viernes, 23 de agosto de 2013

¿QUÉ ES LO QUE MÁS RECUERDA DE SU PADRE?

HÉCTOR MANUEL BREA ACOSTA
Por Héctor Brea Tió

ARROCERO, GALLERO. HOMBRE DE HONOR Y DE RESPETO.

Segundo de una serie. Si le interesa leer la introducción a este trabajo, haga clic AQUÍ

César es el mayor de los Brea Tió y prefirió que fuera el escritor de la familia, según sus propias palabras, quien escribiera sobre su progenitor, pero en nuestra correspondencia privada él expresó algo que me voy a tomar la libertad de poner como introducción a esta excelente semblanza. Dice César: Claro que mi padre no fue una persona notable, para nada para nada... ¡pero fue mi papá!

Un ser humano común y corriente, lleno de defectos, pero fue mi papá. ¡Y qué papá!

Y todo el mundo dice y se cree que el suyo fue el mejor papá, pero todos están muy equivocados: ¡el mío sí que fue el mejor! Yo sé porqué lo digo. Y sus hechos callados están ahí.

Con más de 50 años entre los arrozales. No hay una sola casa de este país donde algún día no hayan comido arroz del que sembraron mi papá y mi abuelo. Y si esa no es una vida útil y trascendente, entonces, ¿dígame usted?
Hasta ahí lo escrito por César.

Héctor Manuel Brea Acosta nació en Laguna Salada, cuando era parte del municipio de Guayubín, a la sazón provincia de Montecristi, y hoy provincia Valverde; el 29 de enero de 1921.

Pasó sus primeros años en dicho poblado, pues su padre tenía tierras cercanas al mismo. Era hijo de Antonio María Brea Gómez (Toño), arrocero conocido y Elisa Acosta Acosta.

No alcanzó altos estudios sino grados primarios, en Mao donde fue alfabetizado por su tía, la prestigiosa maestra Doña Teresa Brea de Luna (Teté), quien junto a José Ramón García (Monchi), Ana Delia Jorge, Graciela Reyes Tineo (Gachén), Fidelina Reyes y Mercedes Núñez de Güichardo, eran docentes en las primeras décadas del siglo XX.

En Mao, se unió a su padre, quien creó en el 1945 una variedad de arroz que lleva su nombre, y fue producto de mezclas genéticas para obtener un híbrido que se aclimatara mejor a la Línea Noroeste, produjera mayor cantidad de granos, y tuviera más resistencia a plagas que las otras variedades que adolecían de algunas limitaciones. es preciso decir que el arroz Toño Brea se expandió hasta por Centro América y dicen que llevaron semillas a Surinam y creo que hasta al Caribe colombiano.

Casó el 22 de febrero de 1947 con la profesora Pura Tió Santana, con quien procreó 4 hijos: César, Vielka, Eduardo y Héctor (Ricardo), el autor.


Era, como todo ser humano, persona con virtudes y defectos, pues, perfecto solo es Dios.

Sus valores principales fueron el amor al trabajo agrícola, y la responsabilidad familiar ya que los 4 hijos del matrimonio, nos hicimos profesionales, fruto del esfuerzo tesonero de él y mamá, maestra de las 2 escuelas principales del municipio, primero en la Presidente Trujillo, luego José Joaquín Pérez y después en la Pericles Disla, o de Sibila, cuyo nombre fue sugerido por ella y Altagracia (Altagracita) Rodríguez, más Lillian Reyes de Sanabia (Masita).

Fue miembro y presidente del Club Quisqueya Incorporado y odfelo de la respetable Logia Unión Maeña.

Algunas de las compañías para las que trabajó, siempre ligado a lo agrícola fueron, la Dobana Company, tanto en Barahona como en Mao, lo que motivó que todos nosotros junto a mamá pasáramos un tiempo en la Perla del Sur, la ciudad del río Virán, en cuyas orillas o riberas nos alojamos en el hotel-pensión de Teófila (Fila) Diloné (tía de Miguelín Marrero Diloné), maeña radicada en dicha ciudad, quien fue compañera sentimental de mi abuelo, Toño Brea. Nunca olvidaré que nos llevó al hermoso Hotel Guarocuya, de allí, nada más y nada menos a una fiesta con “Cortijo y su combo” e Ismael Rivera y sus cachimbos, de quienes escuchamos “Perfume de rosas” y “Quítate de la vía, Perico”; yo tenía 7 a 8 años de edad, pues fue recién decapitada la tiranía de Trujillo en 1961. Tampoco olvido como en el viaje en un jeep, vimos recién derribada la estatua ecuestre que había del odiado “Jefe”, en la rotonda antes de entrar a San Cristóbal.

Él disfrutaba mucho de llevarnos a su finca en Jinamagao (Esperanza), la cual compró a Don Aquiles Comas, sembrada de arroz, cuyas espigas al decir de nuestro poeta insigne, Juan de Jesús Reyes, eran “los pensamientos blancos de los arrozales”. Eran tiempos inolvidables, que al evocarlos afloran lágrimas a mis ojos, pues no se volverán a repetir. En el año 1982, en Santo Domingo, la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores, Inc. (ADHA) le otorgó un diploma de reconocimiento, por su aporte nacional al cultivo del arroz, junto a su padre, creando la variedad “Toño Brea”, de manos de su presidente Silvestre Alba de Moya.


Una vez simpatizó por el 1J4 (Catorce de Junio), pero luego de la tiranía.

Fue dueño de galleras y decía que en la vida habían tres cosas que le gustaban: Trabajar, los gallos (deporte del pico y las espuelas) y “las gallinas”… aludiendo a las mujeres.

Nosotros tenemos 2 hermanos paternos, Héctor Bienvenido y Héctor Juan, Brea ambos.

No voy a extenderme más, por respeto a los lectores, pero concluyo diciendo que de nuestro padre al igual que de mamá, nos sentimos orgullosos, todos sus hijos y descendientes pues en él confluían muchos valores humanos, en especial la responsabilidad, además era muy sociable y trabajador.

Pero antes de despedirme quiero compartir este dato: nuestro padre tenía fama de bailador, lo que es corroborado por mucha gente y me lo confirmó doña Deyda Tineo, maeña residente en N.Y. por más de 40 años, hermana de Neicy Tineo Vda. Brea.

Murió en Santo Domingo el 5 de julio del 2009 y aquí descansa en paz.

El autor es miembro de número de la Academia Dominicana de Medicina, Comité de Historia de Mao y escritor.

8 comentarios:

  1. Hector Brea ;mi vecino por varios años, durante mi niñez ;lo conocí trabajando ,pasé la etapa de mi pubertad viendolo trabajar, llegué a mayor de edad y madurez viendo a ese hombre salir de una finca.
    Fue un hombre bien conocido en todos los ambientes creando una fama de seriedad y respeto.
    El forastero al llegar a cualquier sector de Mao preguntaba ¿usted conoce a Hector Brea ? enseguida le contestaban "si como no "!! .
    Eso es ser famoso. Mi respeto y admiración por Don Hector Brea .
    Dejó en sus hijos un reflejo de él.

    Manito

    ResponderEliminar
  2. Don Héctor, se distinguió por su hombría de bien, sumamente laborioso y dedicado, junto a su eterna compañera Doña Pura, a la educación de sus hijos con mucho amor y entereza, aunado a las bellas virtudes, valores y acreencias que retrataban con fidelidad su regia personalidad.

    César, Eduardo, Vielka y Ricardo, entrañables y dilectos amigos, deben recordar con mucho orgullo el feliz transitar de su bien querido Padre, lo cual me consta por las innúmeras ocasiones que me tocó vivir con el sano cultivo de una bella amistad entre nosotros, la cual se vió fortalecida por el cariño y el respeto prodigado entre nuestros Padres.

    Ricardo ha perfilado con su reconocida maestría, un auténtico esbozo descriptivo sobre Don Héctor,cuyos patrimonios han permitido a sus queridos descendientes capitalizar el límpido proceder y la sana actitud en el desempeño de sus deberes y responsabilidades ante la sociedad que lo vió nacer y desarrollarse en toda su plenitud.

    Loor a este Ilustre Ciudadano Maeño, bastión de una egregia familia, sin menosprecio de su sencillez y bonhomía manifiesta en todo momento, para beneplácito de quienes hemos seguido su trascendente y preclaro discurrir.

    Espero que perduren en su memoria los gratos momentos que Dios les permitió disfrutar junto a su venerable Padre, sintiéndose altamente bendecidos por este honroso legado.

    Mis cálidos y sinceros abrazos para todos ustedes.

    Cuqui Rodríguez Martínez

    ResponderEliminar
  3. Mano Caco como te dice Jose Manuel, de acuerdo cien por ciento contigo, Don Hector fue una de las personas mas queridas y productivas de nuestro pueblo, dejando un legado que será recordado con orgullo por todos nosotros los Maeños. Y como gran agricultor que fue, sembró en sus hijos la semilla del bien, la humildad y el saber, para que hoy sean hombres y mujeres de los cuales la patria se sienta orgullosa y agradecida. Con ellos me une aparte de lo familiar una gran amistad, sobretodo con Cesar quien me enseño a beber en el Samoa, Eduardo quien me enseño a tiguerear en el ISA, y Vielka que era mi paño de lagrimas cuando Gregorio Castillo me tiraba sus riflasos. Saludos a todos, y siempre siéntanse orgullosos del gran ser humano que fue Don Hector Brea. Jochy Reyes.

    ResponderEliminar
  4. Que bueno leer y enterarnos con cuanto orgullo los retoños hablan de sus padres para referirse a sus defectos y virtudes, pues como bien señala Héctor Ricardo, nadie es perfecto.

    Mis afectos a César, Eduardo, Vielka y Héctor, cuatro maeños que me honran con su amistad, y que con su ejemplo de vida dan vigencia a aquel refrán: "De tal palo, tal astilla".

    Afectos,

    Fernan Ferreira.

    ResponderEliminar
  5. Mis queridos Fernan, Cuqui, Manito y Jochy, además cualquier otro maeño que opine sobre la semblanza de mi padre (EPD), les doy encarecidas gracias, en nombre de la familia Brea Tió, por sus sentidas palabras. Fernan, un gran ejemplo maeño proveniente de una gran familia de nuestro Mao; Manito, por ser más que vecino, patio con patio, por más de 15 años y su abuela materna Vira Santana, prima Hna. de mi abuela materna, Carmen Santana; Cuqui, excelente investigador y escritor de familia también honesta y afable, y a mi primo Jochy, repito por enésima vez, hijo de doña Teófila Gómez Brea, prima hna. 2 veces de mi abuelo paterno Toño Brea Gómez, quien escribe importantísimos artículos de Mao, como Evelio y así como los estimo, sin teatro, creo que el único "pecadito", que a veces cometen en sus artículos, repito excelentes, es a mi humilde parecer que se "abrogan la maeñidad de héroes nacionales como Euclides Morillo, nativo de Esperanza, aunque viviera en Mao; el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, nativo de Jicomé, Esperanza, con cuya viuda Arlette, acudimos hace unos 15 años al Cabildo esperanceño, un grupo de amigos, a un homenaje solemne, con nombre de calle, invitados por la Fundación a su nombre, que encabeza doña Arlette, acto del que tengo fotos, pero ellos eran de Valverde, la provincia, y no del Municipio de Mao. Esto lo aclaro, porque a veces aparecen munícipes de esos pueblos valverdenses, que reclaman sus hijos, que son Héroes Sagrados, y patrimonio nacional. Concluyo, pues me disgregué un poco. Evelio, Jochy y demás, sigan escribiendo sobre nuestros prohombres, pues lo hacen con verdadero amor patrio y maeño, y gracias por tener alto concepto de mi padre, que a fin de cuentas es de ustedes, pues Mao era una aldea donde casi todos éramos familia; ya no, ahora es una pujante metrópolis, donde al ir casi no conocemos a nadie, por su explosión demográfica, su progreso y modernidad.. Un abrazote de HÉCTOR BREA TIÓ (Ricardo).

    ResponderEliminar
  6. Mi hermano Ricardo ; con todo el respeto ,creo que le has dado una mala interpretación a lo expresado por Jochy y Evelio , quienes en ningun momento han querido hacer atribuciones de los orígenes de estos héroes. Tu enfocas el asunto como historiador,donde para hablar de X personaje debes detallar hasta el nombre de la partera al nacer y el color del burro que lo llevaron. En cambio,ambos compañeros han querido ahorrar detalles y resumieron dando el origen de Euclides y el Coronel como maeños tomando en cuenta que los lugares de naciemientos de ambos pertenecían a Mao y Mao a la provincia Valverde.Te cito un ejemplo ;aquí en NY al 98 % de personas que nacieron en los Municipios,Parajes ,Secciones cuando les pregunto ¿de dónde es usted ? me contestan "de Mao" no mencionan ni a Valverde ;y cuando te dicen el lugar real vuelve y le pregunta ¿y donde queda eso ? "eso es por Mao " .. Es cuestión de contumbrismo ; y "la costumbre hace ley" .Tú estás en lo cierto históricamente ;.
    lo que se ha hecho es emplear la palabra Mao por Valverde porque Mao se conoce más que Valverde,tiene más sonido,es el corazón de Valverde y se emplea por conveniencia para lograr un objetivo que de lograrse al mencionar los nombres de esos dos héroes saldrán a relucir los lugares que nacieron y los méritos ganados por la Provincia que tambien son reflejados en Mao.
    Valverde es un cuerpo humano,es una sola pieza,formado por muchas partes .

    Espero puedas comprender el por qué se utiliza a Mao por Valverde.

    Como siempre

    Manito

    ResponderEliminar
  7. Querido Héctor: Me encantó la reseña de tu papá, y todo lo que dices es verdadero, en especial que en aquella época todos éramos familia. Me identifico mucho con ustedes por muchas circunstancias, y tú lo sabes, así que me quito el sombrero para honrar la memoria de tu padre, y saludar a la familia Brea Tió que ocupa un lugar muy especial en mi corazón.
    Un beso.
    Lavinia.

    ResponderEliminar
  8. Me inclino y quito el sombrero ante el recuerdo de Don Héctor Ml. Brea Acosta. Fue un tenaz trabajador digno de imitar. Persona de gran rectitud, de acrisolada moral, de admirables responsabilidad y respeto.

    Soy y siempre seré un eterno agradecido a su persona, por las tantas veces que me dió bola en su auto, en el trayecto Mao - Santiago, Santiago - Mao , cuando quien escribe estudiaba en la PUCMM. Al darle las gracias me decía: "Usted se lo merece por ser hijo de Nene y sobrino del Dr. Rodríguez (Fello)"

    Hermosa y muy atinada semblanza apreciado Héctor. Se le tiene alta estima a Usted y Familia.

    Diómedes Rodríguez y Familia.


    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador