jueves, 10 de octubre de 2013

MAEÑOS MIEMBROS DE ACADEMIAS DOMINICANAS

Por Héctor Brea Tió

Las Academias, tanto a nivel nacional como internacional, son instituciones soberanas y eminentes, constituidas por miembros de número, correspondientes, honorarios y del exterior, amén de otras categorías. Son la meca del saber, historia, ciencias y lenguas, que acogen como miembros a notables personalidades, ya sea por su prestigio investigativo, por la publicación de obras de valía o por otras razones meritorias donde no debe primar ni el amiguismo, ni el tráfico de influencia típico del ambiente político y artístico.

En Europa, principalmente España, Inglaterra o Reino Unido (UK), Noruega, Suecia, suelen estar regidas o «protegidas», por la corona.

De ahí que en España se habla de la Real Academia de la Lengua Española, El Real Colegio de Cirujanos, o la Real Academia Médica, e incluso de Historia, etc. Cada región como Asturias, País Vasco, Cataluña, Andalucía, tienen sus Reales Academias con sus nombres sonoros e incuestionable prestigio.

La República Dominicana, como heredera cultural de España, más que la importante herencia africana y aborigen o indigenista, tiene sus academias que se rigen por normas estatutarias exigentes y bien organizadas.

En algunas como es el caso de la Academia de la Lengua y la de Medicina, hay que «esperar la muerte» de algún miembro de número, para ocupar su sillón o asiento, como en el caso del Premio Nacional de Literatura, Andrés L. Mateo, que sustituyó por ironías del destino, a Joaquín Balaguer, a quien tanto cuestionó políticamente, como lo hace con propiedad, con el ex-presidente Leonel Fernández. José Rafael Lantigua ocupa el sillón del Arzobispo Alejandro Nouel. Dichos sillones tienen nombre de las 28 letras del alfabeto de la A hasta la Z.

Los maeños académicos-Miembros de Número 

1. Arnaldo Espaillat Cabral. Ex-presidente de la Academia Dominicana de las Ciencias, 1982-1992.
2. Celia Cruz de Colón (EPD) (esposa de Arcadio Colón –Cadín–). También de la Academia Dominicana de las Ciencias.
3. Víctor Melitón Rodríguez. (Academia Dominicana de las Ciencias)
4. Héctor G. Brea Tió (autor) y Secretario de la Academia Dominicana de Medicina. 2004-2010

Los Miembros Correspondientes

Es una categoría de menor jerarquía académica que de Número, lo cual no implica el prestigio ni obras publicadas necesariamente.

En la Academia Dominicana de la Lengua, solo figuran en el listado que me facilitó su secretaria, Eloisa Ventura, institución que visito asiduamente:
1. Orlando Gil Lozano (Periodista)
2. Roxana Amaro Bonilla (Profesora)


Academia Dominicana de la Historia
1. Rafael Darío Herrera

Debo confesar que según me informó Kirsy, una de las secretarias de dicha docta casa, que también visito frecuentemente, los historiadores que residen o son ciudadanos en otro país, no pueden ser Miembros de Número ni Correspondientes, porque los estatutos actuales no lo permiten, pero se están revisando y aún no se sabe cuándo aprobarán el derecho de serlo, a esas personas. Es el caso del prominente investigador de origen familiar maeño, aunque nació en Montecristi, Genaro Rodríguez Morel, residente en España, donde viene haciendo un excelente trabajo de investigación en el Archivo General de Indias, de Sevilla.

Epílogo

Creo que hay otros maeños que merecen ser miembros de las distintas academias, pero ni remotamente soy yo quien debe opinar sobre eso, y lo que me arriesga el citar nombres, pues siempre se omite gente tan o más meritorias, lo que no hago ex profeso o a propósito.

Algunos de esos podrían ser a mi juicio miembros de varias academias: Ramón Mateo Reyes (Monchy), Francisco Antonio Bonilla (Quiquito), Arismendy Rodríguez Herrera, Diógenes Castellanos Toribio, Diómedes Castellanos, Andrés Ramos (Pequeño), Leonardo Tineo Madera (Nano), Fernando y Alfonso Ferreira, Asunción Comas Tió (ex vice-rectora de la PUCMM), Blas Santos, Manuel Torres Ferreira (Manuelito), Lavinia del Villar, Francisco Almonte (Niño), Nelson Rodríguez M. (Cuqui), Francisco Almonte (Niño), Norman Ferreira, Arnulfo Reyes, Rafael Estévez Reyes, José Reyes Nouel (Joseíto), Nelson Ramírez Madera, José Luis Peña Reyes, Ml. Rodríguez Bonilla, Príamo Peña Tió, entre otros.

A mi juicio otro maeño que merecía por sus méritos académicos y humanos, ser miembro de la Academia Dominicana de Medicina fue el primer galeno de nuestro pueblo, Dr. Agustín Rodríguez Cabral (Agustincito), quien fue presidente del hoy Colegio Médico en los años 60 y toda su vida ejerció como un apostolado la antigua carrera hipocrática. Lo mismo creo que sería con Ramón Colón (Monchy) EPD, como profesional de las ciencias y otros tantos fallecidos.

Pueden aparecer más maeños que califiquen, claro, pero esas decisiones las toman las academias.

Admito no conocer los nuevos valores de nuestro pueblo que también califican. Incluí algunos parientes, pero no tengo culpa de que se destaquen, incluso podrían aparecer más.

Toda esta gente propuesta no es más que una utopía mía, pues repito no soy quien elige a nadie para ser miembro de ninguna academia, excepto en la de Medicina, de la que soy miembro y puedo proponer candidatos al escrutinio de la Directiva.

El autor es Miembro de Número de la Academia Dominicana de Medicina, Comité de Historia de Mao y escritor.

2 comentarios:

  1. Distinguido y Apreciado Héctor, reconozco tu plausible y oportuna inquietud al proporcionarnos interesantes datos e informaciones sobre las Academias Dominicanas del supremo Saber, así como los meritorios maeños que las integran, lo que constituye un gran beneplácito y una mayúscula honra. Cónsono con tu acertada preselección de meritorios profesionales de nuestro pueblo, me uno a ello, porque bien es cierto que reúnen valores, virtudes,éxitos y acciones enaltecedoras harto suficientes como para pertenecer a estas Dignas Academias. Propicio mis agradecimientos al considerarme merecedor de esas instancias. Veremos qué sucederá en el futuro inmediato, para mayor bienestar de algunos que sean elegidos en el seno de estas Altas Casas del Saber. Nueva vez, las gracias,... Cuqui Rodríguez Martínez.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Brea;

    Gracias por tu interesante ilustración sobre el tema; en realidad no todos conocíamos estos procedimientos y desconocíamos la membresía de todos estos valiosos maeños, ya que estas son de las cosas que no deben permanecer en el anonimato.

    Te felicito por haber considerado el otro grupo de compueblanos con los méritos suficientes para formar parte de ese privilegiado grupo.

    Abrazos como siempre.

    Manito

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador