lunes, 12 de agosto de 2013

SE HACE CAMINO AL ANDAR...

ASOMBRO
Por Miriam Mejía


In memoriam a ANA ISAURA ESTÉVEZ

Hoy una pena nueva, acerada,
se impone sobre el color del tiempo.
Luces extraviadas se incrustan inmisericordes
en palabras adornadas de estrellas.

En vorágine circular, vientos rojos han trastocado,
la plenitud de una sonrisa amplia y genuina.
El asombro penetra la curva del silencio
y se dispersa en la brisa fría de una noche rota.

Espiga quebrada abruptamente,
en primavera recién estrenada y ya marchita,
te has marchado ligera, sin preguntar siquiera,
con un adiós apenas balbuceante.

Hija, hermana, amiga solidaria,
el taconeo preciso de tus pasos,
aún resuena jubiloso, por senderos luminosos
de afectos profundos y amistad de colores
en la cotidianidad cincelados.

Tu legado queda en lo que diste.
En la sencillez y el amor que en silencio cultivaste.
Referente positivo que mueve a ser emulado,
para sacudir rutinas y dar brillo
al quehacer de nuestros compromisos cotidianos
Te has ido pero te quedas, en el recuerdo hermoso
que en muchos corazones forjaste.

Mientra allá, a lo lejos,
en un parque triste y desolado,
las palomas vuelan indiferentes,
llueve nieve sobre tus huellas truncas,
desdibujadas en el pavimento mojado

1 comentario:

  1. Has hablado con el, y para el, corazón, Miriam, como lo hace todo buen poema. Tus sentimientos llegan claros y se cristalizan dentro del alma.
    Gracias.
    Isaias

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador