miércoles, 19 de marzo de 2014

FIBRA Y ESTREÑIMIENTO

Por Nelson Rodríguez Martínez (Cuqui)

El autor es Ing. Agrónomo, profesor universitario y presidente fundador de N.R. Bienestar, S.R.L., compañía dedicada a la producción y venta de productos medicinales naturales.

El principal efecto fisiológico (y el más evidente) provocado por la toma de fibra es la reducción del tiempo de tránsito intestinal, es decir, el tiempo que transcurre entre la ingestión de un alimento y la eliminación de sus residuos en los excrementos.

Las heces están compuestas fundamentalmente de agua, bacterias y una pequeña cantidad de residuos alimenticios. El consumo de fibra aumenta el volumen de esos tres componentes; especialmente el de bacterias, pues, al poder utilizar como alimento una parte de la fibra que llega intacta al colon, crecen en número y aumentan el tamaño de las excreciones. El mayor o menor efecto laxante de una fibra u otra depende de cómo modifique el volumen de los otros dos componentes de las heces: el volumen de agua retenida y el volumen de alimento no digerido.

La adición de 20g de fibra en forma de salvado de trigo, col (repollo), manzana o goma guar, aumenta la masa del contenido fecal de ser humano respectivamente en un 40 y 20, mientras que las pectinas no parecen tener un efecto tan claro. El aumento del volumen del bolo fecal podría favorecer, a través de la actividad de los receptores de la mucosa, las contracciones musculares del colon.

En general, puede decirse que la fibra soluble modifica poco el tiempo de tránsito intestinal, mientras que la fibra insoluble lo reduce. El salvado de trigo destaca entre este tipo de fibra por su efecto regulador: disminuye el tiempo de tránsito en aquellas personas en las que dura más de 40 horas y lo reduce en las que dura menos de 24.

Un escaso volumen de las heces se asocia con espasmos de la musculatura del colon, especialmente del sigmoide. La presión aumenta y la mucosa acaba por introducirse a través de los puntos más débiles de la capa muscular. Los divertículos (cavidades del intestino) se llenan de heces espesas que pueden originar ulceraciones de la mucosa y, en el peor de los casos, su perforación.

Tradicionalmente, el tratamiento de la diverticulosis (nombre que recibe esta alteración) se realiza mediante la ingestión de salvado de trigo. Se consigue así un gran incremento del volumen fecal con una mínima producción de gases.

Contenido total de fibra en los alimentos (Celulosa, hemicelulosas, lignina y sustancias pépticas) x 100 gramos

Composición de la Fibra de la Dieta
-Celulosa
-Glucanos no celulósicos
-Hemicelulosa
-Pectinas (galacturónidos)

Otros urónidos y gomas
-Lignina, con pequeñas cantidades de cutina, suberina
-Productos de la reacción de Maillard
-Polímeros del ardeamiento enzimático.

• Diabetes

Hay muchas referencias sobre el efecto de la fibra para evitar el aumento del nivel de glucosa y el de insulina en la sangre tras una comida. La acción de la fibra sobre la absorción intestinal de los azúcares podría estar provocada por un efecto sobre el vaciado gástrico, o a través de una reducción de la hidrólisis del almidón, o incluso por una menor captación de los azúcares simples procedentes de la digestión por parte de la mucosa intestinal. También se sugiere que regímenes ricos en fibra podrían aumentar la unión de la insulina con sus receptores celulares específicos, incrementando la sensibilidad de los tejidos a esta hormona y, por consiguiente, la capacidad para utilizar la glucosa.

Esto explica que se haya podido sustituir la alimentación clásica de los diabéticos (pobre en hidratos de carbono y rica en grasas) por otra rica en hidratos de carbono complejos y fibra. Así, dietas que obtienen un 70% de la energía de glúcidos de tipo almidón, un 18% de las proteínas y un 12% de los lípidos, con un aporte de 35 gramos de fibra por cada 1000 kilocalorías, provocan al cabo de unas semanas un descenso significativo de la glicemia en ayunas (de -7% a -38%), así como de las necesidades de insulina(-6% a -58%). Estos efectos beneficiosos pueden mantenerse durante años con un régimen menos severo que suministre un 55-60% a partir de azúcares complejos, un 20% de las proteínas, y un 20-25% de los lípidos, con un contenido en fibra de 25 gramos por cada 1000 kilocalorías.

• Obesidad.

Si se estudia el etiquetado de cualquier producto alimenticio dietético para dietas de adelgazamiento, se observa que la fibra es una parte importante en su composición. La utilización de fibra insoluble permite saciar el apetito con un aporte mínimo de energía.

Sin embargo, la reducción del valor energético de los alimentos no es el único efecto que tiene la fibra. La fibra insoluble dificulta la digestión de las grasas, favoreciendo su eliminación por las heces. Mientras algunas teorías evalúan en 100 kilocalorías por día la pérdida de energía que provoca la ingestión diaria de un complemento de 40 g de salvado de trigo, otros cuantifican la reducción del valor energético de todos los nutrientes (especialmente de las proteínas) en un 2-3% del total cuando el contenido en fibra de la dieta es moderada.

Por último, se han realizado una serie de trabajos que ponen de manifiesto que el empleo de dietas de adelgazamiento enriquecidas con fibra conduce a una mayor reducción de peso. Así, por ejemplo, cuando se sometió a mujeres obesas a una dieta de 1,000 kilocalorías al día suplementadas con 5 gramos de fibra, la pérdida de peso al cabo de ocho semanas fue de 6 kg en las primeras y de 7 kg en las segundas. En una segunda fase del experimento se incrementó la dieta a 1,600 kilocalorías por día, aumentándose el complemento de fibra a 7 g. Al cabo de doce semanas la pérdida de peso fue de 4.1 kg en las mujeres que no tomaron fibra y de 6,2 kg en las que sí la tomaron.

Inconvenientes

El principal inconveniente que acarrea el consumo excesivo de fibra es la disminución de la absorción de metales como el cinc, el cobre, el magnesio, el hierro o el calcio. Pero además de esa retención química se da también una retención física de los metales citados, por la propiedad que tienen muchos polímeros de hincharse, retener agua y gelificarse.

El consumo elevado de fibra puede mermar considerablemente la disponibilidad del calcio, siendo el ácido fitico el principal responsable de la retención de este metal, junto con el ion ferroso y, sobre todo, el cinc.

El ácido fitico se halla presente en los vegetales y es especialmente abundante en el salvado de los cereales, de ahí que un consumo elevado de este producto puede provocar una deficiencia de cinc. Sin embargo, el consumo de harina integral no implica el mismo riesgo, pues la fermentación durante el proceso de panificación permite la acción de fitasas que destruyen una parte del ácidofítico.

A pesar de todo, los incrementos modestos de fibra en la alimentación puede que no influyan significativamente en la disponibilidad de metales traza por parte de personas que siguen una dieta adecuada.


FUENTE: Libro Antioxidantes Orgánicos y Medicalimentos Naturales.
AUTOR: Ing. Nelson Rodríguez Martínez.
Maestría en Fitoterapia.

3 comentarios:

  1. Mi querido primo, interesantisimo su articulo. Para mi especificamente, es de mucha utilidad, pues como sabras, sufro de Diabetes y a veces se me hace un poquito complicado, por no decir dificil, reconocer cuales son los productos que contienen fibras y que tanto necesitamos para nuestra salud. No me da pena decirlo,pero antes que de me diagnosticaran esta enfermedad, era muy poco lo que sabia acerca de la importancia de la fibra en nuestra alimentacion. Pero gracias a algunos articulos que he leido y ahora leyendo tu articulo, reconozco todos los beneficios que podemos obtener al incluir fibra en nuestra alimentacion diaria. Gracias Mil Cuqui. Recibe todo mi cariño.

    Rosa Rodriguez

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Cuqui, por tus orientaciones, sabias y libres de aranceles. Tu desprendimiento es ejemplar.

    Isaias

    ResponderEliminar
  3. Bien por usted mi hermano! Le exhorto a continuar con sus sabias y acertadas orientaciones. Dios le siga iluminando y dotando de conocimientos, no solo para su beneficio sino para los necesitados de salud que somos TODOS.

    Con afecto y cariño... Diómedes Rodríguez

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador