lunes, 31 de octubre de 2011

A PROPÓSITO DE...

RECUERDOS EN MI VIDA - I
Fernando Ferreira Azcona

Lea la Segunda parte

Obviamente, no recuerdo el momento de mi nacimiento, pero sí recuerdo, porque me lo contó muchas veces Mamacía, mi abuela materna, quien estuvo presente en el momento que llegué a este mundo, que mamá-Fefita, la partera que asistió a mi querida madre en ese momento supremo, exclamó “este es Azcona puro”. Y quizás este fue el “link” que nos hizo el uno para el otro (ver MAMACÍA Y YO.). Ese amor tan grande que me unió a mi abuela materna, hizo que en mi niñez, en ocasiones, me sintiera más Azcona que Ferreira.

Recuerdo vívidamente la humilde casita, ubicada en Sibila, en la polvorienta calle Duarte de entonces, a dos cuadras del canal mayor, donde nacimos cuatro de los nueve hermanos Ferreira Azcona. Tenía una pequeña sala, comedor y dos habitaciones. Una enramada techada de cana la separaba de la cocina, también techada de cana, la cual estaba situada completamente independiente del primer inmueble.

También recuerdo la hortaliza que tenía Papá en el fondo del patio. Mi especie favorita era la de tomates pequeñitos (aquellos que se utilizaban para hacer huevos revueltos) que crecían y producían sobre una enredadera que nuestro Viejo le había hecho para soportar las ramas y que sus frutos no se dañaran al contacto con el suelo. ¡Si tuviera un peso por cada tomatillo crudo que me comí, hoy fuera millonario!

¿Cómo no recordar a nuestro perro Titán? Su nombre original era Capitán, pero el Perínclito de San Cristóbal prohibió que animales cuadrúpedos llevaran nombres que correspondiesen a rangos de las fuerzas armadas. De ahí que, su nombre derivó al que lo hizo famoso en nuestra familia. Titán era de color mela’o con el hocico negro, grande y corpulento. Sobrevivió tantas veces a las campañas de envenenamientos de “la sanidad”, que me atrevería a decir que hizo un post doctorado en esos menesteres. También me atrevería a aseverar, que antes de que Pavlov, el famoso científico ruso, condicionara la reacción de su perro, nosotros lo hicimos con Titán, en nuestra humilde casita de Sibila. ¿Cómo ocurrió esto? A consecuencia de los tantos envenenamientos, Titán desarrolló serias limitaciones digestivas. Me imagino que su hígado estaba destrozado. De tal manera, que se tiraba los “follones” más hediondos que usted pueda imaginarse, cuando esto ocurría, el ambiente se inundaba de una pestilencia terrible, y teníamos que “aperrear” a Titán para que se fuera con su hedor a otra parte. Esta desagradable situación se desarrollaba con tanta frecuencia, que cuando nuestro leal perro escuchaba que alguien gritaba: “fooo se cag… Titán”, el pobre animal salía disparado, “como alma que lleva el diablo”. Como fiel y leal amigo, regresaba minutos después al patio de nuestro hogar.

En una ocasión, fui al local donde Papá tuvo su primer negocio. Este estaba ubicado en una casona de madera pintada de azul, en la calle Máximo Cabral, también en Sibila: Si mi memoria no me traiciona, entre las calles Félix María Bonilla y la calle donde vivían los padres de José Fermín Francisco y de Rolando Espinal. Una vez en dicho local, me fui al patio del mismo, donde encontré una carretilla y me propuse hacerla pasar sobre la raíz de una mata de cambrón, que sobresalía unas seis pulgadas sobre el suelo. En cada intento, la trompa de la carretilla chocaba con la raíz y mi esfuerzo resultaba fallido. Como una de mis características es la perseverancia, no me di por vencido y cada vez me separaba más de la raíz, para tomar mayor impulso, hasta que ocurrió lo que debía suceder: emprendí la carrera “a toda máquina”, en pos de mi objetivo, pero esta vez, la velocidad de la carretilla era tal, que al chocar con la raíz, ésta brinco hacia atrás y hacia arriba, mientras yo seguí hacia delante. Golpeé el borde de la carretilla con mi frente, y… “el sangrerío”. Afortunadamente, tengo las cejas tan tupidas, que la cicatriz pasa inadvertida.

Como mis amables lectores recordarán, nosotros siempre íbamos a El Rubio, San José de las Matas, de vacaciones. Un verano, a Talla, quien era una Madre para nosotros, y a nuestros abuelos, se les antojó “desparasitarnos”, y nos prepararon un purgante de sen con cañafístola, el cual nos brindaron como si fuera un refresco, a media mañana. Sin embargo, cometieron el error de purgarnos a todos el mismo día. No transcurrió mucho tiempo para que los efectos del purgante empezaran a manifestarse en retortijones de barriga, unos cólicos terribles, y se armó el “corre-corre”. Al principio, nos peleábamos por el acceso a la letrina, la cual, no daba abasto para satisfacer la inusitada demanda de los desesperados usuarios. Pero, cuando los efectos del purgante alcanzaron el clímax, y la deshidratación empezó a surtir sus efectos, no teníamos fuerzas para correr a la letrina y mucho menos, para pelear por esta, era cuestión de agacharse, donde el cólico nos sorprendiera, y… fuaaaa. En honor a la verdad, nunca había visto, ni he vuelto a ver una cag… colectiva similar.

A propósito de El Rubio, la vida en esa comarca transcurría con mansedumbre. Allí, el tiempo parecía detenerse y cada quien tenía su propio predio, donde producía lo necesario para vivir: yuca, batata, frijoles, etc., y tenía dos o tres vaquitas para la leche de la familia.

El trueque desinteresado era común. Fulano le enviaba un saco de yuca a su compadre mengano, y este reciprocaba el gesto enviándole un saco de batatas. Se hacían “juntas”, en las que un grupo de hombres ayudaba a un amigo común a realizar determinada tarea, tan sólo por la comida del día.

En el verano, las frutas tropicales eran abundantes. Nos dábamos el lujo de escoger las más apetitosas y las demás se las echaban a los puercos en las pocilgas. Esta realidad cambió, cuando llegó a aquel apartado rincón, la Sociedad Industrial Dominicana y la siembra comercial de maní. Se despertó “la fiebre por el dinero efectivo”. Los campesinos sustituyeron sus conucos tradicionales por sembrados de maní y luego, se conoció el trabajo asalariado para la cosecha, formar las pacas de maní seco y el “despalillado” del mismo. Era en estas dos últimas labores, donde nosotros, los niños, ayudábamos a nuestras tías a ganarse unos pesos para suplir sus necesidades de vestido y calzados.

Asimismo, a El Rubio llegó la siembra de “yuca amarga” para la elaboración comercial de casabe. En esta actividad se involucraba toda la familia. En la siembra, cultivo y cosecha participaban los hombres. En el “descopotado” del tubérculo (quitarle la cáscara raspando el mismo con una afilada cuchara) participábamos los niños y las mujeres. En el “guayado” de la yuca volvían los hombres a tomar acción utilizando unos guayos industriales. Después venía el prensado de la masa obtenida con el “guayado” de la yuca, para extraerle el ácido prúsico, el cual es venenoso. En este proceso, también se extraían los almidones más solubles de la yuca, los cuales se colectaban en trampas diseñadas para estos fines, se ponían a secar, y posteriormente, se elaboraban los “panecicos” más sabrosos que usted pueda imaginarse, utilizando manteca de cerdo, que como ya he dicho, le imprime un sabor inigualable a la comida. El prensado y secado de la masa de yuca tomaba varios días y luego, nuestras tías procedían a elaborar el casabe, en grandes hornos, que entonces eran alimentados con leña. Nuestra participación en el “descopotado” de la yuca era retribuida por nuestras tías, que nos horneaban pequeñas tortas de casabe diseñadas especialmente para nosotros, unas veces rellenas de maní tostado y otras de ajonjolí, las que consumíamos con jarros de café recién colado en aquellos coladores que la greca desplazó.

Con el transcurrir del tiempo, Papá mudó su pulpería a la calle Duarte esquina Mella, frente a la Farmacia Mao. En esa casa vivieron luego, Momón “La Fuerza” y Milet Haddad con sus respectivas familias. Los hijos más viejos teníamos que turnarnos para llevarle el desayuno y la cena.

Papá iba a casa a almorzar al mediodía. En una ocasión, nuestro Viejo llamó a Norman para decirle “un secreto”. “No le digas nada a Fernan, pero en el Cine Jardín están dando la vida de Jackie Robinson y vamos a ir a verla, él está muy pequeño y si lo llevamos se va a dormir”. ¿Cuál no sería la sorpresa de Papá cuando escuchó detrás de él, “yo no me duermo no”? La carcajada de los amigos que estaban allí fue al unísono y alguien le dijo: “bueno, compadre, usted no tiene escapatoria. Llévese los dos muchachos a ver la película”. Fue así, como vi la biografía, llevada al cine, de ese portentoso atleta negro que tuvo el coraje de vencer la barrera del color en el béisbol de Grandes Ligas. Una de las escenas que más me impactó, fue cuando estando en el dugout, un fanático blanco, racista, le tiró un gato negro y le vociferó una sarta de improperios no publicables. Robinson, sin inmutarse, tomó el gato en sus manos y se puso a acariciarlo. ¿Qué sería del béisbol de hoy, sin la presencia del atleta de color? ¿Cuántas superestrellas de hoy le deben a Jackie Robinson sus grandes salarios? ¿Sería arriesgado decir que algunos de ellos no saben quién fue Jackie Robinson?

Estos recuerdos son de mi infancia, si me animo, les cuento otras de mi niñez, la adolescencia y… ¿quién sabe?
Siga leyendo...

domingo, 30 de octubre de 2011

YO ME ACUERDO…

REMEMBRANZAS EN LONTANANZA
Por Evelio Martínez

Caminando en mi mente por mi pueblo, (imaginándolo) quiero plasmar sus paisajes, personajes y tantos lugares que nos embriagan el corazón de nostalgia y en versos se lo regalo (a mis lectores).

Yo me acuerdo de Don Poro
Y la boruga de Pepe
Me acuerdo de Tororé
Y los roquetes de Anita
Me acuerdo de Masagalo
Y el correo en su burrito
Pero no puedo olvidar a Miñín y sus gallitos.

Y me acuerdo de Carpín
Y los sabrosos suavecitos
Me acuerdo de Maca Chiclets
Y sus botellas de ron
Y recuerdo el Bar Colón
Con su regia vellonera
Que con sólo cinco cheles
Escuchaba a Pirela.

Yo me acuerdo
De mi Comadre Moronta
De Vale Toño y Segueta
Me acuerdo de las frituras
De Doña Ana y Consuelo
Me acuerdo de los desvelos
De las tantas comadronas
Mama Julita y Fefita
Y las costuras de Tona.

Y me acuerdo del taller
De Andrés Liranzo prendío
No se me olvidan los líos
Que armaba en el Jimenoa
Y me acuerdo del Samoa
De Tuto y Leopoldo Tió
Los arroz con pollo del chino
Y de la pobre Miló.

Y me acuerdo de Numita
Y su traje de amarillo
Yo recuerdo esas matas
De sabrosos limoncillos
En el patio de la Escuela
Me acuerdo de Mamaela
En el motor de Pasito
Y también del Guajirito.

Me acuerdo de Jovellano
Y el bono de Quilvio Tió
A quien Félix le rompió
La frente de un pelotazo
Ese era un peloterazo
Pero ahí mismo quedó.

Yo me acuerdo del Rincón
Y del célebre Casino
Me acuerdo de Faustino
Su dueño y constructor
Y de Niño el Rezador
Que tantas horas santas hacía
Y de la vieja Muñín
Que las hostias construía.

Y de Don Pedro Ramírez
Con sus hijos luchadores
Mon y Papito cayeron
En las garras del tirano
Y también Fulvio Felipe
Freddy Torres y otros tantos
Un monumento le haremos
Para honrar su memoria
Y que queden en la historia.

Me acuerdo de Antonia Sánchez
Y su marido Eleodoro
Los padres de Omar Minaya
El Gerente de los Mets
Y me acuerdo de Lolé
Grandulón y bonachón
Y cerca estaba Juliquín
Amolando su colín.

Me acuerdo de Antonio Reyes Lozano
Vestido de fuerte azul
Me vienen a la memoria
Alonso y su Boca de Hierro
Come Rapa y Miñema
Me acuerdo de los cortados
Que hacía Natividad
Y aquella crema de Pepe
No se me olvidan jamás.

Yo me acuerdo saboreando
Un mondongo de Mateo
Me acuerdo del Charco El Indio
También el de la Piragua
Y de la zanja mayor
Y de la Bogaert con agua
Y si me sigo acordando
Se me hace la boca agua.

Me acuerdo de Castillito
Y aquellos mil setecientos
De Félix Chaco y Borbón
Yo me acuerdo del Cogío
Y También de Cataplú
De Lelé Rivas y Mario Elvis
De Archivaldo y Milet
De Hugo Lino y Merilio
Y del célebre Coplé.

Y si cojo la curvita
Me acuerdo de Nelson Parra
Y más pa’llá está Bobita
La de Panchito Madera
Saludo a Darío Herrera
El fue un gran practicante
En el público hospital
Rafael Darío es su hijo
Y lo quiero saludar.

Yo me acuerdo “los Giles”
De Ramón, Berta y Nobel
Y también de Rafael
Que llamábamos “Cullé”
Y estaba José Cabrera
Con su encendido cigarro
Diciéndole a Oberto Gómez
Nosotros somos los charros.

Me acuerdo de Ché el pintor
Y también del carpintero
Porque ese era mi abuelo
Que tantas casas edificó
En mi pueblo y la región
Y de las tortas de Susa
Me acuerdo con ilusión.

De Ercilia siempre me acuerdo
Cuando paso por el puente
Porque si lleva su nombre
La debemos recordar
Cuantos calabazos de agua
De esa zanja yo cargué
Y también yo me bañé
En sus aguas cristalinas.

Yo me acuerdo del Hong Kong
Un restaurante que había
En la orilla del canal
Cerca de Josesito Lozano
Al lado de la planta vieja
Y me acuerdo de Consuelo
Con sus frituras sabrosas
De eso y de tantas cosas.

Más allá también me acuerdo
Del Barrio de los Bonilla
Con Clemen, Aleja y Neney
Ese cátcher que fue él
De nuestro equipo amateur
Y me acuerdo del maldito
Partido Dominicano
Que convertimos en liceo
Para bien del ciudadano.

Y me acuerdo de Don Félix
Que era de los Ferreira
Y de su hijo Quiquí
Pegado a su yunta ‘e buey
Y más me acuerdo de él
Porque el cabo Melitón
Cuando cobraba la cédula
Le metió su pecozón.

Y me acuerdo de Ismael
Y su concurrida botica
Donde leían los mia’os
Y los sanaban por ellos
Me acuerdo de Joseito
Ese célebre psiquiatra
Mi compañero y amigo
Dios te bendiga “Maraca”.

Pero también yo me acuerdo
De Librado y su carreta
De su ayudante Guirí
El célebre “Añoñaito”
Con Bochón y Sergio el Feo
Acompañando a Danilo
Y a Pedro Candilejas
Esos recuerdos me quedan.

Y me acuerdo de Candito Caraballo
Alberto Disla y su caballo
“poque, poque, francamente”
Y en la acera del frente
Estaba la fortaleza
Y el Teniente Vizcaino
Con su voz como cencerro
“guardias vuélvanse perros”.

La Farmacia Santa Rita
Me viene a la mente ahora
Miche Sucart, boticaria
Sentada en su mecedora
Estanislao Ferreira
Parado en su pulpería
Al otro lado Biencito
De los Gómez de güaracha
“enamorando y llevándose muchachas”.

En ese barrio vivía
Ese portento me acuerdo
Era guapo como piedra
Y se llamaba Ledesma
Le dio tabla a los paleros
Y con su Máuser al hombro
En plena Revolución
Defendió los principos
De nuestra Constitución.

Ahí vivió Peña Gómez
Junto a su hermano Leonidas
Estudió la secundaria
Bajo la sabia directriz
De ese coloso y maestro
Que se llamaba Don Leo
¡Cuan lejos llegó El Moreno
En su largo trajinar!
Cierro los ojos y lo veo…

De Juan de Jesús Reyes me acuerdo
Y sus finas poesías
Que su fama trascendía
De aquel lado de los mares
Y con sus bellos cantares
Elevaba el patriotismo
La Barranquita y las tunas
Adornaban su lirismo.

Me acuerdo de aquella tienda
De Vitalino Ferreira
Y de su empleado Antonio
Y de sus hijos que fueron
Como el padre luchadores
Contra el régimen tiránico
Que sojuzgó nuestra tierra
¡Salve, hijos de Quisqueya!

Y de Doña Jeanne me acuerdo
Y su esposo Don Ramón
En la Farmacia Bogaert
Él era un gran aguilucho
Y con su radio encendido
En la plena calle Duarte
Aquello era un baluarte
Del equipo cibaeño
Y de aquello yo me acuerdo.

Y me acuerdo del Bombillo
De Consuelo y de José
Y de aquella meretriz
Llamada Carmen Cachet
Eso yo lo vi de lejos
Cuando por allí pasaba
Pues si había una jugada
En la gallera cercana
Eso era por la mañana (¿?)

Y me acuerdo de los cueros
Que curtían los Valerio
Y de eso yo me acuerdo
Pa’ que no sean mal pensa’os
Los que habían en el Bombillo
No lo hacían en tenerías
Los traían José y Consuelo
Y los jóvenes sabían (¿?)
Siga leyendo...

sábado, 29 de octubre de 2011

CRECIMIENTO PERSONAL

COMO ES ADENTRO, ES AFUERA
Por Brian Tracy

Aristóteles dijo que el propósito u objetivo final de la vida humana es alcanzar la felicidad. Usted será más feliz en la medida que lo que está haciendo en el exterior sea congruente con sus valores internos. Cuando usted está viviendo en completa alineación con lo que usted considera ser bueno, justo y verdadero, automáticamente se sentirá feliz y positivo acerca de sí y su mundo.

Sepa lo que en verdad quiere
Stephen Covey dijo una vez: "Asegúrese de que, a medida que trepa por la escalera del éxito, esta esté apoyada en el edificio correcto". Muchas personas trabajan duro para lograr las metas que ellos creen querer alcanzar solo para encontrar, al fin y al cabo, que no obtienen placer o satisfacción de sus logros. Estos se preguntan, "¿Y eso es todo?" Esto ocurre cuando la realización externa no está en armonía con los valores internos. No deje que esto le suceda a usted.

Confíe en su intuición
La confianza en sí mismo es la base de la grandeza. La auto-confianza proviene de escuchar a su intuición, esa "pequeña voz" en su interior. Los hombres y las mujeres comienzan a ser grandes cuando empiezan a escuchar sus voces interiores y confían absolutamente que están siendo guiados por un poder superior en cada paso que dan. Vivir en consonancia con sus valores verdaderos es el camino real hacia la auto-confianza, la autoestima y el orgullo personal. De hecho, casi todos los problemas humanos se pueden resolver retornando a los valores.

Observe su comportamiento
¿Cómo puede usted saber cuáles son sus verdaderos valores? La respuesta es simple. Usted demuestra siempre sus verdaderos valores en sus acciones y, especialmente, en sus acciones bajo presión. Cada vez que uno se ve obligado a elegir entre un comportamiento y otro, siempre actuará en consonancia con lo que es más importante y valioso en ese momento. Los valores, de hecho, están organizados en una jerarquía. Usted tiene una serie de valores, algunos de ellos muy intensos e importantes, y otros más débiles y menos importantes. Uno de los ejercicios más importantes que puede realizar para determinar quién es usted y lo que quiere realmente, es organizar sus valores por orden de prioridad. Una vez que esté claro sobre la importancia relativa de sus valores, entonces podrá organizar su vida exterior, de manera que esté en consonancia con ellos.

Determine lo que su corazón desea
El maestro espiritual Emmet Fox escribió sobre la importancia de descubrir lo que “su corazón desea”. ¿Cuál es el deseo de su corazón? Como dice un amigo mío: "¿Para qué quieres ser famoso?" ¿Qué palabras le gustaría que la gente utilizara para describirlo cuando usted no está presente? ¿Qué le gustaría que diga la gente de usted en su funeral? ¿Qué reputación tiene usted hoy? ¿Qué reputación le gustaría tener en el futuro?

Su pasado no es su futuro
Muchas personas han tenido experiencias difíciles mientras crecían. Cayeron en desgracia o se asociaron con la gente equivocada. Algunos fueron condenados y enviados a prisión por sus crímenes. Pero un cierto día en sus vidas, decidieron cambiar. Estos pensaron seriamente cómo querían que se les conociese y pensaran de ellos en el futuro. Ellos decidieron cambiar sus vidas cambiando los valores que los había regido en sus vidas. Al tomar estas decisiones y adherirse a ellas, cambiaron sus vidas. Recuerde: no importa de dónde viene, lo único que en verdad importa es hacia dónde va.

Ejercicio de acción
Describa la imagen de una persona ideal, la persona que a usted más le gustaría ser si no tuviera limitaciones.

Título original: As Within, so without. Traducido por Isaías Ferreira (metransol@yahoo.com)
Siga leyendo...

viernes, 28 de octubre de 2011

RELACIONES HUMANAS

LOS TRIUNFADORES
Por Diómedes Rodríguez Martínez
Facilitador de RRHH en Infotep

A veces los triunfadores no son aquellos a los que todo mundo aplaude y reconoce. No son los que construyeron grandes obras, dejaron constancia de su liderazgo o viajaron, en primera clase.

A veces los triunfadores no son los administradores geniales, ni los visionarios del futuro, o los grandes emprendedores. Por ello, tal vez, no los reconoceríamos en medio de tanto pensador, filósofo o tecnólogo, que supuestamente conducen a este mundo por la senda del progreso.

A veces el triunfador no es el negociador internacional, o el hacedor de empresas de clase mundial, o el deslumbrante estadista que asiste a reuniones cumbre. No es el que se afana por exportar mucho, sino el que todavía se importa a sí mismo.

Porque el triunfador puede ser también el que calladamente lucha por la justicia, aunque no sea un gran orador o un brillante diplomático. El triunfador puede ser igualmente el que venció la ambición desmedida y no fue seducido por la vanidad o el poder.

Es triunfador el que no obstante no viajar mucho al extranjero, con frecuencia hizo travesías hacia el interior de sí mismo, para dimensionar las posibilidades de su corazón. Es el que quizás nunca alzó soberbio su mano en el pódium de los vencedores, pero triunfó calladamente en su familia y con sus amigos y los cercanos a su alma.

Es, quizás, el que nunca apareció en las páginas de los periódicos, pero sí en el diario de Dios; el que no recibió reconocimientos, pero siempre obtuvo el de los suyos; el que nunca escribió libros, pero sí cartas de amor a sus hijos. Es el que pensó en redimir a su país a través de la asfixiante aventura de su trabajo común y rutinario, aquel que prefirió la sombra porque, finalmente, es tan importante como la luz.

A veces el triunfador no es el que tiene una esplendorosa oficina, ni una secretaria ejecutiva, ni posee tres maestrías; no hace planeación estratégica ni elabora reportes o evalúa proyectos, pero su vida tiene un sentido, hace planes con su familia, tiene tiempo para sus hijos y encuentra fascinante disfrutar de la hermosa danza de la vida. Aunque sólo vivirá una vez, si lo hace con maestría, con una vez le bastará.

A veces el triunfador no es el que pasa a la historia, sino el que hace posible la historia; es el que encuentra gratificante convencer y no sólo vencer y es el que de una manera apacible y decidida lucha por hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

A veces el triunfador no tiene que ser el que construyó grandes andamiajes y estructuras administrativas, pero supo cómo construir un hogar; no es el que tiene un celular, pero platica con sus hijos, no tiene correo electrónico, pero conoce y saluda a sus vecinos, no ha ido al espacio exterior, pero es capaz de ir hacia su espacio interior y, sin haber realizado grandes obras arquitectónicas, supo construirse a sí mismo y fue, como dice el poeta, el cómplice de su propio destino.

A veces el triunfador suele ser Teresa de Calcuta, o Francisco de Asís o Nelson Mandela, o tal vez la enfermera callada, el obrero sencillo y el campesino olvidado, porque como personas triunfaron sobre la apatía o el desencanto y, con su esfuerzo cotidiano, establecieron la diferencia.

A veces el triunfador puede ser el carpintero pobre de un lugar ignorado, o una mujer sencilla de pueblo o un niño humilde que nació en un pesebre, porque no había para él lugar en la posada...

Ahora dime tú, ¿te consideras un triunfador? De no ser así, empéñate en lograrlo, tú puedes, persevera……
Siga leyendo...

jueves, 27 de octubre de 2011

EN CONVERGENCIA CON DAYANARA CONTINÚA IMPULSANDO ARTISTAS

LEO ROBLES SE CONFESÓ EN LA SECCIÓN CONOCIENDO UN ARTISTA

Mao, Valverde. En Convergencia Con Dayanara, impulsa artistas en diferentes áreas a través de su sección “Conociendo Un Artista”. Esta semana se confesó Leo Robles, quien hace muchos años se dio a conocer por imitar a VICO-C.

Según Robles, no sólo tienen el gran parecido físico sino que sus nombres tienen las mismas iniciales (Leo Antonio Robles y Luis Armando Lozada). La similitud entre ambos fue el motor que lo impulsó a imitarlo. Sin embargo, aseguró que es una etapa superada, ahora tiene su propia imagen y vida artística.

En la actualidad es el administrador de la pagina web http://www.elpoderdelalinea.com/; empresario, tiene su propio negocio: Bureo Bar & Grill, es conductor de un programa radial y promotor artístico. En el 2012 se lanzará como cantante. “Ya comencé a tomar mis clases de canto”. La línea musical que quiere seguir es el merengue típico.

“Soy un hombre totalmente positivo. Para alcanzar las metas hay que creer en sí mismo” afirmó Leo Robles, luego de confesar en vivo en “En Convergencia Con Dayanara” que anteriormente era una persona depresiva, que no le da vergüenza decirlo. Fue tocado por Dios, su vida ahora es otra.

Robles, el compositor. “Mi mayor iluminación es la mujer”. Anthony Santos, el Chaval, Melvin Cesarin, Eddy Herrera son algunos de los artistas que interpretan sus inspiraciones. Incluso varias veces ha sido nominado a los Premios Cassandra. “He hecho muchas cosas quiero abrirme a otros campos y áreas”

Aportes como comunicador. “Desde mi página web trato de marcar la diferencia colgando noticias positivas, es mi gran aporte como comunicador”. Sugirió a los demás profesionales del micrófono que deben buscar más de Dios y rescatar los valores. Invitó a sus homólogos a mencionar a Dios diariamente en sus ediciones. Si tuviera la oportunidad de dirigir la Comisión de Espectáculos Públicos y Radiofonía definitivamente se inclinaría por capacitar a los involucrados.

Dayanara Reyes Pujols, productora y conductora de la revista semanal de variedades, la cual se transmite simultáneamente por Arcoiris Digital 98.9 f.m., Arcoiris TV, Canal 3, de Mao Cable Visión y www.arcoirisdigital.net anunció que otros grandes artistas como Juan Colón, Saxofonista y Compositor; Octavio Madera, fotógrafo; Miguel de Jesús, destacado Maestro de Ceremonias son algunos de los otros artistas que desfilarán en la sección Conociendo Un Artista de En Convergencia con Dayanara en el mes de noviembre.
Siga leyendo...

miércoles, 26 de octubre de 2011

JUAN COLÓN: UN MÚSICO CON TALENTO Y GRAN APEGO A LA IDENTIDAD DE NUESTRA MÚSICA

LUISA REBECCA VALENTÍN
www.vozdiaria.com.do

Quizás fueron los iniciales aires de los sonidos que, siendo niño, disfrutó en el hogar donde los acordes y los instrumentos formaban parte de esa cotidianidad de la morada campestre y musical.

Quizás fue el contacto con nuestra música autóctona tocando tantos años merengue, tanto aquí, como en el exterior, cuando la dominicanidad crece y se vuelve engrandecida rompiendo el pecho y empuñando el saxo para sacarle acordes de identidad.

Y así es, Juan Colón, hombre de profunda sensibilidad y extraordinaria consciencia musical, posee la poco frecuente y clara visión de que para transcender es preciso partir desde la identidad y raíces musicales. Es un versátil músico que valora y así lo testifican sus producciones musicales, la identidad nuestra y da a ella el valor justo para partir en la creación y en la trascendencia.

Igualmente, están sus aportes, a través de discos y libros. Juan Colón, ha hecho un trabajo invaluable de recolección, recopilación y valoración del patrimonio musical del gran creador Tavito Vásquez, un virtuoso del saxofón, creador nato y poco conocido y apreciado por nuestra gente.

Tiene grabados dos discos compactos como solista “Con el alma de Tavito”, el que realizó con otro gran talento dominicano, el maestro Manuel Tejada, y “Nuestro Merengue”. Además, un libro/CD para que los jóvenes estudiantes de saxofón tengan una idea de la procedencia y antecedentes del jaleo de los saxos.

Igualmente, dos libros para la educación musical de los jóvenes: “Solos de un Virtuoso”, el cual consta de las transcripciones de 60 solos tocados por el gran saxofonista dominicano Tavito Vásquez. El segundo libro es acerca de la técnica para tocar el instrumento, dicho método puede ser aprovechado por cualquier tipo de instrumentista.

“En él, el lector encontrará grandes herramientas para el dominio de la técnica”, dice Juan.

Actualmente tiene un Quinteto de Smooth Jazz-Merengue que realiza actividades constantemente en Estados Unidos. Juan muestra su preocupación por la calidad y el apego a la ética profesional impuesta en la música, lo cual pone de manifiesto, tanto a través de su música, como de su interés por dejar un legado y servir como maestro, a través de sus libros, para nuevas generaciones de músicos y estudiosos.

El viernes 11 de junio de 2010 en el Teatro Pregones del Bronx, New York, fue estrenada su composición musical "The Parsley Massacre" (La masacre del perejil). La pieza fue inspirada por la masacre de haitianos ordenada por el dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, en 1937. Consta de tres movimientos que retratan musicalmente este evento desafortunado. El segundo movimiento, sobre todo, ha tenido gran aclamación crítica por la empatía que transmite el compositor ante esos hechos barbáricos.

A su juicio, "la música es el arte más sublime de la creación, donde puedes expresarte a voluntad y profundidad, con sencillez y grandeza. Es la comunicación más hermosa del hombre con lo divino”. Eso es precisamente lo que transmite a quienes escuchan su música de impecable factura y de inconfundible expresión de nuestra identidad musical que nos distingue como pueblo.

Juan Colón nació en Mao, Valverde, el 18 de diciembre 1948. Sus primeros estudios musicales los recibió de su padre, Daniel Colón, quien fue director de la Banda Municipal de Música durante muchos años. Luego emigró a Santo Domingo, estudió en el Conservatorio Nacional de Música y recibió instrucción a nivel privado de maestros como Manuel Simó y Aura Marina del Rosario. Fue flautista de la Orquesta Sinfónica Nacional.

En Estados Unidos estudió en la Escuela de Jazz Móvil, bajo la dirección de Frank Foster. Realizó estudios privados con los profesores Susan Barna, Mario Rivera, Boby Porcelli, Guillermo Litchz, Bob Berg, Henry Lotzni y José Antonio Molina.

Ha trabajado y grabado con Rafael Solano, Johnny Ventura, Félix del Rosario y los Magos del Ritmo, Papa Molina y la Orquesta San José, Antonio Morel, Guillo Carías, Los Hermanos Rosario, Juan Luis Guerra, Sergio Vargas, Sergio Hernández, Ramón Orlando y la Orquesta Internacional, Cuco Valoy, Milly Quezada, La Gran Manzana, The New York Band y Primitivo Santos, entre otros.

En el plano internacional, Colón ha tocado con Olga Tañón, Giselle, Manny Manuel, Elvis Crespo, Ednita Nazario, Jesica Cristina, José José, Marisela, Miriam Hernández, José Luis Rodríguez, Danny Rivera, Andy Montañez, Tito Puente, Luis Perico Ortiz, Celia Cruz, La India, Brenda K. Star, Domingo Quiñones, Isidro Infante, Ray Santos, Roberto Ledesma, Lucho Gatica, Rocío Dúrcal, Rocío Jurado, Isabel Pantoja, Raphael, Marco Antonio Muñiz, Roberto Yanés, Yolandita Monje y Armando Manzanero, entre otros.
Siga leyendo...

martes, 25 de octubre de 2011

SUSURROS AL VIENTO

CUANDO TENGA 64 AÑOS
Por César Brea

Una canción de Los Beatles lleva por título “Cuando tenga 64 años”. Invito a todos a buscarla en internet y escucharla porque es una delicia para los sentidos. Es curioso que cuando nos acercamos a esa edad se nos antoja de repente pensar en una mujer bella, inteligente, de modales refinados, conocida por muchos, yo diría conocida de todos. Esa dama en la que estoy pensando cumple en el día de hoy esa bonita edad (¿bonita?) y pienso en ella porque nacimos prácticamente juntos, tan solo me adelanta 20 días, más nos separan distancias inconmensurables, claro… ella de cuna rica, familia conservadora, rubia, estudiada, viajera de la vida, viajera del mundo, niña de colegios caros y universidades famosas. Imaginen el contraste con alguien que nació entre calles polvorientas, tardes calenturientas, gente humilde, tisanas de abuelas mestizas, jolgorios de vecindario, baños de lluvias, sonidos de tamboras, ladridos de perros y cantos de aves de peleas. Admito que siempre la hemos admirado, aunque ella terminó casándose con un hombre poderoso, blanco, enamoradizo, infiel. No importa, la verdad es que no somos iguales ni ella, ni él, ni nosotros. ¡O quizás nos parecemos!, a esta edad la vida y la muerte nos va igualando a todos, sin importar sus trajes de modistos o nuestras sudorosas camisas mangas cortas. Caminamos inexorablemente hacia un mismo destino, ellos montados en sus limosinas, nosotros en nuestras guaguas y motoconchos.



Hace poco estuvimos cerca, más no nos vimos, un enjambre de abejas armadas nos separó. Ella vino a aconsejarnos, a reprocharnos, a trazarnos líneas, a ejercer su función de diosa de este mundo. Y la escuché junto a los míos con la cabeza agachada, pensando en la fuerza que le anima, en su ideología de mujer importante, en la influencia que anida en su oficina, en lo sofisticado de su posición, en los regalitos que nos trajo, en la adulonería de la gente que la recibió, en su mirada escrutadora de hembra superior, en los graves problemas que habitan su cabeza. Y los comparé con los míos, problemas cotidianos de ser del inframundo. A ella le preocupan las guerras en las que se ha metido, a mí el futuro de mis hijos, a ellos le tiembla la economía, la nuestra nació con el Mal de Parkison. Ellos quieren más, nosotros vamos acostumbrados a tener menos. Ella, cual Cleopatra de estos días, mira la muerte de sus enemigos desde una pantalla grandota de televisión, aquí nos vamos acostumbrando a ver la muerte de los desesperados del bajo mundo a manos de los otros desesperados uniformados de la misma sociedad de la pobreza.

Bueno… toda esta fraseología hueca, todas estas palabras inútiles, solo tienen la finalidad de desear un feliz cumpleaños 64 para aquella señora tan distante y tan cercana, tan admirada y tan odiada, querida por muchos, temida por más, mujer de incógnitas, de miedos y de esperanzas. Mujer que se atrevió a nacer casi conmigo, fuimos niños al mismo tiempo, ella allá y yo aquí, vivimos adolescencias juntos aunque no reburujados, nos enamoramos al mismo tiempo, ella de él y yo de otra, compartimos bailes aunque nunca pegados, ella su música y yo la mía. Quizás alguna vez escuchamos juntos la canción de John Lennon y Paul McCartney y pensamos al mismo tiempo una tontería que decía… “When I’m sixty four… if it’s not too dear we shall scrimp and save grandchildren on your knee” (Cuando tenga 64 años... si no es demasiado pretencioso deberíamos escatimar y ahorrar nietos en tu regazo). Imaginaria amiga en la distancia, señora del mundo, del poder y de la vida, jamás leerás esta ilusoria nota pero de todas maneras… muchas felicidades HILLARY CLINTON.

cesarbrea@hotmail.com
Siga leyendo...

BAÚL DEL RECUERDO

IDENTIFÍQUELOS


Reinado de Marieta Marrero Brea, el 27/9/1964. A su lado, su Chamberlain Fernando Ferreira, Dalila Almánzar, Pedro Santana Aquino, el doctor Fausto Madera (Popito) y otros. Cortesía Héctor Brea Tió.
Siga leyendo...

lunes, 24 de octubre de 2011

TERCER CAMINO

TE VOY A EXTRAÑAR
Por Lavinia del Villar

AMIGOS

Tú y yo somos amigos.
Tú peleas, yo peleo.
A ti te hicieron, a mí también.
Tú lloras, yo lloro.
Tú saltas de un puente…
¡Te voy a extrañar!


Autor desconocido.

Entre las relaciones humanas existentes creo que la más limpia y hermosa es la amistad, pues es la única donde se supone no hay una conexión obligada ni interesada. La relación de amistad se funda en la libertad, en cambio las demás relaciones son basadas en el compromiso. Los padres están obligados con los hijos y viceversa, los hermanos se deben respeto y cariño mutuo por ley de sangre o de convivencia, los novios y esposos tienen intereses comunes de pareja, etc. pero a los amigos no los une más que la decisión de compartir vidas, sin ningún interés de por medio.

Es tan hermosa la palabra amigo, que hay quienes adornan las relaciones de compromiso con ella, para denotar más compenetración: “Es mi padre, y mi amigo… es mi hermana, y mi amiga”.

Cuando la amistad es verdadera apreciamos la compañía, aceptamos las diferencias, ayudamos en los momentos difíciles, y asistimos en las necesidades. Un amigo nos escucha cuando necesitamos ventilar, nos da su opinión cuando se la pedimos, se contenta con nuestros logros, se apena con nuestros fracasos, y convive con nosotros tanto las buenas nuevas como las experiencias dolorosas.

Pero, ¡cuidado!, ser amigo no significa estar siempre de acuerdo con las ideas del otro, acompañarlo por todos los caminos, solaparlo si delinque, o ser su socio en acciones indebidas. Un amigo no es un cómplice… Un amigo es un apoyo. Un amigo no es un co-dependiente. Toma sus propias decisiones, no tiene que sacrificar su felicidad por la del otro, y sabe estar presente cuando se necesita, sin descuidar sus propios intereses.

Si por alguna circunstancia un amigo tuyo se cae, tiéndele la mano y ayúdalo a subir, pero si notas que éste pretende halarte para que seas tú quien baje, entonces... suéltalo y déjalo ir. Si para conservarlo tienes que olvidar principios y denegar valores, déjalo que salte del puente, y aunque te cause dolor dile, lo siento… te voy a extrañar.
Siga leyendo...

domingo, 23 de octubre de 2011

HORA DE INSPIRACIÓN

RUMOR DE MAR
Del poemario Extraña Hora: Madrugada
Inédito de: Narcisa Ferreira de Pimentel


I
Rumor de agua de mar, rumor de lluvia y viento
Que inspira por las noches, a contarnos un cuento
Rumor de barco triste que se apaga en la espuma
Sutil rutilar del agua, donde se moja la luna
II
Rumor de pescadores que vienen de alta mar
Trayendo entre sus nasas, pescados para asar
Y tejen con sus redes, miles de pensamientos
Los que lanzan al agua y vuelven con el viento
III
Rumor de ola serena sobre la suave arena
Que escucha al pescador, cuando está en la faena
Rumor de lluvia en calma, que espera ser rocío
Que no cambia de tono, y no se vuelve hastío
IV
Rumor de pleamar, paisaje de aguas llenas
Misterioso refugio de cuentos de sirenas
Arrullante murmullo, cómplice del amante
Que ahoga en tu susurro besos apasionantes
V
Rumor de espuma débil que se deshace en olas
Sin que le importe el llanto de un alma que está sola
La que vierte sus lloros que escapan con el mar
Y vuelven como encajes de blonda hechos de sal
VI
Rumor que eres nostalgia en noches solitarias
Lánguida voz del viento, de bohemias y arias
De fogatas, de humos, de cantos y fumadas
De amores dilatados y largas madrugadas
VII
Hoy te vengo a escuchar como la vez primera
A surcar mis pisadas en la húmeda arena
Y aunque sé que las olas mis huellas borrarán
Rumor de mar y espuma siempre en mí vivirán
Siga leyendo...

viernes, 21 de octubre de 2011

46to ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE MILET HADDAD

Hoy día 22 de octubre se cumplen 46 años del salvaje asesinato de quien a la sazón era gobernador de la provincia Valverde, Milet Haddad.

Otro aniversario de otro héroe/mártir y los maeños no hemos erigido un monumento en agradecimiento al sacrificio y entrega que los llevó a inmolarse por el bien común. ¿No cree usted que ya es hora de que hagamos ese monumento? ¿A quién se lo vamos a dejar? Las próximas generaciones ni saben quienes fueron Milet, Reyito, Piculín, Fulvio Felipe, Joseíto Crespo, etc. En nosotros, la última generación que conoció a esos héroes maeños, recae la responsabilidad de hacerlo.

Por favor, apoye el movimiento que estamos desarrollando para que se haga realidad la construcción del Monumento a los Héroes y Mártires Maeños. Done lo que pueda. Las cuentas bancarias, los responsables y sus respectivas formas de contacto están publicadas en este blog, a la derecha.

El año pasado publicamos una serie de artículos relacionados con el asesinato de Milet, enlaces de los cuales siguen:

EL ASESINATO DE MILET HADDAD, SEGÚN LA CIA

LA VERDAD SOBRE EL ASESINATO DEL GOBERNADOR DE VALVERDE EN 1965 – 1

LA VERDAD SOBRE EL ASESINATO DEL GOBERNADOR DE VALVERDE EN 1965 – 2

LA VERDAD SOBRE EL ASESINATO DEL GOBERNADOR DE VALVERDE EN 1965 – 3
Siga leyendo...

EL REGALO DE MAMÁ NEGO

Por el Dr. Guarionex Flores Liranzo

Mi madre, Graciela Mercedes Liranzo Bueno, vivió en Monción desde los cuatro hasta los once años de edad con el matrimonio integrado por Alicia América Peralta (Mamá Nego) y José Castillo (Papá Checo). Hacía pocos días que mi madre (a quien llamaban Ceíta) había cumplido años, cuando tuvo lugar un acontecimiento social de sonoro alcance nacional. Este fue el matrimonio de la primera hija del Jefe, Flor de Oro Trujillo Ledesma con (el más tarde famosísimo playboy) Porfirio Rubirosa Ariza, quienes se casaron el 3 de diciembre del 1932 en la comunidad serrana de San José de las Matas, donde se encontraba temporalmente la sede del gobierno. Las edades de los contrayentes eran diecisiete y veintitrés años, respectivamente.



Los desposados, al regresar de Santo Domingo a San José de las Matas, dedicaron un par de días de su luna de miel para conocer la comarca y se desplazaron por carretera hasta Mao, donde se hospedaron. Allí, los lambones que nunca faltan, les sugirieron y entusiasmaron para que visitaran al día siguiente el agradable Monción, hoy distante por carretera unos treinta kilómetros hacia el sur.

Papá Checo justo había llegado a caballo con la valija a la Oficina de Correos de Mao, procedente de la similar en Monción, cuando se encuentra con que lo encargan nada menos que a él de disponer el recibimiento de los recién casados. El pobre hombre solicitó llamar por teléfono(*) a Monción para que fueran a su casa y buscaran su mujer, a quien le comunicó la novedad, con miras a que iniciara los preparativos, incluyendo habilitar el aposento matrimonial para el descanso de la joven pareja.

Es extraño que se hiciera esta petición a gente que no era precisamente pudiente, cuando había verdaderos ricos en el refrescante pueblito enclavado entre lomas. Quizás fue porque se sabía que en su casa había una fonda. Una solicitud de ese tipo nunca se rechazaba, pues desdecía de la proverbial hospitalidad campesina. Además era impensable no acceder a recibir y agasajar a la recién casada hija del Generalísimo. Mamá Nego, recibidas las instrucciones de Papá Checo, enseguida mandó a comprar (fiado) un puerco para hacerle una comida a tan distinguidos visitantes. Este tipo de actividad no era para ella (fuera de lo intempestiva) de gran dificultad, puesto que en una enramada atendía la fonda junto a su empleada Basilisa y una vecina de apellido Simé, casada con Andrés (hijo de un hermano), a quien Mamá Nego había criado.

El matrimonio de edad madura dispuso a la carrera pintar (tarea en la que participó Ceíta) la casa con piso de tierra con cal, las piedras de la entrada y algunas partes con añil, incluso a la luz de hachones casi hasta el amanecer.

Los visitantes llegaron a eso de las diez de la mañana montando caballos, actividad que se haría resentir en las ilustres posaderas de la desposada. Mi madre recordaría que la pareja usaba pantalones bombachos de montar, de tela Khaki, como la ropa militar de Rubirosa. Los alrededores de la casa se colmaron de mirones que venían a conocer (de lejos) a la hija del Jefe. Entre estos, un poeta rural obtuvo permiso para acercarse a la enramada y le improvisó a la jovencita el siguiente verso:

“Floi de Oro, Floi bonita
Damita con ditinción
Eperamo que repita
su visita a Monción”


Los Rubirosa-Trujillo disfrutaron junto a sus acompañantes, de un opíparo banquete de cerdo horneado, yuca, casabe de La Cacique y otras guarniciones y postres, todo hecho y servido por aquella buena gente campesina. Como estaba previsto, luego del hartazgo vino la somnolencia que pide siesta, lo cual hizo la distinguida parejita.

Pero existía un peligroso inconveniente, y era que el dueño de la casa tenía una escopeta sin permiso, que utilizaba para cazar palomas, y ante la inminencia de la llegada de militares extraños acompañando a tan extraordinarios huéspedes, no encontraban dónde meterla. No quisieron esconderla al lado, en la casa de la mamá de Mamá Nego, donde sería más sospechosa, comprometiendo a la pobre suegra. No podían esconderla en la letrina porque es un lugar muy frecuentado. La cocina… el horno…. el baúl… el armario. Cualquier lugar podía ser curioseado o inspeccionado por los escoltas. ¡Tremendo apuro para Papá Checo y su mujer! Por último, la colocaron debajo del colchón de la misma cama donde los invitados habrían de dormir la siesta: un lugar libre de toda sospecha.

Hasta que estos no hubiesen partido, el pobre hombre y su mujer no tuvieron alivio, pues temían que, de encontrarse dicha arma, pudiera interpretarse como una intención de atentar contra la primogénita de Trujillo. Con apenas dos años como gobernante absoluto de la República Dominicana, éste ya tenía bien ganada fama de hombre implacable y de crueldad sin límite, que su banda de asesinos llamada “La 42” así le había acreditado. Fíjese usted cómo el terror había calado desde entonces hasta en la comunidad más remota.

Mi madre recuerda que Flor de Oro era una chica agradable… “tenía los dientes un chin pa’lante, y era rubia; la recuerdo sentada en un altico de la enramada, de frente a unas flores. No era de belleza notoria”; pero que fue cariñosa con ella, y que la llamaba “la chinita”. “Rubirosa era buen mozo, blanco. Se veían enamorados”.

[Aquí debemos acotar que se confunde la protagonista de estos recuerdos al decir que Flor de Oro era rubia, pues no luce como tal en las fotos de esos días, sino el característico pelo negro de mulata que exhibe en la mayoría de las fotos que se conservan de ella en distintas etapas de su vida, y como lo describe el mismo Rubirosa en sus memorias escritas entre 1963 y 1964. (Vea: «La impresionante vida de un seductor: Porfirio Rubirosa», de Lipe Collado)]

Al levantarse de la cama-escondite de escopeta, la jovencita le pidió a Mamá Nego huevos revueltos con pan, del que se hacía en el horno de barro todos los días. En vista de los estragos infligidos por la cabalgata de la mañana en su esposa, Rubirosa había mandado llamar a Mao para que subieran el automóvil, el cual fue traído por su chofer. Mi madre refiere que era un carro grande de color gris-azulado. Con seguridad se trataba de un Packard, automóvil favorito del Jefe, de los que había varios para uso oficial de la Presidencia.


-Packard del 1930.-

Al despedirse de Mamá Nego - cerca de las cuatro de la tarde - para regresar a Mao, Flor de Oro le dijo: “¡Su regalo viene! ”.

Ese regalo nunca llegó a sus manos, y ella sospechaba que debe haberle sido retenido en Mao por los mismos alcahuetes que recomendaron su hospitalidad. ¿Quién sabe si era dinero o si era uno de los numerosos pares de aretes que recibió la joven como regalo de bodas? La única recompensa de aquella gente humilde ha sido que una niña recordara los detalles de esa visita para que los compartamos con los demás.

(*) Para ilustración de muchos, debemos consignar que el Presidente Carlos Fco. Morales Languasco había dispuesto el 4 de abril del 1905... “unir a la red telefónica las siguientes cabeceras de provincia con sus comunes: Azua – San José de Ocoa, Santiago – Mao, El Seybo- Hato Mayor y La Vega – Bonao; así como la cabecera de Distrito Municipal Barahona con la común de Neyba”. (www.indotel.gob.do)
Siga leyendo...

TIC-TAC NEW YORK

LA OTRA CARA DE NUEVA YORK
Por Antonio Espinal

Ella es un recorte olvidado en la historia del futuro.

La canción que desde hace mucho tiempo anda tras de un autor.

Su caminar es lento, como una correspondencia postal de tercera clase.

Su voz, se ha ido apagando poco a poco, como la melodía en un baño interrumpida por el agua caliente que cruza la ruta de la fría.

Es una mujer vieja, que pide limosnas, sin utilizar la voz nada más que para decir muchas gracias.

Su residencia es ocasional: hoy puede ser la zona de Times Square, en el corazón de Manhattan, mañana la estación de Pensilvania en la calle 34 o la arteria del Parque Central que a veces sangra en la calle de los cocheros, la 59.

Su mirada, es lejana y vaga, como el recuerdo de una ilusión estrangulada a media tarde.

No camina, es su espíritu el que va arrastrando al cuerpo octogenario, como los bueyes de una carreta que se mueve sin rumbo.

Le da lo mismo vivir que morir, porque son cifras de una misma ecuación.

"Odiaría una muerte violenta. Prefiero quedarme durmiendo para siempre", dijo a este periodista que le hacía preguntas que ella no tenía ganas de responder.

Pero es difícil quedarse dormida para siempre. Una patada o la sirena que corre lejana, quién sabe a dónde, la despierta. Y se asusta, como si viviera en un mundo poblado de espectros.

La arcilla de que está constituido su cuerpo, se ha deformado como su esperanza por una justicia que no llega o las ansias de un cambio postergado.

Su sonrisa se perdió en el laberinto de los desengaños de una vida que va empujando, pesada, como los ochenta y tantos años encaramados en la espalda de su existencia.

Y en medio de esas deformaciones, no ha caído en gracia a las gentes del Departamento de Beneficencia Social que uno se ha acostumbrado a llamar "Welfare".

Es que no tiene recursos para agradarlos y lograr el cheque quincenal que le ofrecería casa, cama y comida. Para morirse tranquila junto a los recuerdos y sueños trasnochados.

Para el "Welfare" es más apropiado atender a los que pueden en un momento cualquiera levantar una protesta que halle eco, que a esta vieja mujer obligada a callar su sufrimiento.

Una vez --me dijo-- en "Welfare" le manifestaron que la enviarían a un hospital siquiátrico, que le sirviera de morada en donde pasar el resto de sus días.

"Pero yo no estoy loca...Entonces, ¿por qué debo ir a vivir junto a los locos?"

Por eso, prefiere quedarse en la calle, para transitar libremente por el camino que le vaya trazando ese invisible que empuja su cuerpo por la vida.

Y seguir siendo un vegetal humano o un humano vegetal, que duerme en las calles y come restos de alimentos tirados en los zafacones.

Mostrando a cada caminante su semblante descompuesto por el dolor, y su rostro marchito por el ayuno obligado, con muchas rayas que son pequeños surcos por donde transitan las lágrimas.

Lo que recoge, a veces, lo guarda en una bolsa de papel que siempre lleva abrazada como si se tratase de un niño que pretende cuidar de quien pudiese hacerlo daño.

Sus ojos, acostumbrados a la tristeza, son los que piden, porque su boca casi siempre permanece cerrada y su voz se pierde en un lugar ignoto en donde no hay eco.

Pero la gente la entiende y le da limosnas que toma cual si fuera una avecilla que acepta desconfiada las migajas de pan que le ofrecen en los parques.

Y es que tiene miedo, porque a veces le hacen daño, cuando la despiertan en las calzadas o cuando los trabajadores del "Welfare" quieren mandarla a un manicomio.

Sin embargo, es optimista o por lo menos demuestra serlo al cargar una bolsa plástica que dice "Yo amo a Nueva York". Nada menos que la ciudad quizás más importante de un gran imperio, o una gigantesca maquinaria en donde la protagonista de este Tic-Tac es una pieza gastada que no encaja.

Y la pieza gastada sigue esperando que a mitad de la jornada la sorprenda la noche eterna, para que todo sea descansar.

Nota: la foto es solo una ilustración, no corresponde a la mujer de esta historia real. Sus comentarios serán bien recibidos: http://www.facebook.com/espinalantonio
Siga leyendo...

jueves, 20 de octubre de 2011

¿QUIÉN FUE MAMÁ?

Por Daniel “Tony” Colón

Tengo que hacer una pausa en este día y quisiera recordar el cumpleaños de Mamá.

Asumió una responsabilidad difícil en esos tiempos y en cualquier tiempo; fue madre y esposa abnegada. Nunca se escuchó un quejido, ni se negó a hacer las cosas.

Sus hijos tuvieron de ella lo mejor que había en su corazón. Nuestro padre, Lucero, Pío para sus hijos y allegados, obtuvo de ella lo mejor que había en su alma.

Cumplió a cabalidad la tarea de dedicarse a su familia, educarla e instruirla por los principios universales de este mundo, que ella había aprendido de su relación con Dios. Aunque muchos no lo sepan, Mamá estudiaba la Biblia y mirando hacia atrás, la recuerdo cuando leo un pasaje Bíblico que dice: "Reprende al niño en tanto haya esperanza".

Siempre nos reprendió con amor y nunca dejó de hacerlo mientras las situaciones lo requerían. Se angustiaba cuando tenía que actuar en contra de alguno de nosotros pero tenía claro que su deber estaba por encima de sus sentimientos, porque si no lo hubiese hecho ¿qué caminos tendrían nuestras vidas hoy en día?

Como esposa fue lo que la Biblia llama, la ayuda idónea. Su contribución a Pío, fue invaluable. No había manera de que Pío cumpliera con su papel de Padre, proveedor terrenal y servidor público, si Mamá no hubiese hecho su parte.

No había un detalle de la casa o de los hijos en la que ella fuera la responsable que no cumpliera a tiempo, con calidad y con pulcritud.

Teníamos una casa pobre, pero siempre limpia y extremadamente organizada.

Las camas estaban siempre bien tendidas, aunque con sábanas hechas por ella con retazos y pedazos de tela, pero bien tendidas y bien olorosas. Y al servir la comida a la mesa lo hacía con esmero y amor, con elegancia presentaba el arroz, las habichuelas y las berenjenas. Tenía muy buenas manos para cocinar.

Era una costurera de alta costura. Y dedicó ese talento a sus hijos y esposo. Aunque por mucho tiempo, le cosía a una clase de gentes pudientes de Mao, el amor por su familia la llevó a dedicarse por completo a ella y abandonar ese oficio. Era un genio haciendo ropas, podía hacer cualquier tipo de ropa y su habilidad no tenía límites en este menester.

Una mujer extremadamente bondadosa y compasiva, con una gran misericordia por su prójimo y por sus hermanos y los hermanos de Pío. Siempre tenía algo que enviar al que necesitaba, de lo poco que podía compartir. Siempre se recordaba de sus hermanos que tenían más necesidad y les extendía la mano incondicionalmente.

Se preocupaba por saber de los enfermos, fueran de la familia o amistades y Pío era su mensajero y quien siempre estaba presto para ir a saber de ellos y traer el informe.

Una mujer con una entrega total a su familia, que hacía que se perdiera su yo, atendiendo las necesidades de su hogar por lo que entregó su salud al precio de tener una familia bien atendida.

Construyó y edificó un verdadero hogar. En el que reinaba la paz, la tranquilidad y la armonía. Nunca se escucharon palabras impropias, ni fue lugar de chismes. A pesar de tener 10 miembros, se mantenía el orden y las buenas costumbres. Para ella su hogar era su ministerio, un lugar sagrado, que Dios le había regalado.

Cuando se entraba a nuestra casa, se respiraba esa paz, que ella inspiraba.

Era una mujer que cada día humillaba su alma.

Fue una administradora excelente. Manejaba una compra de comida al mes, la cual con disciplina y equilibrio usaba y lograba que alcanzara hasta el siguiente, sin que sufrieran carestías los miembros de la familia. Era una compra bien austera pero era mucho para aquellos días.

Era una ahorradora a carta cabal. Siempre tenía guardado dinero, todavía eran los tiempos que cuando los hijos daban dinero a sus padres y sabía la importancia del guardar para el día malo.

Fue una mujer respetada y admirada por todos los que la conocieron. Tenía una personalidad que inspiraba y ganaba respeto. Por lo que he de resaltar esta condición.

Era de hablar claro y al punto pero nunca ofendía. Habló con firmeza grandes verdades pero nunca lastimó el corazón de nadie.

Era muy instruida, a pesar de sus limitaciones educacionales, leía el acontecer nacional y mundial, le gustaba leer National Geografic, Geo-Mundo, materiales culturales y le gustaba leer sobre la vida y estilo de los famosos como principes, reyes, reinas, presidentes, etc.

Era una mujer tenaz y perseverante y trabajadora incansable.

Era una mujer fiel y honrada con profundos principios y valores.

Era muy dada a servir, que nunca buscó su propio bien sino el bien de su familia por encima del suyo.

No era mujer de estar en la sociedad. Nunca olvidó su origen y nunca se quiso entrar en algún círculo en que pudieran rechazarla por su origen humilde, porque tenía un alto valor de la dignidad.

Quiso mucho a todos sus hermanos. Aunque los amonestó con vara de amor tantas veces como fuera posible, nunca dejó atrás el deber de hacerlo y nunca se apartó de aquellos a los cuales Dios les había escogido como hermanos carnales.

Fue muy amorosa y practicadora. Fue tierna como una rosa, cuando entraba en la intimidad de una conversación.

No fue muy conocida, porque no era de mucho salir a la calle. Era tímida e introvertida, pero se hacía expresiva con aquellos que eran amistades o conocidos de la familia.

Fue una mujer virtuosa.

La recuerdo y se enjaguan mis ojos de lágrimas, porque la extraño tanto, pero me alienta la bendita esperanza de que algún despertará de su sueño y estaré en sus brazos y nunca más la muerte me separará de ella.

Felicidades María Dolores Rodríguez de Colón… ¡Feliz Cumpleaños Mamá!
Siga leyendo...

miércoles, 19 de octubre de 2011

AH, NO... ¡ESTO MERECE SU PROPIO ESPACIO!

SOBRE EL PADRE DISLA - 2
Por Rolando Espinal

Como todos los de aquel tiempo sabemos, la tuna maeña fue idea única del padre Disla y que para su estructuración se necesitaron meses de interminables ensayos para determinar las voces de los diferentes timbres sonoros como son barítonos, tenores, sopranos y bajos; luego de eso, se inició el montaje de las canciones que servirían de base para todas las presentaciones a llevarse a cabo tanto en la ciudad, como en las provincias aledañas.

Fue en los ensayos donde se presentó un pequeño inconveniente. Quienes han escuchado música de tunas, saben que hay un “gritico” característico que se deja sentir en el intermedio de las canciones, y eso no se había tomado en cuenta en los ensayos, y se procedió a probar cuál de los varones era capaz de entonar dicho “gritico”.

Luego de probarlos a todos, la responsabilidad recayó en la persona de quien esto escribe; me llevó varios ensayos para darme cuenta que por lo agudo de la nota, necesitaba un refuerzo que me diera la entonación perfecta para dicha tarea. Fue entonces cuando después de pensarlo mucho me decidí a llamar al reverendo y decirle: mire padre, yo estoy dispuesto a cumplir con mi responsabilidad en las presentaciones; pero yo necesito que usted me compre un “viper”(*) Brugal antes de cada presentación porque me es muy difícil hacerlo en estado natural por lo alto que es la nota; cuando él escuchó eso, hizo la señal de la cruz mirando al cielo, y me dijo: bueno, habrá que comprarlo porque el “gritico” es necesario para las presentaciones y para que la tuna sea completa.

En la primera presentación, que fue en el teatro Elda frente al parque, noté que con un solo “viper” no me salía claro mi grito y llamé a la monjita asistente, y le dije que había que ir “juyendo” a comprar otro “viper” porque con uno solo no me salía bien el asunto, y seguido mandaron a mi amigo Valito (QEPD), a buscarme el otro “viper” que era mi afinador de garganta, y así se resolvió todo. Ya con dos afinadores en el buche, ahí estaba el grito de sobra; hasta donde no iba se escuchaba sonar el grito.

Para las demás presentaciones, lo primero que se compraba eran los dos “viper” afinadores; entonces después que terminábamos la presentación, el problema era mío, porque entonces a mi me quedaba la resaca inmediata que me producían los afinadores. (Antes de cada presentación el padre preguntaba que si ya el hombre del grito estaba preparado).

(*) Viper = Dominicanismo derivado de “beeper”, aparato de comunicación hoy obsoleto. El populacho utilizó el término “beeper” para nombrar un ron de Brugal envasado en un frasco de vidrio de 175 ml. La conveniencia del envase permitía que uno lo insertara entre los pantalones (como si fuera un beeper)… (Vea foto).
Siga leyendo...

martes, 18 de octubre de 2011

REPASANDO HÉROES

Por César Brea

Todos hemos tenido nuestros héroes en diferentes etapas de la vida. Cuando muchacho tenía una colección de héroes, algunos de ficción y otros más interesantes, los héroes de la vida real. Entre los últimos abundaban los peloteros, tres eran mis favoritos: “El Monstruo de Laguna Verde”, con su uniforme No. 27, su nombre es Juan Marichal; otro era “El orgullo del Jaya” y se llama Julián Javier; el tercero era “El Panqué de Haina” y respondía oficialmente como Felipe Rojas Alou. Coleccionaba las postalitas de mis admirados donde no faltaban la gorra, el guante y las medias altas. Después fue el salto de los maeños y cambiamos nuestros héroes por gente de nuestro entorno. Félix Santana se convirtió en un ídolo para todos los del vecindario y Quilvio Tió una gloria entre nuestra familia (para ponerle la tapa al pomo ambos jugaban con nuestro equipo de héroes: las Aguilas Cibaeñas). Pedro Borbón se volvió un orgullo que rompió el saco de los maeños, de obrero de la construcción pasó a ser el astro del Licey y de los Rojos de Cincinnati. Eran nuestros héroes cercanos, de carne y hueso, que podíamos ver y tocar y conocer a sus mamás y sus hermanas y sabíamos donde vivían. Estar cerca de ellos o verlos jugar en el play era toda una emoción para los que entonces éramos niños o mozalbetes. Con cada campeonato de beisbol llegaban héroes nuevos: Ricardo Carty, Manuel Mota, el Chilote Llenas o Miguel Diloné. Así aumentaba nuestro altar de héroes y nuestra colección de estampitas.

Luego al crecer y descubrir los libros, el cine y los artistas, otros héroes poblaron nuestra imaginación: El Conde de Montecristo de la novela homónima de Alejandro Dumas, vengando infamias y traiciones, Robinson Crusoe perdido diez años en una isla desierta, Los tres Mosqueteros. En la pantalla: Cantinflas de Barrendero, de Bombero Atómico y de Patrullero 777; El Santo, luchador mejicano conocido como “El Enmascarado de Plata”, Clint Eastwood de Bueno, de Malo y de Feo; James Bond el agente 007… ”al servicio de su majestad”; Marlon Brando el mejor de los Padrinos. El arqueólogo Indiana Jones con sus Arcas Perdidas y sus reinos de la Calavera de Cristal, Bruce Lee y sus patadas voladoras. La música nos dejó una estela de héroes imposibles de olvidar, cuatro “peluses” ingleses cambiaron el universo, se llamaron Los Beatles. De la vieja Europa eran también Nino Bravo, Adamo, Julio Iglesias, Aznavour y Raphael. Españolas de minifaldas de cuadro y ritmo Ye-yé: Mary Trini, Rocío Durcal y Massiel. Desde el sur de nuestro continente Roberto Carlos y su “Cacharrito”, Sandro de América, Palito Ortega y Leo Dan. Con sabor criollo Johnny Ventura, sus agarraderas, su muerte de Martín, carboneros y caña brava. Sonia Silvestre con arañazos, tardes llorando y que será de ti.

Mataron a Trujillo y llegó la política, asomaron entonces los grandes hombres de la democracia: Juan Bosch, Viriato Fiallo, Manolo Tavares, Francisco Caamaño y entre ellos un negro portentoso que parecía un ciclón y era maeño para variar, se llamaba José Francisco Peña Gómez. Fueron nuestros grandes héroes de los nuevos tiempos. Desde la cercana Cuba llegó el aroma de una revolución triunfadora, contagiosa y juvenil, cargando una legión de héroes barbudos que vestían boinas y uniformes verde olivo: Fidel, El Che, Camilo, Raúl. Pero tuvimos también nuestros pequeños héroes locales que se fueron con las guerrillas dicen que a pelear (realmente fueron a jugar a la guerra) y los admirábamos en secreto porque le sobraba valor, honestidad y desprendimiento. Y eran los hijos de nuestras vecinas, los muchachos de Mélida, de Doña Teófila y de Doña Celeste. Recuerdo a Joseíto y Rafita Crespo, a los hermanos Pitifia y Arnulfo Reyes, a Monchy Valerio y a los que nunca volvieron: Papito, Reyito y Piculín. Pero la lista de héroes maeños era larga y cuando uno los veía por las calles, todos queríamos ser como ellos, valientes, llenos de amor por la patria, soñadores de utopías catorcistas. Eran héroes tan cercanos que se confundían con nuestras familias y pensábamos que algún día ellos también estarían en las páginas de los libros de historia. Y que sus retratos adornarían nuestras escuelas. Y que nuestras calles se honrarían con sus nombres. ¡Vana ilusión!

Luego crecimos y con los años nos fuimos quedando sin héroes. De aquella cantera heroica que alimentaron nuestros sueños de niñez y juventud, unos se perdieron para siempre como Kid Mechita, imponente encima del ring, de otros jamás hemos vuelto a saber: Tito Trueno y Manuel el Profesor, ases de la lucha libre del viejo Coliseo Jacas Especial. De los héroes que subieron al cuadrilátero, de los que hicieron vibrar a los asiduos de los sábados de box, solo nos queda caminando por las calles de Mao, triste, cabizbajo sentado en un banco del Parque Amado Franco, soñando con un pasado de gloria que nunca volverá, desconocido por las actuales generaciones, ignorado por las nuevas autoridades, olvidado por los Ministros de Deporte, recordado por la chiquillada de los cincuenta y sesenta, aquella gacela zurda, de ojos azules, puños de oro, el púgil que nunca tiró la toalla, vencedor en sus primeras nueve peleas, todas por nocaut. Hace muchos años que colgó sus guantes, pero no ha colgado sus esperanzas… Estrella del boxeo, gloria del deporte, gloria de Mao… KID OJITO.
Siga leyendo...

LEYSIMELOCUENTA

EL PADRE DISLA Y LOS NIÑOS
Por Ley Simé

El padre Disla fue en Mao un verdadero ídolo entre la niñez de aquel tiempo. todos los días, a partir de las 6: PM por la emisora Radio Mao se difundía un programa infantil que atraía a una gran cantidad de niños que abarrotaban el estrecho espacio de la cabina de dicha emisora, teniendo muchos que quedarse fuera y verlo a través de un cristal que separaba la cabina de una sala. Era famoso el tema “Marionetas en la cuerda”, de Paul Mauriat, que servía de apertura al programa, así como fondo del mismo. Diario, de lunes a viernes, esos niños acompañaban al Padre llenos de júbilo y alegría. La audiencia del referido programa era tal, que a esa hora usted podía recorrer el pueblo, y todos sintonizaban ese programa que era del gusto de los niños y también de los adultos que se maravillaban viendo a sus pequeños atentos a la radio. Todos los niños de esa época deliraban con ir a acompañar al Padre en esa cita diaria.

Se ponían eufóricos al escuchar las entrevistas que el Padre les hacía a los pequeños y aún más cuando los escuchaban cantar llenándolos de gozo a todos esos angelitos de blancas y puras almas que oían atentos los atinados e infantiles consejos, alentándolos a portarse bien en sus casas en y en la escuela. Junto a los niños, en Radio Mao, veíamos padres y madres divirtiéndose viendo a sus hijos cantando o respondiendo preguntas que el Padre les hacía. Este tema que servía de apertura del programa, así como de fondo musical, se hizo muy famoso en toda la ciudad y en todos los lugares de la región. El reverendo Padre Disla, no solo se ganó la admiración de mayores y jóvenes de la época, sino que también les robó el cariño a los niños.

EL PADRE EN LA PELOTA

A finales de los años 60, el Padre Disla incursionó en el béisbol de Mao. Agrupó a todos los jóvenes que practicaban ese deporte y los organizó en un equipo que parecía un campamento de béisbol, teniendo una nómina de algo más de cuarenta muchachos practicando. Muchas veces, cuando se salía a un intercambio, se solía contratar dos autobuses para el traslado. A medida que el tiempo pasaba, se fueron depurando y reducir el grupo, quedándose solo los más destacados. En lo adelante, los intercambios eran con equipos amateurs más fuertes, entre los cuales estaban los campeones del circuito de Santiago, Súper Selecto Bisonó, de Navarrete; el Montecarlo, que dirigía el famoso Bullo Steffani, así como también el poderoso Meteoro, de la Capital y otros. Los resultados de estos intercambios decían claro que el equipo “Los Astros de Pedro Borbón”, como se llamaba el equipo, no iba a ser un hueso fácil de roer en el torneo de béisbol amateur de la provincia Valverde. Podría abundar más en este sentido, pero lo dejaré que el amigo Manito Santana lo amplíe más en su proyecto de su libro, “El BEISBOL MAEÑO” que próximamente será publicado.

CONVIVENCIAS CON EL PADRE

Regularmente, el Padre vivía rodeado de jóvenes que le acompañaban en las diversas actividades que desarrollaba durante el día. Sus más cercanos colaboradores eran: Valito Agramonte, QEPD; Néstor González, José Fco. Núñez (José Batuta), entre otros. Ellos eran la confianza y mano derecha del Padre. Les acompañaban tanto en las visitas a los enfermos llevándoles aliento, como en las visitas regulares que el Padre realizaba a las parroquias de las comunidades aledañas a Mao. Eran jóvenes dinámicos y divertidos, alegres, como le gustaba al padre. Junto a ellos tuvimos la oportunidad de asistir a cursillos, tales como de vida y cristiandad, en Licey al Medio y San José de las Matas, respectivamente.

En una ocasión acompañé al Padre junto a Valito, José batuta y dos monjitas del Colegio Santa Teresita, a un viaje a la comunidad de Boruco a una actividad religiosa. Íbamos en una Van del Colegio. Al salir de la ciudad y penetrar por yerba de Guineas hacia Hato Nuevo, Valito y Batuta se sientan a ambos lados de la guagua y entran en competencia de cual cuente más burros en sus respectivos lados en el trayecto. A cada uno de ellos se le unió una monjita para ayudarlos a detectar burros en el camino. Todos íbamos divertidos con el conteo, porque se mantenía cerrada la competencia. Cuando ya cada quien tenía algo más de veinte burros contados, las monjitas, que estaban muy emocionadas ayudando a sus pupilos a detectar burros, después de haber pasado el pobladito de Ginamagao, próximo a Boruco, vimos una casita, en la cual la monjita que iba del lado izquierdo ayudando a Valito vio la parte trasera de un burro que se ocultaba detrás de una letrina en el patio de la casa y dijo: ¡Ahí hay uno! Al estar frente a la casita, no podíamos verlo. El Padre redujo la velocidad, avanzamos un poco y pudimos ver al burro plenamente. Sí, allí estaba el borriquito. Las monjitas de repente voltearon la cara, tapándoselas con su manto y diciendo: “¡Ay Dios! No cuenten ese”, al ver un elemento extraño que el burro exhibía y que pendía de su barriga. Escuchábamos el susurro de la risa que no podían contener, porque ese era el burro decisivo del conteo. El Padre se mordía los labios para no soltar una carcajada.

TEMA MUSICAL: MARIONETA EN LA CUERDA - PUPPET ON A STRING DE PAUL MAURIAT


Siga leyendo...

domingo, 16 de octubre de 2011

El Dr. RAFAEL ESTÉVEZ REYES ESTÁ DE CUMPLEAÑOS

Y es una magnífica ocasión para reiterar y demostrar al destacado cirujano maeño nuestra admiración y cariño, al tiempo que desearle años y más años de dicha y bienestar junto a su familia, acompañados de una salud de roble.

Joyeux anniversaire, Doktè.
Happy Birthday, Doctor.
Feliz cumpleaños, dóctor.
Parabéns Doutor Estevez... feliz aniversário.

No importa en qué idioma lo expresemos; es siempre una manifestación de amor.
Siga leyendo...

¿QUE EL DR HÉCTOR BREA TIÓ CUMPLE AÑO HOY?

Nota: Sí, es oficial; el Dr. nació en la madrugada del 17 de octubre.

Según algunas fuentes, el Dr. Brea Tió, ese inquieto y talentoso maeño, cumple año hoy. Aunque él no lo confirmó cuando le preguntamos, no queremos dejar pasar desapercibida tan importante y fausta fecha. Como en estos casos es mejor estar errado por acción que por omisión, nos vamos a atrever a decir de corazón: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, RICARDO!

Caro amigo: nuestro más sincero deseo es que sigas siendo siempre el ser humano optimista, laborioso y bien intencionado que has sido y que el todopoderoso te premie con lo mejor de lo mejor; siempre en excelente salud para poder disfrutarlo.

¡Felicidades siempre, Dr. Héctor Ricardo Brea Tió!
Siga leyendo...

sábado, 15 de octubre de 2011

CONOZCA A NUESTROS ARTISTAS

LEANDRO GONZÁLEZ PEÑA

(A la izquierda, Paisaje de Jamamú, San José de las Matas)

Leandro González Peña es artista plástico y se ha destacado como pintor, muralista y profesor de arte. Actualmente es docente de INFOTEP.

Leandro nació en Montecristi, República Dominicana en 1960, pero fue criado en Mao y actualmente reside allí. Es un artista autodidacta que combina su labor artística con su llamado al ministerio cristiano siendo pastor de la Primera Iglesia Bautista de Mao por veintiún años. Entre sus obras más destacadas está el mural del Palacio de Justicia de Mao, por encargo de la Suprema Corte de Justicia. También realizó el mural que conmemora el Centenario de la Casa Bautista de Publicaciones en El Paso, Texas, Estados Unidos. Ha realizado, además, varias exposiciones individuales en su pueblo de Mao, y muchas casas y connotados coleccionistas exhiben sus cuadros, tanto en Mao y en otras ciudades de República Dominicana como internacionalmente. Al presente tiene pendientes proyectos de realización y restauración de murales a nivel nacional.

Siembra de Arroz, Guayacanes, Mao, Valverde, República Dominicana

A Leandro le preocupa mucho la desaparición histórica de las casas emblemáticas de la arquitectura maeña y que no quede constancia de estas y se propone preservarlas por medio de la pintura. Para ello hace un llamado urgente a las autoridades culturales del pueblo a fin de que protejan esas casas que se puedan considerar patrimonio maeño.

Al respecto, dice Leandro: Sabes, me preocupa que nuestra ciudad de Mao se esté quedando sin memoria histórica en el ámbito arquitectónico. En estos momentos me preparo para hacer una exposición de las casas que aún nos quedan, a fin de crear conciencia primero en las autoridades de cultura y también en cada ciudadano. Además pretendo hacer una retrospectiva fotográfica de las casas que ya no existen, si alguien posees alguna foto que me pueda ayudar, lo agradecería que me la hicieran llegar por e-mail o al través de un CD. Creo que es tarea de todos preservar nuestra herencia cultural para nuestros nietos y para la posteridad en general. Espero contar con la ayuda de todos para recoger todas las vivencias fotográficas posibles, de este modo pretendo enriquecer la exposición y crear el impacto deseado. En su momento les avisaré la fecha y el lugar en que pretendemos llevar a cabo esta actividad.

Este último proyecto está suspendido momentáneamente debido al tiempo que le demandan al artista ciertos proyectos que realiza.

La Justicia. Palacio de Justicia de Mao, Valverde, República Dominicana

Si alguien tiene interés en adquirir obras de Leandro, se puede comunicar a través de uno de los medios dados a continuación.

LEANDRO GONZALEZ
DISEÑOS Y PROYECTOS DE ARTE
Gastón F. Deligne 47, Mao, Valverde
República Dominicana
Tel. 809-572-3121, Cel. 809-757-1326
Email: leandro-gonzalez@hotmail.es

Blogs:
www.leandrogonzalez.blogspot.com
www.encuentromarcado.blogspot.com

Resumen de las obras que hemos presentado en este artículo:

1.- Paisaje de Jamamú, San José de las Matas. Es una pintura hecha en acrílica sobre tela, mide 30 x 40 pulgadas, es una pintura hiperrealista hecha a partir de una fotografía del fotógrafo maeño Octavio Almonte.

2.- Siembra de arroz en Guayacanes, Mao, República Dominicana. Está realizado en acrílica sobre tela, y mide unos 36 x 24 pulgadas, es también una pintura hiperrealista que realicé a partir de una fotografía tomada por el fotógrafo maeño Hugo Rodríguez.

3.- La Justicia. Mural realizado para la Suprema Corte de Justicia destinado al Palacio de Justicia de Mao. Realizado al óleo sobre tela y luego pegado al muro. Mide 8 x 5 metros. Fue realizado entre el 2001 y el 2002.

Leandro González: ¡orgullo nuestro!
Siga leyendo...

DR. BRUNO ROSARIO CANDELIER DICTARÁ CHARLA EN MAO

En los salones del Ayuntamiento, hoy sábado, 15 de octubre del 2011, a las 5:00pm.

El Dr. Bruno Rosario Candelier, Presidente del Ateneo Insular Internacional y Director de la Academia Dominicana de la Lengua, nos disertará sobre El don de la lengua y la creación de la belleza. La actividad tendrá lugar en los salones del Ayuntamiento de Mao, a las 5:00pm., bajo la coordinación del Grupo Literario Juan de Jesús Reyes, del Ateneo Insular en Mao, encabezados por su Coordinador, Emmanuel Rodríguez.
¡ASISTA!
Siga leyendo...

viernes, 14 de octubre de 2011

ARTE Y CULTURA

¨EN CONVERGENCIA CON DAYANARA¨ IMPULSA EL ARTE Y LA CULTURA EN VALVERDE

Grandes artistas en distintas áreas de la Provincia Valverde se dan a conocer

(Dayanara con la flautista Johanna Blanco. Ver "slideshow" en el costado derecho del blog para observar a Dayanara con el diseñador Carlos de Moya y con los artistas Jesús María y Raymond.)

Mao, Valverde. En Convergencia con Dayanara, a través de su sección ¨Conociendo Un Artista¨ ha iniciado una secuencia de entrevistas a diferentes artistas en diversas áreas con el objetivo de impulsar el talento y la cultura de la Provincia Valverde.

Esta sección surgió como una iniciativa de impulsar el arte, la cultura y el talento de tantos artistas que tenemos en nuestra Provincia. Muchos de ellos necesitan escenarios donde sean conocidos, exponer sus talentos y ¨En Convergencia Con Dayanara¨ se ha convertido en ese espacio que tanto desean, dijo con entusiasmo su Productora y Conductora Dayanara Reyes Pujols.

Leandro González, pintor; Johanna Blanco, Flautista; John Manuel ¨Voz de Bendición¨, cantante; Miguel Miguel, bachatero; Los ¨cantalindo¨ de la Catedral Santa Cruz, entre otros grandes artistas de nuestra provincia se han dado cita a este escenario, donde no solo se ha conocido de sus trayectorias y vidas, sino que hemos conocido sus ilusiones y disfrutado de sus interpretaciones, afirmó Reyes Pujols.

Se espera que en dicho espacio sigan desfilando otros grandes artistas de la Provincia y de otras ciudades.

También, dentro del nuevo formato de esta revista semanal de variedades existen las secciones ¨Hablemos¨ donde se debaten temas de actualidad con expertos en áreas específicas siempre procurando llevar un mensaje de orientación.

En Convergencia con Dayanara presenta cada semana una producción amplia, refrescante y ligera en el manejo y la forma de su contenido evitando los comentarios y las noticias negativas, sin abstraerse de la realidad. Su productora y conductora asegura que ¨es una oferta distinta en la televisión de la Provincia Valverde, que sirve como fuente de información y entretenimiento, representando una opción inexistente, no sólo por la forma sino también por la variedad de sus secciones. En nuestro escenario presentamos invitados que motivan a nuestro auditorio a avanzar y a que tracen pautas de cómo ser mejores en todo lo que se dediquen. Luego del reciente relanzamiento de nuestra revista les presentamos, además, una producción en un entorno estéticamente correcto y moderno, complementado con una línea gráfica¨.
Siga leyendo...

jueves, 13 de octubre de 2011

NOSTALGIAS

RECORDANDO LA NUEVA OLA
Por Héctor Brea Tió

(En las fotos: Roberto Carlos, Lucecita Benítez, Connie Francis y Monna Bell. Haga clic en el cintillo para agrandarlo y en la flecha izquierda del navegador para regresar a MEEC.)

Aunque bien lo dice el proverbio “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, siendo honesto, primero con los demás y luego conmigo, nunca creo que volveré a vivir otra época en la que casi enloquecí con una música que se prendó en mi corazón con tanta vehemencia y furor como fue La Nueva Ola de los años 60.

Apenas adolescente (teenager), mis coetáneos y generaciones limítrofes (1940-1970), fuimos envueltos por el sortilegio, el embrujo de una pléyade de cantantes, intérpretes y agrupaciones musicales internacionales, que hoy las escuchamos de ocasión y afloran a nuestros ojos lágrimas producto de una mezcla o híbrido entre melancolía y alegría, saudades y nostalgias, por lo contagiosa que era la melodía de sus canciones, que quedaron para siempre grabadas en nuestras memorias, y por qué no en la psiquis, afectos, personalidad, y reconditeces del ser.

Comienzo citando títulos y algunas estrofas de las más emblemáticas canciones de la “Nueva Ola”.

1º. “Silencio Corazón”, interpretado por Monna Bell, la muñequita chilena, fallecida hace aproximadamente 2 años.

                Silencio corazón                Que nadie sepa
                yo te lo pido                lo que tú has sufrido
                que no digas a nadie                 llora en silencio siempre
                tu amargura…                corazón.

2º. “El Rebelde”, interpretado por Lucecita Benítez.

                Vean como camina él                Yo lo quiero y lo comprendo
                orgulloso tal como un rey…                como él hay pocos
                sus amigos lo respetan                no le dan la oportunidad
                todos lo admiran a él                y por es así, su personalidad
                por rebelde.                no es rebelde, no, no, no.
                                 no es rebelde, no, no, no.
                                 para mí.

3º. “Un muchacho como yo”, interpretado por Palito Ortega, también autor.

                Un muchacho como yo                Un muchacho como yo
                que vive simplemente                precisa exactamente
                que confía en los demás                de una chica como tú
                y dice lo que siente.                porque eres diferente.

4º. “Más bonita que ninguna”, interpretado por Rocío Dúrcal.

                Más bonita que ninguna                Yo no tengo sexappeal
                dicen todos al mirarme                yo no soy mujer fatal
                yo no sé por qué será.                porque solamente soy
                                 una buena chica
                Yo no valgo casi nada                una chica más.
                los espejos me lo dicen.                

5º. “Una lagrima por tu amor”, interpretado por Estela Núñez.

                Una flor sin rocío morirá                El agua de los ríos se detendrá
                y nunca más verá la primavera                el cielo no tendrá ningún color
                aunque mi corazón te espera                porque se terminó mi amor
                sé que no volverá el amor                desde que me dejaste sola
                y es por eso que no vivo más.                y es por eso que no vivo más.

6º. “La Máscara”, interpretado por Lissette Álvarez.

                Ponte la máscara,                Yo te pido,
                la máscara,                 que me quieras,
                ah, ah, ah, ah                que me digas solamente la
                y no tendrás felicidad.                verdad…

7º. “La Playa”, interpretado por Monna Bell.

                Cuando la playa se inundó de luz y sol                Flor de un verano nuestro amor tal vez
                y cuando el mar con su rumor me habló.                será
                de amor                que una fatal brisa otoñal marchitará
                Cuando soñaba en el azul.                vida en un sueño, en ilusión
                fue realidad este soñar, llegaste tú                y en esta playa naufragará mi corazón.

8º. “Tu cabeza en mi hombro”, interpretado por Enrique Guzmán.

                Tu cabeza en mi hombro                Quiero tener tus labios
                quiero yo tener siempre                demuestra que me quieres
                acaríciame cielo                un beso tuyo nena
                si me quieres tú.                de dudas, me sacará.

9º. “La culpa fue sólo mía”, interpretado por Las Mosquitas.

                La culpa fue sólo mía                La culpa fue sólo mía
                y tengo que conformarme                y tengo que conformarme
                por haberme ilusionado                 tú sabes te entrego yo mi amor
                solo porque me has buscado.                y de lejos concentrarte.

10º. “Tengo 17 años”, interpretado por María.

                No me entienden
                ay no me entienden
                Ni yo quiero que me quieran entender.
                Tengo 17 años, que enfermedad
                sí, sí, sí, cuando tenga 18 se me curará.

11º. “17 años”, interpretado por Lissette Álvarez.

                Diecisiete tú, diecisiete yo, 17 años de                 Los años más felices, los pasé contigo
                felicidad                los años más felices, que felicidad.
                diecisiete tú, diecisiete yo, 17 años de                 Cariño tan sincero…, como el mío no
                felicidad.                tendrás…

12º. “Despeinada”, interpretado por Manolo Muñoz.

                Tú tienes una carita deliciosa                Se para de puntas, como un puerco espín
                y tienes una figura celestial                parece la estatua de san peluquín
                tú tienes una sonrisa contagiosa                ni tres peluqueros te alcanzan a ti
                pero tu pelo, es un desastre universal.                con peines de acero, tijeras sin fin.

13º. “La casa más bonita del mundo”, interpretado por Al Zeppy.

                La casa más bonita del mundo                Y salir a la inmensa terraza
                quisiera para estar junto a ti                en las noches de luna
                y que nadie mirarte pudiera                y buscar esa estrella que ofrece
                para hacerte feliz.                más luz que ninguna.
                                
                La casa más bonita del mundo                Y sentir en invierno temprano
                quisiera para estar junto a ti                el calor de tu mano
                y que nunca la gente supiera                y que nunca la gente supiera
                el amor que yo te di.                el amor que te di.

14º. “La pera madura”, interpretado por Manolo Muñoz.

                Pera loca, pera loca, pera loooooca…

15º. “Ya no me importas nada”, interpretado por Marisol.

                Todo acabó, ya no te quiero
                tengo ganas de llorar
                si es el amor tan solo eso
                yo no me vuelvo a enamorar, a enamorar, a enamorar.

16º. “Mi tonto amor”, interpretado por Connie Francis.

                Solo pienso en él desde que lo vi                
                de otra chica es, y me gusta a mí                Sé que está bien, que no puede ser
                yo quiero su amor y él ya tiene a quien                 pienso que su amor nunca alcanzaré
                querer                yo que puedo hacer.
                oh, sí, sí, sí, oh, oh, oh…                

17º. “Bule Bule”, interpretado por los Johnny Jets.

                Les platicaré                 No hay vestido que
                de una chica gorda                le pueda quedar
                que está muy curiosa                y cuando camina
                y todos le dicen                parece rodar
                                
                Bule bule,bule bule,                Bule bule,bule bule,
                bule bule,bule bule,bule bule,                bule bule,bule bule,bule bule...

18º. “Tómbola”, interpretado por Monna Bell.

                La vida es una tómbola, tom, tom, tómbola
                la vida es una tómbola, tom, tom, tómbola
                de luz y de color, de luz y de color
                y todos en la tómbola, tom, tom, tómbola,
                encuentran el amor.

19º. “El Cacharrito”, interpretado por Roberto Carlos.

                Mandé mi cadilak al mecánico hace días                Y muchas otras chicas que encontré por
                Hace tanto tiempo que en verdad lo                 el camino
                merecía                Estaban encantadas de montar en mi
                Y como necesito tanto el carro lo llevé a                 carrito
                revisar... bi,bi                Conforme pasa el tiempo yo me estoy
                Quiero reparar mi cadilak, yu,                 encariñando más y más... bi,bi
                bi,du,bi,du,bi,du, du,bi…                Este cacharrito me gustó, yu,
                                bi,du,bi,du,bi, du, du,bi

20º. “Un beso picolísimo”, interpretado por Lucesita Benítez.

                Con un beso picolísimo
                de tus labios al besarme
                con un beso picolísimo
                tú lograste enamorarme
                nunca olvidaré el farol aquel
                y bajo la luna noche a noche yo besarte…

21º. “Limón, limonero”, interpretado por Trini López.

                Mi limón, mi limonero
                entero me gusta más
                un inglés dijo ye yé
                y un francés dijo la lá.

Otros para completar el famoso LP “Canta la juventud”, que vamos a citar son:

* “La casa del sol naciente, interpretado por Julio Ángel.
* “Aún te sigo amando”, interpretado por Monna Bell.
* “Mi héroe”, interpretado por Angélica María.
* “Pulpa de tamarindo”, interpretado por Los Tres Suramericanos.
* “Chiquitina”, interpretado por Monna Bell.

Con estas hermosas canciones evocamos un ayer pletórico de ingenuidad propio de una generación joven, sana, sin drogas, sin delincuencia y todas esas lacras que afectan a la humanidad en estos días aciagos. Aunque siempre habrá gente buena y con dignidad, a pesar de la merma en los valores esenciales y éticos.

El autor es médico y escritor.
Siga leyendo...