuga una serie de factores, el primero de los cuales es la revelación de una serie de acontecimientos cotidianos y políticos escasamente conocidos y en segundo lugar por la belleza y agilidad de la prosa, lo recomiendo”. El doctor Rafael Taveras Reyes, dijo que “en reuniones, tertulias de amigos, independientes unos, otros, con afiliación política, el tema principal es Manolo de Edwin Disla. La primera edición se agotó. Las críticas a favor o en contra, se publican en la prensa. En los medios audiovisuales se hacen comentarios al respecto… Desde el punto de vista investigativo hay que felicitar la labor realizada por el autor, él no perteneció a esa generación, no obstante, la recopilación de datos y anécdotas, son fidedignas a los acontecimientos vividos. El valor de Edwin es llamar al pan pan. Los autores aparecen con sus nombres de pila, como los héroes, mártires y, sacrificados por un ideal y los traidores, infiltrados, entreguitas y, asesinos uniformados. Por esa razón, la novela adquiere una importancia extraordinaria, puede ser recomendada como texto educativo, así las nuevas generaciones podrán conocer la verdad histórica y se preguntarán: ¿Cómo fue posible tanta impunidad y complacencia? No es de extrañar que por esta razón Edwin Disla haya recibido amenazas de muerte”. La destacadísima periodista, Ángela Peña, se hizo eco de los rumores de amenazas a Disla… Dijo que “la obra ha sido ponderada por historiadores y hasta por algunos luchadores no muy bien tratados en el texto porque consideran que es un trabajo serio”. El escritor de San Cristóbal, Orlando Alcántara Fernández (Orly) dijo en un trabajo titulado Edwin Disla, El historiante, publicado en internet, que “Disla se lanza con un ímpetu sutil y una pasión bien dosificada a la imperiosa aventura narrativa de hilvanar una novela histórica sobre el héroe dominicano Manuel Aurelio Tavárez Justo tomando como punto de partida su juventud rebelde o la rebeldía de su juventud en pleno apogeo y decadencia de la Era de Trujillo. La circularidad es certera: asesino. Esa es la palabra insustituible en toda la novela”.

El lunes 26 mayo del 2008, Edwin Disla, en horas de la noche, se enteró por vía telefónica que Manolo había sido galardonado con el premio nacional de novela Manuel de Jesús Galván, la más alta distinción literaria del país. Fue la consagración definitiva de él como uno de los mejores narradores dominicanos.

1 comentario:

  1. Un documento como este, más que como novela, debía ser debatido en talleres en las escuelas, para que nuestros jóvenes estudiantes conozcan la historia de los sucesos acontecidos en la más reciente historia de nuestro país. Es bastante conocida la frase de que un país que no conoce su historia, esta condenado a repetirla.

    Ley S.

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador