miércoles, 30 de octubre de 2013

LA CIGUA PALMERA (DULUS DOMINICUS): EL AVE NACIONAL DE LA REPÚBLICA DOMINICANA

LA ÚNICA CIGUA PALMERA
SANTO DOMINGO. Fue declarada ave nacional de la República Dominicana el 14 de enero de 1987, no por sus características físicas, sino por su singularidad taxonómica.

La Cigua Palmera pertenece a una familia mono específica (Dulidae), que son aquellas representadas por una sola especie. Es tan rara que fue necesario crear una familia y un género (Dulus) para ella sola.

No hay más de 10 familias monoespecíficas en el mundo, y la de nuestra ave nacional es la única endémica de las Antillas.

Ciguas palmeras (Dulus dominicus). Foto: Marvin del Cid.
La Cigua Palmera (Dulus dominicus) es endémica de La Hispaniola. De color marrón en la parte superior y blanco cremoso en la parte inferior con rayas verticales marrones. Su pico es amarillo y posee ojos de un color rojizo. Mide 20 cm. de longitud con un peso aproximado de 42 gramos.

Es un ave un tanto ruidosa y vive en grupos en gran parte de la isla.

ESTADO DE CONSERVACIÓN: (Preocupación Menor)

CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA:
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Dulidae P.L. Sclater, 1862
Género: Dulus Vieillot, 1816
Especie: Dulus dominicus


HÁBITAT
Visite Biodiversidad de la República Dominicana entrando aquí.

1 comentario:

  1. Nuestra Ornitología vernácula se viste de gala al poder contar con su orgulloso haber con esta espectacular especie de ave la Cigua Palmera (Dulus domesticus), endémica, de familia monoespecífica de La Hispaniola, la que dignamente fue escogida en 1987, siendo designada Ave Nacional por su singulares características únicas de clasificación taxonómica.
    Su bullicioso cántico y especial revoloteo entre palmeras, me trae gratos recuerdos desde mi niñez; a su vez me entristece que por ignorancia, hiciéramos impiadosas e inocentes cacerías en menoscabo de su libre feliz existencia. Gracias a la atinada y oportuna decisión adoptada en pro de su protección y preservación, podemos solazarnos con su característico febril comportamiento natural que la distingue de otras aves. !! Los invito a participar en el redoble de los esfuerzos que se están desplegando a favor de su bien ponderada protección y conservación, para contribuir de manera significativa en la prolongación de su necesaria sobrevivencia y reproducción sostenida !!


    Cuqui Rodríguez Martínez, nelsonrguez@hotmail.com

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador