sábado, 27 de julio de 2013

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE - CONSEJO DEL DÍA

la alma mater, no el alma mater

La alma mater —en femenino, sin tilde y en cursiva—, no el alma mater, es la forma adecuada de escribir esta locución latina.

La norma de cambiar la por el ante palabras femeninas que comienzan con a tónica solo afecta a sustantivos (el alma contenta, el aula espaciosa), pero en esta locución latina alma es un adjetivo que significa ‘que alimenta’, tal como indican los diccionarios de latín.

Sin embargo, en los medios de comunicación es frecuente encontrar oraciones en las que la locución se emplea con el artículo masculino: «Héctor Voglino fue durante muchos años el alma máter de ese cine» o «Con la perspectiva que dan tres décadas en la industria, Custo Dalmau, el alma máter de la firma Custo Barcelona, tiene muy claro que…».

En estos ejemplos, lo apropiado habría sido utilizar el artículo la en redonda y la locución latina alma mater sin tilde y en cursiva, de acuerdo con las normas al respecto de la Ortografía de la lengua española: «… la alma mater de ese cine» y «… la alma mater de la firma Custo Barcelona…».

Cabe además señalar que, aunque el Diccionario panhispánico de dudas circunscribe el significado de esta locución a su sentido etimológico de ‘madre nutricia’ —metáfora de la universidad— y desaconseja explícitamente emplear alma mater para referirse a la ‘persona que da vida o impulso a algo’, acepción más habitual en periodismo, este sentido sí se recoge en los principales diccionarios de uso.

No obstante, con este significado se recomienda sustituir la alma mater simplemente por el sustantivo alma (y entonces sí irá precedido del artículo el): «Héctor Voglino fue durante muchos años el alma de ese cine» y «Con la perspectiva que dan tres décadas en la industria, Custo Dalmau, el alma de la firma Custo Barcelona, tiene muy claro que…».

TOMADO DE FUNDÉU (o FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE)

1 comentario:

  1. ¿Por qué estas "vainas" en MEEC? Porque desenmascaran vicios en el lenguaje que han adquirido categoría de fe y hay que exponerlos para que no venga un desinformado a querer "corregir" a quien usa las normas correctamente.

    ¡Qué lo lea quien quiera; nadie está obligado a leer nada de lo que se publica aquí!

    Y sí, seguimos las normas de las Academias, porque si no entraríamos en un caos lingüístico del que no queremos ser parte.

    ¿Aclarado, Sr. Fantasma?

    Espero que sí.

    El administrador

    ResponderEliminar

Haga su comentario bajo la etiqueta de Anónimo, pero ponga su nombre y su dirección de email al final del mismo: NO SE PUBLICARÁN COMENTARIOS SIN NOMBRE Y SIN DIRECCIÓN DE EMAIL. Los comentarios ofensivos y que se consideren inapropiados, tampoco serán publicados.
El administrador